‘Panel de expert@s’ recibió a Felipe Morente Mejias para hablar sobre los retos sociales en las sociedades complejas

El catedrático de Sociología de la UJA abordó la evolución de la sociedad de un tiempo a esta parte en el programa de UniRadio Jaén
El catedrático Felipe Morente, en una foto de archivo.

Julio Ángel Olivares Merino, Director del espacio ‘Campus: Panel de Expert@s’, de UniRadio Jaén, invitó la pasada semana al catedrático de Sociología de la Universidad de Jaén Felipe Morente Mejias, miembro del Departamento de Organización de Empresas, Marketing y Sociología y, a su vez, responsable del grupo de investigación ‘Retos Sociales en las Sociedades Complejas’. El grupo en cuestión se consolidó en 1997, estando formado, en un principio, por doctores ajenos a la Universidad de Jaén. Actualmente son ocho los miembros que trabajan en su seno en líneas de investigación muy diversas e interdisciplinares.

Morente Mejias mencionó numerosas reuniones científicas en las que ha participado el grupo que dirige, entre otras, seminarios de investigación interdisciplinares, seminarios públicos sobre temas de sociología, sobre minorías étnicas e inmigración y jornadas de investigación sobre hogares unipersonales. En este sentido, el investigador apuntó que “aunque la ciencia es única, las perspectivas son múltiples” en ánimo de destacar el debate que caracteriza estos simposios. También se refirió a la organización del X Congreso Andaluz de Sociología.

Respecto a las publicaciones desarrolladas por el grupo, Felipe Morente comentó que ascienden a un número estimado de 180 artículos científicos, de los cuales un tercio se consideran publicaciones de impacto. Hizo especial hincapié en los artículos que versan sobre problemas intergeneracionales e infancia, desde un prisma de precariedad o falta de asistencia hacia el menor que se desarrolla en un entorno difícil.

Morente definió la sociedad compleja como “aquel conjunto de personas situadas en un territorio, que conviven y comparten unos elementos básicos y el proyecto en común de persistir”. Después habló de las características predispuestas que constituyen el núcleo convivencial llamado sociedad, de los modos de pensar, actuar, además de valores compartidos, todo lo cual origina una cultura local. De este modo, diferenció dos evoluciones diferentes dentro de la sociedad: una sociedad que continúa una cultura tradicional o “mecánica” y una sociedad cambiante o plural, debido a elementos excitantes exógenos que sugieren un cambio.

A continuación, el entrevistado apuntó de nuevo la situación de los menores infractores, para mostrar cómo las estructuras sociales condicionan la acción. Asimismo, habló de los diferentes puntos de vista al respecto: algunos hablan de la individualidad, voluntad o capacidad individual de decidir el destino de las personas, mientras que otros hablan de esas fuerzas sociales que condicionan, sobremanera, las posibilidades de desarrollo y de poder ser uno mismo. A modo de ejemplo, citó a las personas sin techo y la necesidad de enseñar a desarrollar sus capacidades.

Además, el profesor Morente Mejías habló a los micrófonos de UniRadio Jaén sobre las diversas conclusiones de algunos de sus estudios. Resaltó la naturaleza de la inmigración como un tema actual; se refirió a la sociedad multicultural, de cómo esta se enriquece cuando se es capaz de encontrar modos que permitan que la gente pueda convivir de acuerdo a esa pluralidad de culturas.

Asimismo, el entrevistado se refirió a la ley de dependencia como “uno de los temas más graves y menos desarrollados” y expuso que la media de edad de nuestra población está siendo cada vez mayor, por lo que hay que invertir en estas poblaciones a nivel de espacios sociosanitarios (cuidados) y socioculturales (calidad de vida).  También subrayó que la sociedad solo ve el gasto y la torpeza de la gestión pública, pero no ve la importancia de esta inversión.

Para finalizar, el experto en sociología habló de los cambios sociodemográficos, en su opinión, un ejemplo de la evolución de la sociedad pues ilustran cómo una población que comparte territorio es la mecha que prende la creación de la cultura local. Así, concluyó que, estos cambios son necesarios para la subsistencia de las naciones y, a su vez, generan una enorme riqueza de tejido social, siempre y cuando se sepa invertir sabiamente en ello.

Autor

Fuente: UniRadio Jaén.

Etiquetas