Titulada de la UJA pone en marcha una novedosa empresa de psicología, para trabajar las fortalezas emocionales de los mayores

Beatriz González Segura, en la UJA
Beatriz González Segura, en la UJA
Beatriz González Segura, en la UJA

Beatriz González Segura, titulada en Psicología por la Universidad de Jaén, ha puesto en marcha una novedosa empresa de servicios en psicología, “Psibensa”, con la que trabaja las fortalezas emocionales de las personas mayores, para lograr su bienestar.

La empresa, nacida en Jaén, pone en servicio todo lo que la psicología puede ofrecer para alcanzar el equilibrio emocional y lograr mayores niveles de bienestar psicológico, “ayudando a las personas a conocerse y a relacionarse mejor, y a ser más felices consigo mismas”, afirma. Beatriz González explica que los principales problemas que afrontan la mayoría de las personas mayores es la nostalgia, el sentirse poco útil, “el cambio del entorno o el sentimiento de abandono”.

Lo novedoso de los servicios que pone en marcha su empresa en Jaén es que tiene en cuenta a los mayores, “sus fortalezas, aquello que pueden mejorar”, dice. Beatriz González comenta que algunas residencia de mayores se limitan a cubrir las necesidades básicas de los mismos (alimentación, higiene…), y otras, amplían esos servicios con talleres de memoria, de atención, “pero lo que yo aporto es trabajar las fortalezas de las personas, la educación emocional, el afrontamiento ante el estrés, las habilidades de comunicación, ya que en una residencia puede haber conflictos entre ellos, así como el autocontrol”.

Beatriz González Segura, de 25 años, finalizó sus estudios de Psicología en la Universidad de Jaén en el año 2010. La idea de esta empresa se gestó dentro de la institución universitaria. Una vez finalizados sus estudios, obtuvo una beca de Iniciación a la Investigación de la UJA, en el Departamento de Psicología. Posteriormente, consiguió una beca del programa de orientación laboral Universem “y desde aquel momento me empezó a llamar la atención eso de emprender, de montar mi propia empresa, de moverme”. Uno de los requisitos de la beca de investigación era el de presentar un pequeño proyecto al III Premio Emprendedores de la UJA, “y se me ocurrió lo que sería el germen de mi actual empresa y obtuve un accésit”.

La idea de trabajar con mayores partió de su propia experiencia personal. “Puse en marcha un taller con mis primos, para aliviar la depresión que sufría mi abuela”, y posteriormente adquirió conocimientos a través del contacto que mantuvo con mayores, en sus prácticas en la residencia Santa Teresa. “Empecé a elaborar un plan de empresa de servicios en psicología, dedicado a las personas mayores, para motivarlas y trabajar la psicología positiva con ellos, no simplemente trabajar con manualidades, sino que éstas tuvieran un trasfondo de intervención en psicología”.

De esta forma, Beatriz González fue informándome acerca de qué era el envejecimiento activo “y lo fui implementando al plan de empresa”. Creó en 2011, “y a través de Universem conocí al Imefe, y me enteré del Proyecto Minerva, que te daban formación en emprendimiento y me lo planteé más en serio”. Amplió el plan de empresa y lo presentó al Ayuntamiento de Jaén. Logró el primer puesto, a nivel provincial, de la Concesión Ayuda Económica del Proyecto Minerva, que impulsa el emprendimiento el Instituto Municipal de Empleo y Formación Empresarial del Ayuntamiento de Jaén.

Posteriormente, presentó su empresa al Premio Internacional de Jóvenes Psicólogos Emprendedores, de la Fundación del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos (Psicofundación) y la Cámara de Comercio de Madrid. Obtuvo un quinto puesto, lo que le supuso una accésit.

Los servicios que ofrece Psibensa (www.psibensa.com) están concebidos para asociaciones, residencias, centros de día, empresas, centros de formación, universidades y cualquier persona interesada en la promoción del afecto positivo y el envejecimiento activo. En este sentido, la empresa mantiene dos líneas: la formación en envejecimiento activo y educación emocional, y la intervención para la salud afectiva y el envejecimiento activo.

 

Prevención

Beatriz González apunta que desde edades tempranas, la persona debe de prevenir los problemas psicológicos que pueden afectar el envejecimiento. Por ello, apostó por el envejecimiento activo. “Hay que educar a las personas para estar sanas mentalmente desde que son más jóvenes. Hay que prevenir”, subraya. Ese envejecimiento activo ocupa cuatro áreas: la actividad física, el funcionamiento y participación social, funcionamiento emocional, que comparta emociones y el funcionamiento cognitivo, pensamientos positivos.” En la actualidad, esta joven psicóloga trabaja sola en la empresa, aunque su idea es ampliarla, “contratar a más compañeros psicólogos y tener un equipo de trabajo”.

 

Autor: Gabinete de Comunicación de la Universidad de Jaén (C.Q.R.)