Investigadores de la UJA desarrollan un proyecto para medir las opiniones, sentimientos y emociones del usuario respecto a un producto

L. Alfonso Ureña y María Teresa Martín, en el stand de la UJA en Tierra Adentro.

Los investigadores del Grupo Sistemas Inteligentes de Acceso a la Información (SINAI) de la Universidad de Jaén, L. Alfonso Ureña y María Teresa Martín, han dado a conocer en la XVIII Feria de Turismo, Deporte y Aventura de Andalucía TIERRA ADENTRO, el proyecto ‘LIVING-LANG: Tecnologías del lenguaje humano para entidades digitales vivas’, que entre otros aspectos trabaja en la creación de recursos para medir opiniones, sentimientos y emociones en el ámbito turístico, entre otros sectores.

Este proyecto supone la continuidad de uno anterior, denominado REDES, y supone un paso más allá porque intenta abordar, entre otras temáticas, no solo el análisis de opiniones, sino también el de sentimientos y emociones. “Las tecnologías del lenguaje humano se basan en procesar el lenguaje natural, que básicamente es intentar comprender el lenguaje humano por el que nos comunicamos, frente a lenguajes artificiales como los de programación. El principal problema es la ambigüedad, el poder utilizar determinadas figuras, con lo cual hace su tratamiento muy complicado”, afirma L. Alfonso Ureña.

“Por medio del procesamiento del lenguaje natural, somos capaces de poder predecir por texto escrito o hablado, determinados comportamientos, como opiniones, sentimientos y emociones, en relación a una marca, un establecimiento hotelero o una ciudad, es decir, conocer la sensación que se tiene a través de estos sentimientos y emociones en internet o redes sociales, logrando en tiempo real una predicción de esa sensación”, ha explicado L. Alfonso Ureña.

El investigador, Director del Centro de Estudios Avanzados en Tecnologías de la Información y la Comunicación (CEATIC) de la UJA, indica que, en el ámbito turístico, con esto se podrían beneficiar establecimientos, al disponer de un cuadro de mando que les permitiera percibir o medir esas sensaciones o sentimientos. “En el sector no están suficientemente implantadas estas tecnologías por su complejidad, pero son necesarias para disponer de información que se pueda procesar, para tomar las medias oportunidad para poder mejorar o incidir en la línea en la que se está trabajando si es la adecuada”, opina.

Author

Gabinete de Comunicación de la UJA (F.R.R.).