Investigadores de la UJA mejoran la interacción de robots manipuladores con el entorno

El grupo de Robótica, Automática y Visión por Computador (GRAV) de la Universidad de Jaén, dirigido por el profesor Juan Gómez Ortega, aplica técnicas de fusión sensorial para el control de movimientos restringidos, en robots manipuladores. El objetivo de esta línea de investigación es mejorar el comportamiento de estos robots cuando han de interaccionar con un entorno parcialmente conocido, según informa Andalucía Investiga.

La contribución principal de este equipo de científicos radica en el desarrollo de distintas estrategias de integración sensorial que, al fusionar la información de diferentes sensores (fuerza, de aceleración y de posición) permiten obtener una estimación adecuada de las fuerzas y pares de contacto ejercidas por el manipulador. El beneficio fundamental de este desarrollo está en la mejora del comportamiento del brazo robot cuando ha de realizar tareas más complejas, como son aquéllas en las que se ha de controlar la fuerza que ejerce la herramienta a un entorno no estructurado (por ejemplo, el pulido de una superficie no predefinida).

Dos son las líneas de investigación básicas en las que trabaja el grupo del profesor Gómez: el control de robots manipuladores y el control de robots móviles. En el primer caso, que corresponde a aquellos robots que más se usan en la industria, estudian la mejora del rendimiento del control de los brazos robots que realizan movimientos restringidos, y se centran principalmente en aquellas tareas que exigen la utilización de herramientas pesadas.

Por otro lado, y dentro del marco de una nueva tesis doctoral, están aplicando técnicas de control predictivo a robots móviles, con la idea de mejorar el comportamiento de éstos en entornos no estructurados.

La robótica se podría clasificar en dos grandes grupos: la industrial y la de servicios. Aunque el trabajo realizado por el GRAV tiene su aplicación inmediata en el sector industrial, también sería aplicable a la robótica de servicios, puesto que en este campo es necesario desarrollar un correcto modelado de la interacción robot-entorno. Particularmente, para el caso de los robots de servicios que requieran un contacto con el exterior, existe un amplio espectro de utilidades de las estrategias de fusión sensorial desarrolladas por el equipo de la Universidad de Jaén.

Etiquetas