Entrevistas a Deportistas DAN-UJA: Juan Manuel Martínez Beltrán

El deportista de la UJA Juan Manuel Martínez Beltrán. Fotografía: Juan M. Martínez

Juan Manuel Martínez Beltrán está cursando su primer año del Grado de Fisioterapia en la Universidad de Jaén. Practica Kenpo-Kárate desde pequeño y aunque cuenta con el ansiado ‘cinturón negro’ y obtuvo un doble oro en el Campeonato de España 2018, no piensa que pueda dedicarse profesionalmente a este deporte, aunque sí luchara porque éste siga estando presente en su vida.

Él forma parte del destacado grupo de estudiantes de la UJA del Programa de Apoyo a Deportistas de Alto Nivel (DAN). Es uno de los alumnos que cuenta con un claro perfil ‘Generación UJA’, en el que se valora la formación integral.

¿Cómo surgió su afición por el deporte del Kenpo-Kárate y por qué decidió dedicarse profesionalmente a él?

Desde que era pequeño siempre me había llamado la atención la práctica de artes marciales o lo que yo, por entonces, llamaba ‘lucha’. Recuerdo que alucinaba cuando, en mitad de una película de acción, comenzaba una pelea. Así fue como a la edad de 6 años asistí por primera vez a una clase de Kenpo con algunos de mis primos. Hoy, 13 años después sigo practicando el mismo deporte y con la misma ilusión que el primer día.

Respecto a lo de dedicarme profesionalmente a él, yo no lo enfoco como una profesión o al menos de momento, ya que no se puede vivir del Kenpo únicamente ganando competiciones, como sí pasa en otros deportes. Aun así, si el día de mañana tengo la oportunidad y capacidad de enfocar el Kenpo como profesión, me dedicaría a ello.

 

En la Universidad de Jaén se acogió al Programa de Apoyo a Deportistas de Alto Nivel (DAN), ¿cuál ha sido su experiencia?

La verdad es que este programa me sorprendió para bien. Al ser mi primer año de universidad no sabía nada sobre los ámbitos que esta abarcaba, aparte de los estudios, pero ni de lejos imaginaba que se preocupasen tanto por las personas que compartimos la pasión por el deporte. Estoy muy contento y agradecido por ser parte del programa y ojalá todas las universidades tuviesen en cuenta a los deportistas, como así lo hace la Universidad de Jaén.

¿Qué tipo de apoyo le ofrece la Universidad de Jaén para continuar con su actividad deportiva y académica?

Durante la charla que nos dieron en febrero se barajó la posibilidad de instalar un tatami para las personas que practicamos artes marciales y así poder entrenar con mayor frecuencia. Además, también se ofrece una mayor flexibilidad en época de exámenes, en el caso de que nos coincida con alguna época de competición, lo que facilita mucho la organización.

¿Qué mejoraría?

Es difícil mejorar algo cuando todo son ventajas. El único aspecto que creo que se podría mejorar es la fecha para informar a los deportistas sobre el programa, ya que el curso comenzó en septiembre y la charla informativa nos la dieron en febrero. Por lo demás estoy muy satisfecho y no tengo ninguna queja.

¿Cómo ha compatibilizado los estudios con el deporte en estos años?

La situación se complica cuando intentas comprometerte al máximo con el deporte y con los estudios a la vez. En ocasiones he rebajado las horas de entrenamiento para dedicarlas a estudiar en época de exámenes, como también he faltado algún día que otro a clase para poder asistir a una competición, ya que las competiciones se organizan por toda España y es difícil desplazarse el mismo día y rendir al 100%. Afortunadamente he podido sacar ambas cosas adelante.

¿La disciplina deportiva le ha servido para los estudios? ¿Es más difícil el deporte que el estudio?

Para mí el deporte es otra vía de escape y me sirve para deshacerme del estrés o simplemente para despejar la mente, cosa que ayuda mucho a la hora de estudiar. Además, están relacionados, ya que en ambos aprendes a base de errores, con la práctica y en base al tiempo que le dediques.

Como contestación a la segunda pregunta, pienso que ningún ámbito es más fácil o difícil que el otro, todo depende de las horas que inviertas, aunque a mí, particularmente, me cuesta menos trabajo ponerme a entrenar que ponerme a estudiar.

¿Ha tenido apoyo familiar?

Siempre, desde que empecé a entrenar mi familia se ha preocupado por mí, apoyándome en las situaciones difíciles y celebrando conmigo cada triunfo. Son, sin duda, un pilar fundamental para mí y uno de los motivos por los que sigo practicando Kenpo con tanta ilusión. Han sido los que me han llevado a cada campeonato y los que de pequeño me han secado las lágrimas y limpiado la sangre. Les estoy eternamente agradecido.

¿Dónde practica su deporte?

Entreno en Linares, mi ciudad natal, especialmente en el C.D Estudio Martos, un club con gran reconocimiento a nivel nacional y del que llevo formando parte desde mis inicios. Somos una gran piña, donde nos apoyamos unos a otros y si he logrado algo ha sido en gran parte gracias a ellos y a los senséis que nos instruyen.

¿Cuáles son sus logros deportivos y cuáles son sus aspiraciones?

Llevo más de 10 años compitiendo por lo que se me hace difícil quedarme con un solo logro, pero si tuviese que destacar alguno sería mi doble oro en el campeonato de España del año 2018 y obtener el cinturón negro, que es una de las cosas que todo practicante de artes marciales espera conseguir algún día.

Respecto a mis aspiraciones, no tengo ninguna a corto plazo, simplemente seguir entrenando, aprendiendo y compitiendo como llevo haciendo siempre que es lo que me hace feliz, y si tiene que llegar algo más bienvenido sea.

En el plano académico, ¿cuáles son sus proyectos?

De momento tengo pensado continuar con la carrera de Fisioterapia, cuando la acabe, no tengo claro del todo que será lo siguiente. Tal vez empiece a estudiar INEF que también me llama mucho la atención.

¿Tiene claro hacia dónde va a dirigir su futuro profesional?

Pues la verdad es que nunca me lo he planteado, ya que pocas veces suelo pensar a largo plazo y me limito a vivir el día a día, aunque me gustaría enfocarlo al deporte, como fisioterapeuta de algún equipo deportivo o algo por el estilo. Pero como digo, no lo tengo del todo claro.

¿Queda tiempo para el ocio?

El día tiene muchas horas, la clave está en organizarse bien (aunque a veces se hace difícil) y siempre quedará tiempo para el ocio.

En el futuro, ¿seguirá compatibilizando el Kenpo-Kárate con la Fisioterapia?

Espero que pueda ser así, ya que la Fisioterapia se hace muy compatible con el deporte, en general, y sería increíble no tener que elegir entre una cosa u otra.

Author

Gabinete de Comunicación y Proyección Institucional de la UJA (C.Q.R.)