Entregado el VI Premio Internacional Castillo de Canena de Investigación Oleícola ‘Luis Vañó’

Un estudio sobre la evolución del genoma del olivo, dirigido por el catedrático de la UJA Francisco Luque, obtiene este galardón
Investigadores premiados, junto al presidente de Castillo de Canena, el Rector de la UJA y el representante de UC Davis.

Investigadores de la Universidad de Jaén y de la Universidad de Milán han recibido el VI Premio Internacional Castillo de Canena de Investigación Oleícola ‘Luis Vañó’, por un estudio sobre la evolución del genoma del olivo. Este galardón, que convoca la prestigiosa empresa oleícola jiennense con el apoyo de la Universidad de Jaén y la Universidad de California en Davis (UC Davis) de Estados Unidos, se ha entregado en un acto celebrado en el Castillo de Canena.

El Rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega, agradeció a Castillo de Canena su apuesta por estos premios “con los que se reconoce el esfuerzo de los investigadores a nivel internacional” y recalcó el compromiso y apoyo de la UJA por los mismos. Además del Rector, el acto contó con la asistencia, entre otros, del presidente de la compañía Castillo de Canena, Luis Vañó, encargado de entregar el premio junto con Fernando Miranda, secretario general de Agricultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, así como con el secretario general de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la Junta de Andalucía, Vicente Pérez, y representantes de la UC Davis.

El trabajo premiado lleva por título ‘La activación de transposones es un factor principal en la evolución del genoma de los olivos cultivados (Olea europaea L.)’ (‘Transposon Activation is a Major Driver in the Genome Evolution of Cultivated Olive Trees (Olea europaea L.)’ y tiene como responsables a Francisco Luque Vázquez, catedrático de Genética de la Universidad de Jaén y director del estudio; Jaime Jiménez Ruiz, postdoctoral de la Universidad de Jaén; Jorge Antolín Ramírez Tejero, investigador en Genética, y Aureliano Bombarely, profesor asociado del Departamento de Biociencia de la Universidad de Milán (Italia). En concreto, el estudio versa sobre la activación de transposones (secuencias de ADN que puede moverse de manera autosuficiente a diferentes partes del genoma de una célula) como factor principal en la evolución del genoma del olivo. “Este trabajo ha consistido fundamentalmente en la secuenciación del genoma del olivo, concretamente de la variedad picual, además de 40 cultivares más y diez genotipos silvestres. Todo esto nos ha dado una idea, no solo del conjunto de genes que componen el cultivo del olivar, sino también de la variabilidad genética, lo que nos da pistas sobre la domesticación u origen de los olivos que se cultivan en Andalucía”, indicaba Francisco Luque, director del estudio.

En este sentido, en este trabajo se pone de relieve que se ha encontrado una gran variabilidad genética en el olivo cultivado, como consecuencia de una importante activación de los TEs (elementos transponibles) durante el proceso de domesticación (propagación de los genotipos mejor cultivados). Adicionalmente, se han analizados muestras de ADN antiguo obtenidas de huesos de aceituna carbonizados, procedentes de cuatro excavaciones arqueológicas que se remontan a la época del Imperio Romano. El estudio de este ADN ha revelado que en ese período, los cultivares de olivo presentes en Andalucía probablemente procedían de la ruta norte del Mediterráneo, traídos por los romanos, debido a su parecido genético con los olivos de la zona de Italia y Grecia, y especialmente del levante español. Sin embargo, en la actualidad en Andalucía, la mayoría de cultivares están emparentados con olivos de la zona de Siria y, probablemente, proceden de la ruta sur del Mediterráneo y fueron traídos por los Árabes.

Sobre el premio

En esta VI edición, el Jurado del el VI Premio Internacional Castillo de Canena de Investigación Oleícola ‘Luis Vañó’ valoró un total de 7 trabajos presentados. Dicho Jurado estuvo presidido por el Rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega, y constituido por dos comisiones independientes: una de ellas, conformada desde la Universidad de Jaén, y la otra, desde la Universidad de California en Davis. Cada comisión evaluó los trabajos de forma autónoma, de acuerdo a unos criterios de calidad previamente establecidos: originalidad del trabajo, apropiadas técnicas experimentales, cobertura adecuada/correcta citación de fuentes, análisis de resultados e importancia de los resultados obtenidos, asignándose a cada trabajo por parte de cada comisión una valoración numérica de 0 a 100 puntos. Con posterioridad, se realizó la media aritmética de ambas valoraciones.

El Premio Internacional Castillo de Canena de Investigación Oleícola ‘Luis Vañó’ tiene como objetivo fomentar y estimular el conocimiento científico y tecnológico, en el ámbito de la investigación sobre olivar y aceites de oliva. Esta iniciativa, que comenzó en 2011, se enmarca dentro de las distintas actividades que lleva a cabo la empresa Castillo de Canena en el campo de la Responsabilidad Social Corporativa.

Autor

Gabinete de Comunicación de la UJA (F.R.R. / C.Q.R.).