La catedrática Hikmate Abriouel reclama una sociedad que evolucione de forma progresiva “y nunca regresiva” por la igualdad, la diversidad y la visibilidad de las mujeres

El catedrática de Microbiología de la UJA, Hikmate Abriouel

La catedrática de la Microbiología de la Universidad de Jaén (UJA), Hikmate Abriouel Hayani, reivindicó hoy el papel de la mujer en la Ciencia y en la sociedad, y reclamó que ésta evolucione de manera “progresiva y nunca regresiva”, por la igualdad, la diversidad y la visibilidad de las mujeres.

Hikmate Abriouel ofreció la conferencia ‘Mi visión y mi experiencia como investigadora en el campo de la Salud’, que centró los actos de celebración de la festividad de San Juan de Dios, patrón de la Facultad de Ciencias de la Salud

El Rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega, presidió el acto, acompañado por la Decana de la Facultad de Ciencias de la Salud, María José Calero García; el Vicedecano de Enfermería, Francisco Pedro García Fernández, y el Vicedecano de Fisioterapia, David Cruz Díaz.

El Rector de la UJA subrayó la importancia de los centros universitarios, como responsables de las titulaciones que se imparten en la Universidad de Jaén, “y siempre he creído en el papel que desempeñan los centros, además, por el que tienen de generador de conciencia de grupo, como parte de la experiencia vital de los que pasamos por la Universidad”.

Hikmate Abriouel comenzó reivindicando el papel de la mujer en la Ciencia, “como mujer que soy y como investigadora de esta Universidad, y en la sociedad, en general”. Para la catedrática de la UJA, las mujeres han dejado muchas huellas a lo largo de la historia, “pero la desigualdad arraigada en la sociedad, las ha dejado invisibles”. En este sentido, consideró imprescindible  que dicha sociedad evolucione “de forma progresiva y nunca regresiva. Sólo hay que mirar atrás cuando queramos ver los errores”. Por ello, tanto la mujer como el hombre “tienen que trabajar conjuntamente para contribuir al desarrollo de esta gran comunidad, aportando diversidad de opiniones, de actuaciones y de riquezas. Así, ahora hay que proclamar igualdad, diversidad y visibilidad en estos tiempos tan contaminados con ideas políticas extremas”, apostilló.

Hikmate Abriouel aseguró que, aparte de compartir la situación actual que viven todas las mujeres, ella vivió en una sociedad, la marroquí, “mucho más conservadora que ésta”. Su pasión por la Ciencia se le despertó de pequeña, llegando a ser posteriormente la primera de su promoción. Gracias a un convenio entre la Universidad Abdelmalek Essaâdi de Tetuán (Marreuecos) y la Universidad de Granada se doctoró en Microbiología. En este sentido, destacó la importancia de estos convenios para mujeres, “con un índice de desarrollo humano bajo. Estas mujeres discriminadas en su sociedad, no pueden avanzar, no pueden continuar con su formación, debido, entre otros obstáculos, a la brecha de género. La única vía de escape es a través de estos convenios, que les permite el acceso a la educación, a la formación continua y la mejora de los servicios de su país; mejora que se repercute a nivel global”. En este sentido, hizo un llamamiento a la acción, que engloba iniciativas y proyectos de cooperación, en los cuales destaca la mujer como única beneficiaria “y así lo hace la Facultad de Ciencias de la Salud de la UJA”.

En el transcurso del acto se hizo entrega de los distintos honores y distinciones. El acto tuvo lugar  en el Salón de Grados del Edificio Zabaleta (D1) del Campus Las Lagunillas.

Autor

Vicerrectorado de Comunicación y Proyección Institucional de la UJA (C.Q.R.)