Arranca el proyecto ‘SOIL O-LIVE’ para evaluar la biodiversidad y funcionalidad de los olivares europeos y su relación con la producción y calidad del aceite de oliva

Apertura de la reunión de lanzamiento del proyecto 'SOIL O-OLIVE'.

La Universidad de Jaén acoge desde este miércoles hasta mañana jueves la reunión de lanzamiento del proyecto SOIL O-LIVE ((The soil biodiversity and functionality of mediterranean olive groves: a holistic analysis of the influence of land management on olive oil quality and safety), cuyo objetivo será el estudio del efecto del manejo agrícola en el estado de salud general de los suelos de los olivares mediterráneos, así como su impacto sobre la producción y calidad de los aceites de oliva producidos en la región mediterránea.   

El proyecto, coordinado con la Universidad de Jaén, cuenta con un consorcio formado por 17 socios y tiene una financiación de casi 7 millones de euros en el marco de la Misión Soil Heath and Food del programa de I+D+i Horizonte Europa (programa marco de investigación e innovación de la Unión Europea para el período 2021-2027).

El acto inaugural ha sido inaugurado por el Rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega, que ha estado acompañado por el director del Instituto Universitario de Investigación en Olivar y Aceites de Oliva de la UJA (INUO), Juan Bautista Barroso, y el coordinador del proyecto, el profesor del Área de Ecología de la UJA, Antonio José Manzaneda. En su intervención, Juan Gómez ha declarado que “para la Universidad de Jaén es un privilegio poder coordinar este proyecto y una muestra de la magnífica labor de investigación que hacemos, en particular en el ámbito del olivar y de los aceites de oliva”.

Por su parte, el coordinador del proyecto ha declarado que, tras más de cincuenta años de aplicación de agricultura intensiva, la situación ambiental de muchos olivares en la región mediterránea es bastante dramática en términos de degradación de la tierra, empobrecimiento de la biodiversidad y pérdida general de funcionalidad, lo que puede haber impactado ya en la calidad y seguridad del aceite de oliva. En este sentido, este proyecto realizará el primer diagnóstico riguroso de la situación ambiental de los suelos de olivares a gran escala, considerando las áreas más importantes de producción olivarera en la región mediterránea y sus relaciones con el olivar y calidad del aceite de oliva. “Una vez que tengamos esa radiografía, propondremos prácticas de restauración para asegurar la salud del suelo y obtener unos aceites de oliva producidos de manera sostenible. Porque el olivar, o será sostenible o no será”, ha declarado Antonio José Manzaneda.

Así, SOIL O-LIVE tiene como objetivos: analizar el impacto de la contaminación y la degradación de la tierra en los suelos de olivar en términos de multi-biodiversidad, función ecológica en diferentes niveles de organización y escalas; investigar la relación del estado de la salud del suelo con la calidad y seguridad del aceite de oliva; implementar enmiendas efectivas del suelo y prácticas de restauración ecológica que promuevan mejoras manifiestas en la biodiversidad y la funcionalidad del suelo en olivares mediterráneos permanentes en su área de distribución nativa, que deberían traducirse en mejoras en la calidad y seguridad del aceite de oliva; definir umbrales ecológicos rigurosos que permitan implementar futuras normas y reglamentos claros para diseñar una certificación novedosa para suelos saludables en los olivares europeos.

El consorcio del proyecto está formado por quince instituciones académicas y dos empresas del sector del olivar. A nivel nacional, el proyecto cuenta además de la UJA, que actúa como coordinadora, con la participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a través de tres centros de investigación (Estación Experimental del Zaidín, Instituto de Agricultura Sostenible y Estación Experimental Aula Dei) y la Universidad de Castilla La Mancha. A nivel internacional, participan instituciones prestigiosas como la Universidad de Roma Tre (Italia), la Universidad Libre de Berlín (Alemania), la Universidad de Tras-Os-Montes e Alto Douro (Portugal), la Universidad del Egeo (Grecia),  la Universidad Helénica del Mediterráneo (Grecia), ELGO-DIMITRA (Grecia), la Universidad de Silesia en Katowice (Polonia), la Universidad de Palermo (Italia), el Consejo Nacional de Investigación de Italia- Bari (CNR), la Escuela Nacional de Agricultura de Meknes (Marruecos) y como socio asociado la Universidad de Berna (Suiza). Como empresas del sector participan Nutesca S.L. y la empresa multinacional DEOLEO GLOBAL S.A., una de las principales empresas comercializadoras del sector del aceite de oliva del mundo. Además, participa como socio la Agencia Española de Normalización. Finalmente, SOIL O-LIVE cuenta con el respaldo del Consejo Oleícola Internacional y el soporte del European Soil Data Centre (ESDAC) del Joint Research Centre de la Comisión Europea.

Autor

Gabinete de Comunicación de la UJA (F.R.R.).