El artista Chema Cobo muestra su obra en ‘El clamor de las moscas’, que se exhibe en la Sala de Exposiciones de la Antigua Escuela de Magisterio de la UJA

Chema Cobo, durante la inauguración de la exposición. Fotografía: Fernando Mármol

La Sala de Exposiciones de la Antigua Escuela de Magisterio acogerá desde ayer y hasta el 15 de noviembre, la exposición ‘El clamor de las moscas’, del artista internacional Chema Cobo.

El acto contó con la presencia del Vicerrector de Proyección de la Cultura y Deporte de la UJA, Felipe Serrano Estrella, que elogió al autor, como “artista reconocido y admirado en nuestro país y en el extranjero, con obra expuesta en algunos de los más importantes museos y centros de arte contemporáneo”, como el MoMA, el Metropolitan de Nueva York, el Museo de Arte Moderno de Chicago, el Museo Nacional Reina Sofía o el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo entre otros.

Felipe Serrano explicó que esta exposición de la obra de Chema Cobo “es casi una retrospectiva y abarca una amplia selección de su producción, desde los inicios de su andadura profesional hasta ahora. Un variado conjunto que va desde dibujos, acuarelas y tintas hasta la última incorporación de obra escultórica”. La misma, brinda la oportunidad de hacer un recorrido por el periplo vital y a la vez estético, de un artista polifacético “que ha sabido moverse siempre saltándose límites, franqueando barreras que dieran cabida a una expresión libre en cada momento”, subrayó.

Esta exposición se enmarca dentro de un importante proyecto cultural de las Universidades Andaluzas, nacido en 2005: el proyecto Atalaya. Producida junto al Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla, que coordina el proyecto de arte contemporáneo, la Universidad de Jaén presenta la obra de origen gaditano y con vocación universal.

Durante la inauguración de la exposición, Serrano Estrella afirmó que, con este acto se pone de manifiesto la que siempre ha sido tarea esencial de esta institución universitaria. “El cultivo de la ciencia y del saber siempre tuvo como complemento la necesidad de expandir, de interaccionar con el entorno y llegar a la ciudadanía. Con una propuesta alternativa y de calidad en la gestión cultural de Jaén”, apuntó.

Chema Cobo

Chema Cobo es natural de Tarifa (Cádiz) y se enmarca en los convulsos años 70 en un movimiento de vanguardia como fue la Nueva figuración madrileña y que englobaba a un buen número de artistas de origen andaluz (Pérez Villalta, Albacete, Quejido, Gordillo). Le tocó lidiar con un momento de gran complejidad desde el punto de vista político y social, y al que supieron responder con una pintura de fuerte carga crítica e ironía al tiempo de lúdica, más allá del debate siempre presente de figuración y abstracción, “sin perder de vista el buen oficio y la miranda hacia nuestro Barroco: Velázquez. A partir de los 80 participa de movimientos internacionales como el neoexpresionismo. Interés por el concepto: frases en su obra, muchas de ellas en inglés”, apostilló.

Su arte ha ido evolucionando a la par que evitaba simplistas etiquetas. Sus recursos plásticos han sido variados para corresponderse con una opción estética muy personal, que le ha hecho ganarse un puesto entre los maestros del arte contemporáneo español. “En un camino que va de lo puramente figurativo a lo conceptual, con perfiles difuminados que llevan al espectador a cerrarlos”, señaló.

Autor

Gabinete de Comunicación y Proyección Institucional de la UJA (C.Q.R.)