La catedrática de Medicina Legal María Castellano se incorpora al claustro de doctores de la Universidad de Jaén

El Rector de la UJA destaca el perfil vital y profesional de la nueva Doctora Honoris Causa, natural de Jaén, a la que se ha referido como “una mujer adelantada a su tiempo y que ha roto muchos techos de cristal”
El Rector de la UJA impone el birrete a la nueva Doctora Honoris Causa.

La catedrática de Medicina Legal María Castellano Arroyo ha sido investida este miércoles como Doctora Honoris Causa por la Universidad de Jaén (UJA), en reconocimiento a sus aportaciones en diversas líneas de investigación, como violencia familiar y de género, Derecho Sanitario, ética y Deontología Médica, patología forense y psiquiatría forense.

El acto ha estado presidido por el Rector de la UJA, Juan Gómez Ortega, que expresó que el “orgullo y privilegio” que supone incorporar al Claustro de Doctores de la Universidad de Jaén a una persona “tan relevante en el mundo de la medicina y en general en la vida” como María Castellano. “Se trata de la tercera mujer investida Honoris Causa por la UJA, la primera nacida en Jaén. Su trayectoria profesional y académica es enormemente destacable, pero también lo es la vital y humana. De orígenes humildes, su valía personal y su enorme capacidad de trabajo han hecho que esa trayectoria académica y profesional sea más que brillante”, declaró Juan Gómez.

Sobre su perfil profesional, resaltó que se trata de “una mujer adelantada a su tiempo” y que “rompió muchos techos de cristal” al ser la primera mujer en ganar oposiciones al cuerpo nacional de médicos forenses en 1978, la primera catedrática de una Facultad de Medicina en España (con 32 años, en la Universidad de Zaragoza), pionera en el tratamiento de la violencia de género en la década de los años 80, líder en la especialidad médica de medicina del trabajo para conseguir que sea una especialidad más, o referente nacional e internacional de medicina forense, y ética y deontología médica, además de otros méritos. “Es una persona que tiene un currículum profesional y académico sobresaliente, y con una catadura moral, vital y humana como mínimo tan valiosa como su currículum. Las dos cosas en la vida son fundamentales, porque no hay una gran profesional si no hay detrás una gran persona. Y en el caso de María Castellano, es una gran persona y como consecuencia de su valía personal y de su extraordinaria capacidad de trabajo, ha conseguido ser un referente para su profesión”, afirmó.

Por su parte, en su discurso de investidura, María Castellano recordó su infancia y el “sentido de la responsabilidad” que le inculcaron sus padres, al comprobar “la abnegación y el esfuerzo” de los mismos, al considerar que los estudios era lo principal. Posteriormente, recordó su etapa universitaria y su “vocación hacia la Medicina Legal y Médico Forense”, que le permitió acercarse a persona de todo tipo y condición “y en circunstancias más diversas y adversas”. Tras repasar las numerosas etapas de su vida, María Castellano agradeció la investidura como Doctorada Honoris Causa por la UJA, y se alegró de que “la previsión sea que en el curso académico 2022-2023 se inicien los estudios de Grado de Medicina en la Universidad de Jaén”.

“Me siento profundamente agradecida a la Universidad de Jaén, a su Rector y al Claustro de esta Universidad por haber decidido que merezco ser Honoris Causa por la UJA. Siempre he querido mucho a Jaén, siempre he llevado su recuerdo y lo he expresado en palabras donde me ha tocado trabajar y me ha tocado intervenir. No sé si merezco esta distinción, pero la agradezco profundamente. No he podido trabajar aquí porque no había un Grado en el que mi especialidad se impartiera, pero siempre que he podido y se me ha llamado desde Jaén he estado en lo profesional y en lo familiar. Nací aquí y tengo el sentimiento de que Jaén siempre ha estado conmigo y yo con Jaén”, declaró.

Además, sobre la Universidad de Jaén, afirmó que Jaén debe estar “muy orgullosa” de la UJA. “Esta Universidad tiene un mérito enorme, porque floreció en una provincia de Andalucía que no estaba en los primeros puestos, ni de ayudas ni de recuerdo institucional. Todo se ha hecho con el esfuerzo del profesorado de esta Universidad y de todo el personal que ha trabajado en ella, lo que le ha hecho merecer un reconocimiento y unos resultados que me constan son de admiración en Andalucía. Yo solo aspiro a poner una gota de agua en ese océano de méritos”.

Por último, la nueva Doctora Honoris Causa de la UJA anunció la cesión a la Universidad de Jaén de una extensa biblioteca médico-quirúrgica que posee de Juan Sánchez Cózar, “pensando que es el mejor destino para este trozo de historia de un médico jiennense, que servirá de cimientos, pensando en el futuro Grado en Medicina, sobre los que después se añadirán los que traigan los nuevos tiempos y las nuevas tecnologías”.

Acto de investidura

El acto de investidura se inició con la lectura por parte de la Secretaria General de la UJA, Olimpia Molina Hermosilla, del acuerdo del Claustro Universitario de 30 de septiembre de 2020 por el que se aprobó la concesión del Doctorado Honoris Causa. A continuación, el padrino de María Castellano, el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Jaén, Miguel Delgado Rodríguez, pronunció la Laudatio, en la que afirmó que la nueva doctora de la UJA ha destacado “en todos los terrenos, como maestra, humanista y profesional”, y añadió que pertenece “a esa raza de especialista de Medicina Legal y Forense que ha hecho de todo: psiquiatría forense, toxicología, genética forense, patología, Derecho sanitario, violencia familiar, entre otras”. Asimismo, elogió su “intenta laborar durante 50 años”, en la que destacó como “una trabajadora incansable, que no dispersa sus energías. Las concentra y las focaliza en una serie de objetivos claros: la mejora de las profesiones sanitarias; el avance en la adquisición y desarrollo de herramientas un peritaje más acertado y rápido, y la humanización”.

Currículum

María Castellano Arroyo (Jaén, 1948) es catedrática de Medicina Legal en las universidades de Zaragoza, Granada y Alcalá de Henares, y académica de número de la Real Academia Nacional de Medicina de España, desde mayo de 2012, entre otras. Entre los años 1980 y 1996 fue designada Jefa de Servicio de Medicina Legal y Toxicología del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza. Además, fue Académica de Número de la Real Academia de Medicina de Zaragoza entre 1986 y 1997 y actualmente es Académica Honoraria.

Catedrática de Medicina Legal de la Universidad de Granada desde septiembre de 1996 y Académica de Número de la Real Academia de Medicina de Granada. Ha formado parte de las Comisiones de Ética y Deontología Médica de los Colegios Médicos de Zaragoza (1983-1996) y de Granada (1997-2010); secretaria de la Internacional Academy of Legal Medecine, desde 1993 hasta 1998, y ha sido la primera mujer en la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial (CGCM).

Ha sido distinguida con la Orden de San Raimundo de Peñafort del Ministerio de Justicia (1982). Cuenta con la Cruz al Mérito Policial con Distintivo Blanco del Ministerio del Interior (1990). Es Medalla de Plata de la Universidad de Granada (mayo 2014). Doctora Honoris Causa de la Universidad de Extremadura (noviembre de 2017). Es Medalla de Andalucía 2020 de las Ciencias Sociales y las Letras y Premio Sanitaria 2020, 3 de marzo de 2020.

Ha escrito más de 300 artículos en revistas nacionales y extranjeras; más de 500 comunicaciones, posters y ponencias en congresos nacionales e internacionales, y seis libros.

Autor

Gabinete de Comunicación de la UJA (C.Q.R. / F.R.R.).

Etiquetas