Un estudio de la demanda turística de Cástulo permite caracterizar al visitante y valorar la puesta en valor turístico del Conjunto Arqueológico

Una de las zonas de excavaciones en el yacimiento de Cástulo.

Miembros del Laboratorio de Análisis e Innovación Turística (LAInnTUR) de la Universidad de Jaén han presentado los resultados de un estudio del perfil del visitante y una valoración respecto a la puesta en valor turístico del conjunto arqueológico de Cástulo (Linares, Jaén). Dicho estudio se basa en un análisis de demanda a través de encuestas al visitante, lo que permite obtener información interesante sobre el perfil del turista, analizar la situación actual, cómo influyen los trabajos de arqueología en el turismo, el tipo de público que recibe y cómo ha variado en estos años, así como establecer la base para la evolución de su puesta en valor turístico en el futuro.

Como punto de partida, y para analizar someramente la situación y evolución de Cástulo como recurso turístico, resulta obligado destacar que, a partir de hallazgos tan importantes como, por ejemplo, el Mosaico de los Amores en 2012, se incrementó sustancialmente el interés de los potenciales visitantes, teniendo incluso repercusión internacional (sirva de ejemplo el nombramiento como uno de los descubrimientos más importantes del año por la revista National Geographic). A partir de ese momento, las cifras de público tuvieron una subida en líneas generales.

No obstante, a partir de mayo de 2015, aunque se mantienen unas cifras superiores a las de los inicios, se estacionan e incluso en los últimos años, empieza a descender. De hecho, el Conjunto Arqueológico registró 33.150 visitas en 2018, lo que supone un descenso del 18,4% con respecto al año anterior, cuando se registraron 40.629 visitas.

Las encuestas realizadas por este equipo de investigación dibujan un perfil de visitante nacional (97,6%), de entre 40 a 59 años (47,2%), que prefiere viajar viaje en pequeños grupos familiares y/o de amigos (67%). En su mayoría, con estudios superiores (49,5%) y en situación laboral activa (48,6%).

Además, un dato importante a considerar es que el 92% de quienes pasan por Cástulo declaran que visitarán o han visitado otros puntos de la provincia en este mismo viaje, por lo que el yacimiento no es la motivación única y principal del viaje.  En este sentido, se confirma que Linares es el punto más visitado entre los encuestados, con un 86,8% (el Museo Monográfico de Cástulo se sitúa en Linares), seguido por Úbeda y Baeza, ciudades Patrimonio de la Humanidad, que forman un hito turístico esencial en la provincia. Por otro lado, respecto a la participación de Cástulo en rutas diseñadas, como “El Viaje al tiempo de los Iberos” o “Ruta de Castillos y Batallas”, solo el 7,5% de los encuestados afirma visitar Cástulo como parte de estas experiencias turísticas, por lo que la incidencia del público en período estival en estas rutas es baja.

Cabe destacar que el 44,8% no pernoctará fuera de su residencia habitual, por lo que casi la mitad de los visitantes consideran a Cástulo un destino de “ida y vuelta” en el mismo día. Respecto al 55,2% restante, sus destinos para pecnotar son, por frecuencia, Linares, Cazorla, Jaén, Baeza y Úbeda. En lo referente a los tipos de alojamiento, existe una clara mayoría que pernocta en alojamientos hoteleros (55,4%), seguido de los que prefieren hospedarse en “casa o apartamento de amigos o familiares”, con un 32,8% del total.

Según declaran los investigadores del estudio (Sonia Castillo Contreras, Yaiza López Sánchez y Juan Ignacio Pulido Fernández), “estos datos refuerzan la idea de que en la provincia de Jaén debemos trabajar a nivel de destino, y no competir entre diferentes localidades o “micro-destinos” de manera aislada, sino cooperativa, y trabajar conjuntamente con nuestros aliados turísticos de mayor potencial, por una imagen global de destino que, innegablemente, supondrá incrementar el impacto turístico a nivel provincial”. Además, añaden que “se debe trabajar en generar al turista una experiencia lo suficientemente potente como para incrementar el número de pernoctaciones y, así, aumentar el gasto medio del turista y el impacto económico en el entorno”.

Desde LAInnTUR exponen que “estos datos permiten abrir el debate sobre la necesaria incorporación de una adecuada gestión turística del yacimiento, en su opinión necesario si el objetivo es posicionar y mantener en el mercado este destino como un producto turístico real y tangible, así como medir su impacto económico con herramientas que permitan conocer la realidad, el potencial y la estrategia a largo plazo”. En este sentido, consideran que se debe trabajar por gozar de una gestión y profesionalización turística que permitan, tanto avanzar en sus excavaciones como acercar su legado a un número importante de turistas, logrando que dichas visitas se traduzcan en un impacto económico real en su entorno y hacer de Cástulo un auténtico reclamo turístico-cultural. 

Como señala el director de LAInnTUR, Juan Ignacio Pulido Fernández, “por supuesto, existe una imperante y primordial responsabilidad en la conservación de sus hallazgos, pero si se pretende una auténtica puesta en valor turístico, si se pretende una repercusión social y económica tangible y medible, resulta urgente la intervención de una acertada gestión turística del yacimiento”.

Con este análisis se refuerza la idea de que el Conjunto Arqueológico de Cástulo es, en definitiva, un recurso cultural en vías de convertirse en un producto turístico con mucha autenticidad, pudiéndose traducir en un referente turístico cualificado dentro de la provincia y, también, en un revulsivo económico que podría ayudar a dinamizar otros recursos patrimoniales de la provincia. “Cástulo tiene un potencial indiscutible, como han demostrado los resultados de las investigaciones acometidas en los últimos años y el creciente interés del público, pero hay que saber cómo gestionar ese potencial y convertirlo en una realidad turística sostenible”, concluyen desde LAInnTUR.

Author

Fuente: Laboratorio LAInnTUR.