El IV Congreso sobre Inclusión y Discapacidad Intelectual pretende avanzar en el conocimiento científico de los problemas que afectan a las personas con esta discapacidad desde la perspectiva internacional

Acto inaugural del congreso.
Acto inaugural del congreso.
Acto inaugural del congreso.

En torno a 500 personas asisten al IV Congreso Internacional sobre Inclusión y Discapacidad Intelectual, organizado por la propia UJA y la Asociación Provincial de Minusválidos Psíquicos (Aprompsi), que tiene como objetivo principal avanzar en el conocimiento científico de los problemas que afectan a las personas con discapacidad intelectual.

En la inauguración del congreso han participado la Vicerrectora de Proyección de la Cultura, deportes y Responsabilidad Social de la Universidad de Jaén (UJA), María Dolores Rincón González; la presidenta de APROMPSI, Ana Quílez García; la vicepresidenta primera de la Diputación de Jaén, Pilar Parra Ruiz; la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, Ana Cobo Carmona; la comisionada para Universidades, Juventud y Planes Especiales de la Fundación ONCE, Isabel Mª Martínez, y la co-directora del congreso, Eva Sotomayor Morales.

En su intervención, María Dolores Rincón agradeció la invitación de Aprompsi para participar en este congreso, “que nos permite hacer efectivo nuestro compromiso con la sociedad”. Asimismo, destacó la consolidación de esta acción, que cumple su cuarta edición, “lo que significa que demuestra la validez de los resultados de ediciones anteriores”.

Eva Sotomayor, que dirige el congreso junto a la profesora María Luisa Grande, aseguró que se pretende acercar a los asistentes la realidad que rodea a las personas con discapacidad intelectual y hacerlas visibles. Todo ello desde una perspectiva internacional, para lo que se cuenta con expertos de distintos países, “para que los participantes puedan tener una visión global”.

Isabel Mª Martínez destacó ue quedan muhcas cosas por delante para hacer efectivos los derechos reconocidos de las personas con discapacidad, entre otros el derecho al voto. “Nos quedan muchos caminos por recorrer para garantizar la igualdad”, aseveró.

Pilar Parra afirmó que este congreso va a ofrecer una visión multidisciplinar sobre lo que significa la discapacidad intelectual, “una magnífica oportunidad para intercambiar experiencias con los profesionales que se van a dar cita”. Además, aseguró que no basta con la no discriminación, sino con la puesta en marcha de medidas positivas que eliminen desigualdades.

Ana María Quílez destacó el carácter internacional del congreso, así como el hecho de ir de la mano de la Universidad de Jaén desde la primera edición en 2006. “Este congreso pide acciones tangibles, positivas y activas”, recalcó.

Ana Cobo incidió en el compromiso por la inclusión social de las personas con discapacidad. “Necesitamos hacer efectivos sus derechos, conseguir que de versas se puedan llevar a la práctica para avanzar hacia una sociedad inclusiva y más justa”, declaró.

El acto inaugural sirvió para recordar y resaltar tanto la figura como el trabajo desarrollado por el desaparecido Vicente Oya, ex presidente de Aprompsi, a cuya memoria está dedicado el congreso.

Este IV Congreso cuenta con el apoyo y patrocinio de la Diputación de Jaén y la Fundación ONCE, y está avalado por su comité científico, en el que se integran profesorado, investigadores, figuras relevantes tanto de la Universidad como de los ámbitos de diversas profesiones donde trabajan, dentro del movimiento asociativo, que busca la inclusión total de las personas con discapacidad intelectual en la sociedad.

Autor: Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

Etiquetas