La Editorial UJA presenta los primeros volúmenes de la serie de la Cátedra Andrés de Vandelvira, dedicados a la Catedral de Jaén

Felipe Serrano, Francisco Juan Martínez y Pedro Galero, durante la presentación.

La Editorial de la Universidad de Jaén (UJA) presentó ayer los dos primeros volúmenes de la serie de la Cátedra Andrés de Vandelvira de la UJA, dedicados a la Catedral de Jaén, en un acto que tuvo lugar en la Sacristía Mayor de la Catedral de Jaén.

Las obras que inauguran la serie dedicada a la Cátedra “Andrés de Vandelvira”, dentro de la Colección de Artes y Humanidades de la Editorial de la Universidad de Jaén, son: ‘La Catedral de Jaén, a examen. Vol. I. Historia, construcción e imagen’ y ‘La Catedral de Jaén, a examen. Vol. II. Los bienes inmuebles en el contexto internacional. Ambos volúmenes están coordinados por el catedrático de Historia del Arte de la UJA y director de la Cátedra Andrés de Vandelvira, Pedro Galera Andreu, y por el profesor de Historia del Arte de la UJA y Vicerrector de Proyección de la Cultura y Deporte de la UJA, Felipe Serrano Estrella.

Ambos autores estuvieron presentes durante la presentación de los libros, que también contó con la presencia del vicario general de la Diócesis de Jaén y Deán de la Catedral, Francisco Juan Martínez Rojas.

En el acto se presentaron los resultados de los dos congresos internacionales que se llevaron a cabo en 2017 con el título ‘La catedral a examen’, en los que se estudió en profundidad La Catedral desde el punto de vista de la arquitectura y de los bienes muebles que custodia.

Felipe Serrano afirmó que, con estos dos volúmenes, la Universidad de Jaén “vuelve a demostrar su incuestionable apuesta por apoyar a la iglesia mayor jiennense en su camino a ser reconocida como Bien Patrimonio de la Humanidad y lo hace con lo que la Universidad puede, modestamente, ofrecer: conocimiento, ciencia para ayudar a engrandecer aún más a nuestra catedral. Un compromiso que es no solo de la institución, sino que de manera particular lo es del propio Rector”.

Concretamente, Serrano hizo referencia a informe adverso de ICOMOS, sobre la propuesta de ampliación de “Los conjuntos monumentales renacentistas de Úbeda y Baeza y la Catedral de Jaén”, “que frenaron en seco las expectativas que se tenían puestas en un proyecto que había ilusionado a la ciudadanía”, dijo.

Serrano Estrella explicó que este documento ofrecía una doble perspectiva, en la que evidenciaba, por un lado, aspectos técnicos y de infraestructura incidiendo en algunas carencias “como la necesidad de dotar a la Catedral de un eficaz sistema anti incendios, sobre todo aplicado a las cubiertas, cuestión que sin duda no es baladí; la falta de estanqueidad ante la humedad, de modo particular en las cubiertas, vidrieras y lonja norte, y también reconocía la necesidad de culminar la renovación de la instalación eléctrica y un sistema que controlara la actividad sísmica”. Al tiempo, el informe ponía en evidencia la necesidad de una mayor inversión en la conservación de la Catedral “en el marco de un plan director eficaz y bien estructurado (se reducía a 24.000,00 euros anuales)”, señaló.

Por otro lado, dicho documento cuestionaba aspectos de tipo científico, “que desde tiempo atrás estaban totalmente aquilatados, lo que generó notable sorpresa en el mundo académico”. Estas consideraciones afectaban a los valores del bien en sí. “Concretamente a su universalidad, aspecto clave del proyecto, pues para ICOMOS, la Catedral de Jaén no era un referente en la difusión del Renacimiento en España y América, y el informe subrayaba el desfase cronológico entre la producción de Vandelvira y las obras de las catedrales americanas, así como la falta de constancia documental de la difusión de una tratadística que dotara de solidez a esta hipótesis”, añadió.

Ante estas conclusiones basadas, los dos volúmenes que ayer se presentaron ofrecen “una sólida respuesta a las mismas, tal y como ahora desarrollará el profesor Galera Andreu, y se cimentan en ese cuestionado valor de universalidad presente, tanto en la arquitectura de Vandelvira, que evidencia una estrecha relación con el Renacimiento europeo y su proyección en América; como también en los bienes muebles, puesto que la Catedral recoge un magnífico muestrario de los mejores talleres artísticos de la Europa moderna y de otros focos de producción como el americano y el filipino”, dijo.

Por último, subrayó que estos dos libros constituyen una parte destacada de la aportación científica que hace la Universidad de Jaén en esta empresa, en el marco del deber que tenemos contraído con la sociedad jiennense. “El mejor y más profundo conocimiento de la Catedral de Jaén redundará, sin duda, en un mejor control, gestión y difusión del bien”, por lo que reiteró el compromiso del Rector Juan Gomez a seguir trabajando en este proyecto “y ofreciendo nuestra más leal colaboración a las instituciones y administraciones implicadas en la elaboración y presentación del expediente que lleve a nuestra catedral al reconocimiento como bien del Patrimonio Mundial”.

Autor

Gabinete de Comunicación y Proyección Institucional de la UJA (C.Q.R.)/ Vicerrectorado de Proyección de la Cultura y Deporte

Etiquetas