La Universidad de Jaén recalca su compromiso y apuesta por el comercio justo y responsable

El 14 de mayo se conmemora el Día Mundial del Comercio Justo
Cartel de 'Universidad por el comercio justo'.

La Universidad de Jaén quiere recalcar su compromiso y apuesta por un comercio justo y responsable, como uno de sus objetivos en materia de compromiso social, comprometiéndose a incorporar de manera transversal los principios, valores y objetivos del Desarrollo Sostenible a su misión, sus políticas y sus actividades, desde el convencimiento de que es necesario promover actitudes y hábitos de consumo responsable entre la comunidad universitaria para transformar la sociedad y la economía. Por este motivo, la institución académica jiennense hace suyo el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 12 para “garantizar modelos de consumo y producción sostenibles”.

Hay que recordar que el Consejo de Gobierno de la UJA aprobó en abril de 2008 la Declaración de compromiso con el Comercio Justo y el Consumo Responsable, convirtiéndose en la primera Universidad Española por el Comercio Justo, del que forman parte en la actualidad un total de 59 Universidades, comercio donde prima las condiciones laborales, medioambientes y sociales de los productores, acercando estos directamente a los consumidores, lo que permite elegir productos con garantía de justicia y sostenibilidad. Es una alternativa de comercio ético, con criterios no sólo económicos sino también sociales y ambientales.

Asimismo, la UJA forma parte de la Red de Universidades por el Comercio Justo, con un lugar destacado en la misma, desarrollando diversas acciones tanto propias como en colaboración con universidades públicas andaluzas y entidades vinculadas a la Economía Social y Solidaria como la agroecología, el Comercio Justo, la Banca Ética, el cooperativismo, las energías renovables, mercados sociales, cultura, etc., dando a conocer alternativas de producción sostenible. En este sentido, destaca el proyecto conjunto “Fortalecimiento de alianzas de Universidades Andaluzas para lograr un mayor compromiso de la comunidad universitaria en el marco del comercio justo, el medio ambiente y la equidad de género”, que actualmente se encuentra en su segunda fase de desarrollo.

Desde el Vicerrectorado de Estrategia y Gestión del Cambio se resalta que, en coherencia con el compromiso de la Universidad de Jaén con la Agenda 2030 de la ONU, la UJA pretende formar y sensibilizar a su estudiantado, personal docente e investigador y personal de administración y servicios sobre hábitos y actitudes que favorecen un Desarrollo Sostenible e Inclusivo. Por ello, en el II Plan director de Cooperación al Desarrollo y Voluntariado de la Universidad de Jaén (2021-2023), se incluye entre sus líneas de actuación y acciones el conocimiento del comercio justo, la economía circular y el consumo responsable entre la comunidad universitaria con el fin de impulsar comportamientos de consumo responsable entre los distintos colectivos de la comunidad universitaria.

Sobre el consumo responsable

El proceso de globalización y deslocalización de la producción mundial ha provocado que las personas consumidoras estén cada vez más ajenas y alejadas de la realidad que viven las personas que participan de la fase de producción y fabricación de los bienes de consumo. Esta situación ha provocado que prevalezcan los intereses propios de unos y otros en la cadena comercial, dejando los intereses comunes en un lugar secundario. Así, el Comercio Justo viene a denunciar las situaciones de explotación, desigualdad e insostenibilidad asociados a la cadena comercial y a recuperar, en el terreno del comercio internacional, la solidaridad entre el consumo y la producción, haciendo prevalecer intereses comunes como los de respeto a los Derechos Humanos, en especial, los asociados al “trabajo decente” o la apuesta por un modelo de Desarrollo Sostenible.

En septiembre de 2015 la Asamblea de Naciones Unidas (ONU) aprobó su Agenda 2030, con la que pretendía marcar las prioridades políticas de los gobiernos de todo el mundo para transitar hacia un modelo de Desarrollo Mundial Sostenible. Erradicar la pobreza y el hambre, asegurar el acceso a una educación de calidad, garantizar trabajo digno y la equidad de género, favorecer sociedades justas, pacíficas e inclusivas, o fomentar las energías renovables, el comercio justo o la agricultura ecológica, estaban entre sus prioridades.

El consumo responsable parte de un replanteamiento de las necesidades de las personas para satisfacerlas contribuyendo a una sociedad solidaria y a un modelo de Desarrollo Sostenible e Inclusivo. Se trata de llevar un estilo de vida dentro de los límites biofísicos del planeta, que garantice el bienestar y los derechos de las personas, aunando así prácticas cotidianas y valores. El consumo responsable se traduce, por ejemplo, en llenar la de la compra con productos de comercio justo o procedentes de redes agroecológicas locales, en realizar desplazamientos caminando o en medios de transporte poco contaminantes como la bicicleta o el tren, en participar y apoyar a empresas democráticas como las cooperativas o en no malgastar recursos (energía, papel…), etc.

Autor

Fuente: Vicerrectorado de Estrategia y Gestión del Cambio de la UJA.

Etiquetas