Más de un centenar de estudiantes de la UJA se forma para hacer voluntariado en el Centro Penitenciario de Jaén

Participan en la decimosegunda edición del curso de formación que impulsan la Universidad de Jaén y Cáritas Diocesana
Un momento de la inauguración del curso.

Más de un centenar de estudiantes de la Universidad de Jaén ha comenzado esta semana su participación en el decimosegundo curso de formación que les permitirá colaborar desarrollando labores de voluntariado en el Centro Penitenciario de Jaén, impulsado por la UJA y por Cáritas Diocesana, que coordina María del Carmen Sánchez, profesora del Área de Antropología Social de la Universidad de Jaén, y Francisco Oya, responsable del Programa de Reclusos de Cáritas Diocesana de Jaén.

El acto inaugural del curso contó con las intervenciones del Vicerrector de Estrategia y Gestión del Cambio, Juan Manuel Rosas Santos, el director del Centro Penitenciario de Jaén, Juan Mesa García, y el director de Cáritas Diocesana de Jaén, Rafael Ramos. En su intervención, Juan Manuel Rosas explicó que la UJA tiene como una de sus principales señas distintivas el orientar su estrategia a la formación integral del alumnado, complementando la formación de grado y máster con la amplia oferta que recoge el Programa FoCo Generación UJA, que incorpora tanto el entrenamiento en competencias transversales, como idiomas o la gestión del tiempo y la gestión de equipos, como formación cultural, deportiva y en responsabilidad social, en el que se integran los programas de voluntariado”. “Os animo a sacar el máximo partido a esta experiencia”, alentó al alumnado.

Por su parte, Rafael Ramos dio las gracias al alumnado participante, explicando qué es Cáritas y cuál es su labor.  En este sentido, subrayó que se trata del “organismo de la Iglesia que asume su acción caritativa y social, por lo que no se trata de una ONG”. Ha resaltado que para Cáritas “la persona es el centro de toda su acción, sin importar procedencia, religión o modo de pensar”. Ha explicado que la labor que desempeña esta institución es muy importante en la provincia de Jaén y no siempre es conocida. “En Cáritas podéis hacer un trabajo de voluntariado muy importante”, concluyó Ramos, que ha animado al estudiantado de la UJA a sacar el máximo provecho a este curso.

Por último, el director del Centro Penitenciario de Jaén recordó que el objetivo del trabajo en las instituciones penitenciarias es “la educación y la reinserción de las personas privadas de libertad”. Señaló que son muchos los recursos destinados a ello, con una importante carga de intervención social, en los que se incluyen una larga lista de actividades y tareas. Sin embargo, según lamentó, la institución penitenciaria no puede cubrir todas las carencias de las personas internas. Ante esto, valoró el trabajo que realizan las ONG y entidades colaboradoras. “Asumen un doble papel: facilitan un contacto con el exterior y cubren áreas a las que de otro modo no podríamos llegar”, afirmó. Para ello, destacó el papel del Consejo Social Penitenciario Local, que se esfuerza por priorizar la atención de las carencias más importantes.

Primera sesión

Tras el acto inaugural, se desarrolló la primera de las sesiones, con el título ‘El papel del voluntariado en los centros penitenciarios y propuestas de intervención desde la Universidad y las instituciones sociales’, impartido por los organizadores, María del Carmen Sánchez y Francisco Oya. Esta oferta formativa, que se complementa con la posibilidad de realización de talleres en el Centro Penitenciario de Jaén, cuenta con un total de ocho sesiones, en las que se abordan aspectos como la vida cotidiana en una prisión, la reeducación y reinserción de hombres y mujeres privados de libertad, las Unidades Terapéuticas y Educativas (UTE) y la identidad de Cáritas, entre otros.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.). Fuente: Cáritas Diocesana.