“Tenemos que dejar de vivir de espaldas a la naturaleza porque se nos acaba el tiempo”, advierte la investigadora de la UJA Raquel Jiménez en UniRadio Jaén

Raquel Jiménez, entrevistada por Julio A. Olivares.

El Director de UniRadio Jaén y conductor del programa ‘Campus: Panel de Expertos’ Julio Ángel Olivares Merino entrevistó a Raquel Jiménez Melero, profesora del Departamento de Biología Animal, Vegetal y Ecología de la Universidad de Jaén, dentro del marco de especiales dedicados a la Covid-19. Durante el trascurso del encuentro radiofónico, la investigadora expuso las relaciones entre el daño al medio ambiente y la transmisión de enfermedades zoonóticas y cómo la preservación de la naturaleza puede proteger ante futuras pandemias.

Raquel Jiménez se reafirmó en la opinión que viene subrayando en diferentes entrevistas, indicando que “sin ciencia, sin educación y sin medio ambiente no hay futuro”. Según la investigadora de la UJA, estas palabras están en sintonía con una cita del ecologista senegalés Baba Dioumen en las que éste afirma que “al final solo conservaremos aquello que amamos, sólo amaremos aquello que comprendamos, y sólo comprenderemos aquello que nos hayan enseñado”. Se trata, en definitiva, de comprender la importancia de la Educación y la transmisión del conocimiento basado en el método científico con el objetivo de preservar el medio ambiente.

De acuerdo con la invitada, “la relación insalubre que mantiene el ser humano con su entorno natural es la causa del incremento de la transmisión de enfermedades X”, aquellas que pueden pasar de los animales a las personas. La OMS lleva alertando acerca de esta correlación desde hace 15 años, pero los Gobiernos no atienden a dicha llamada pues un cambio en este sentido supone poner en riesgo el modelo económico del capitalismo actual. Jiménez apuesta por un plan Marshall mundial en temática medioambiental que deje a un lado los compromisos estériles.

De la misma forma, la experta en Ecología defiende un nuevo modelo económico circular basado en la justicia ambiental y en el método científico, que permita volver al consumo racional de hace 70 años pero con las tecnologías actuales, y que, además, aliente a los países más contaminantes a cambiar sus políticas, ayudados desde los países más desarrollados, porque de lo contrario “estamos creando una bomba de relojería y no sabemos cuál será la respuestas de los ecosistemas, siendo la pandemia actual una de ellas”.

La ecóloga quiso, por otra parte, destacar por qué la biodiversidad es un seguro contra la expansión de enfermedades pandémicas. En primer lugar, se refirió al control poblacional que realizan los depredadores eliminando a las posibles presas portadoras de la enfermedad; en segundo lugar, la dilución de la carga vírica entre las distintas especies huésped, que evita la concentración en especies próximas al ser humano, las transmisoras por zoonosis. Por último, destacó la diversidad genética intraespecífica que amortigua el efecto del virus, tal y como se demuestra en la expansión del coronavirus entre las poblaciones humanas y que afecta diferencialmente según su sexo y edad.

Prueba de todo ello son, a juicio de Jiménez Melero, las más de 200 enfermedades humanas que provienen de los animales, como el Zika, el Ébola u otros coronavirus tales como MERS o SARS. En todos los casos, son enfermedades que se han visto favorecidas por el cambio climático provocado por las actividades humanas, que en su conjunto, forman sinergias que fomentan la expansión de enfermedades y el debilitamiento del sistema inmunitario. Estos efectos sinérgicos conforman el denominado “cambio global”.

Para finalizar la entrevista, la investigadora recordó que se está a tiempo de actuar pero que “para ralentizar el cambio global tenemos que echar el freno de emergencia ahora mismo y dejar de vivir de espaldas a la naturaleza”. En su opinión, hay que escuchar estas verdades incómodas sobre los catastróficos efectos que trasladan las voces entendidas de ecólogos como Fernando Valladares, quienes, según denuncia la investigadora, “son considerados como científicos de segunda”. Se trata, por tanto, de buscar soluciones basadas en la naturaleza, con sentido común, ya que en esta marcha contrarreloj “cuanto más tiempo tardemos en dar una respuesta ante la crisis global y climática que vivimos, más vidas se perderán”.

Enlace al podcast

Enlace a la entrevista en Youtube

Autor

Fuente: UniRadio Jaén (M.P. R.).

Investigadores de la UJA desarrollan un diccionario infantil temático ‘online’ como herramienta para el aprendizaje del léxico en el aula

Página web del diccionario.

Investigadores del grupo Seminario de Lexicografía Hispánica de la Universidad de Jaén (UJA) han desarrollado el diccionario infantil temático ‘online’ ‘enRÉDate’ como recurso didáctico para el aprendizaje del léxico en el aula en niños de 0 a 8 años.

Esta iniciativa surgió en 2013 dentro de un proyecto de innovación docente. “Nació a partir de una asignatura práctica y fue creciendo como un proyecto de investigación que, tras varios años de trabajo, ha dado como resultado el diseño e implementación de este diccionario temático”, explica Águeda Moreno, principal responsable del grupo y coautora del proyecto junto a Narciso Contreras, Marta Torres, Jesús Camacho e Inmaculada Ruiz, también miembros del Seminario de Lexicografía Hispánica de la UJA.

‘enRÉDate’  es un diccionario ‘online’ que abarca más de 3.000 palabras y que se organiza a través de redes semánticas. “El corte de usuario del diccionario se sitúa en niños y niñas en la franja de edad entre los 0 y los 8 años, etapa en la que todavía no han desarrollado la lectoescritura”, indica Águeda Moreno. Se estructura a través de árboles temáticos y mapas conceptuales que engloban las 18 áreas temáticas contempladas en el marco educativo español para la Educación Infantil, que incluyen los alimentos, el cuerpo humano, la familia, los animales, la casa o el colegio, entre otras. “Esta estructura es la más apropiada para la aproximación del léxico en la edad infantil porque aúna la conceptualización lingüística y la clasificación lógica y general de la lengua. Nadie aprende léxico por orden alfabético”, señala la investigadora.

A la hora de crear el diccionario, el grupo de investigación detectó dos necesidades destacadas. Por un lado, la generalización dentro del profesorado de la idea del diccionario temático como un juguete y no como una herramienta educativa, y por otro, la ausencia de un recurso educativo completo y actualizado enfocado a su uso en el aula. “Los diccionarios infantiles temáticos no son algo novedoso. Son una herramienta que tradicionalmente han estado presentes en los hogares como juguete. El problema de este tipo de diccionarios es que son parciales, no recogen todo el léxico que el niño debe manejar y ese contexto ha generalizado su visión como juguete dentro del profesorado. Por otra parte, hay profesores de Infantil que recurren a herramientas similares que ellos fabrican manualmente para luego aplicarlas en sus explicaciones. En ambas situaciones, creímos conveniente cubrir ese hueco con una herramienta adaptada al ámbito digital”, argumenta Águeda Moreno.

 ‘enRÉDate’ se caracteriza por su carácter multimedia. Permite una navegación sencilla e intuitiva que combina la palabra, la imagen y el audio. “El primer paso para enseñar a leer a los niños en el aula suele ser la lectura en voz alta del profesor. De esta manera, este diccionario permite escuchar el sonido de cada palabra e incluso hemos incluido diferentes variantes del español en cada una de ellas. Esta opción posibilita su uso como herramienta en la enseñanza de español a extranjeros en niveles básicos como A1 o A2”, expone. A su vez, ‘enRÉDate’ amplia los mecanismos educativos mediante el juego interactivo con secciones como ‘¿Sabías qué?’, ‘Expresiones’, ‘Aprendo con los cuentos’ o ‘Me divierto cantando’ e incluye un glosario de palabras organizado alfabéticamente para que los niños que ya comienzan a dominar la lectoescritura se empiece a familiarizar con este modelo.  

El proyecto se encuentra actualmente en la fase de divulgación e implementación del diccionario a través de su difusión en el ámbito educativo, congresos, actividades divulgativas como La Noche Europea de los Investigadores, redes sociales y la web abierta https://enredate.es.

De momento, está teniendo un éxito notable con descargas a nivel nacional e internacional desde distintos puntos de España, Estados Unidos, México, China, Colombia, Perú, Francia Japón, Alemania o Reino Unido.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA

Etiquetas

La UJA abre del 1 al 5 de junio el periodo de matriculación en la Prueba de Acceso a la Universidad para mayores de 25 y 45 años

Sesión informativa de una anterior convocatoria de Prueba de Acceso a la Universidad para mayores de 25 y 45 años

La Universidad de Jaén (UJA) abre del 1 al 5 de junio el periodo de matriculación en la Prueba de Acceso a la Universidad para mayores de 25 y 45 años, tras la paralización de los plazos originada por la crisis sanitaria del Covid-19.

La prueba de Acceso a la Universidad para los mayores de 25 y de 45 años se celebrará entre los días 4 y 5 de septiembre. Así lo acordó la semana pasada la Comisión Coordinadora Interuniversitaria de Andalucía, encargada de la organización de estas evaluaciones para cursar estudios de grado en la comunidad autónoma. Este órgano está conformado por representantes de las consejerías de Educación y Deporte y de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad y nueve universidades públicas andaluzas.

El nuevo plazo de matriculación es del 1 al 5 de junio (https://www.juntadeandalucia.es/economiaconocimientoempresasyuniversida…) y las pruebas se realizarán para mayores de 25 años los días 4 y 5 de septiembre (https://www.juntadeandalucia.es/economiaconocimientoempresasyuniversida… En cuanto a las pruebas se realizarán para mayores de 45 años el 4 de septiembre (https://www.juntadeandalucia.es/economiaconocimientoempresasyuniversida…)

El procedimiento para matricularse, puede encontrarse en https://www.ujaen.es/estudios/acceso-y-matricula/acceso-grados/mayores-… y https://www.ujaen.es/estudios/acceso-y-matricula/acceso-grados/mayores-…

Tras las pruebas, se podrá solicitar plaza en las universidades públicas andaluzas del 11 al 15 de septiembre. El 21 de septiembre se publicará la primera adjudicación para Mayores de 25, 40 y 45 años (https://www.juntadeandalucia.es/economiaconocimientoempresasyuniversida…)

Para quienes hayan superado la prueba para mayores de 25 años, se reserva el 2 por ciento de las plazas, con un mínimo de una plaza, en todas las titulaciones. Para quienes acceden por la vía de mayores de 40 y de 45 años, se reserva un 2 por ciento de las plazas, en su conjunto, con un mínimo de una plaza y, en su caso, hasta el siguiente número par que permita atender a igual número de solicitantes de cada colectivo (https://www.juntadeandalucia.es/boja/2020/18/33)

La Vicerrectora de Estudiantes de la UJA, Encarnación Ruiz Ramos, manifestó que, por la crisis sanitaria, motivada por el Covid-19, se ha ampliado el tiempo para preparar la Prueba de Acceso a la Universidad para mayores de 25 y 45 años (tres meses desde el plazo de matrícula a la fecha de los exámenes). “Personas que, por el confinamiento, no puedan acudir al puesto de trabajo, o incluso lo hayan perdido, quizás tengan el tiempo y la oportunidad de tomar un nuevo camino en su formación”, apostilló.

Las nuevas fechas elegidas permiten no interferir en la organización de la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (PevAU) en Andalucía, durante los días 7, 8 y 9 de julio en convocatoria ordinaria.

 

Autor

Gabinete de Comunicación y Proyección Institucional de la UJA (C.Q.R.)

Etiquetas

El Rector de la UJA abre el III OLEA Internacional Networking Event que se celebra ‘on line’ con más de 200 participantes de 34 países

Momento de la intervención del Rector, en el comienzo del evento.

El Rector de la Universidad de Jaén (UJA), Juan Gómez Ortega, ha abierto a través de videoconferencia el III OLEA International Networking Event, un encuentro que se va a desarrollar en dos sesiones: la primera en formato ‘on line’ desde hoy martes hasta el 28 de mayo y la segunda de forma presencial, cuando la situación provocada por la COVID-19 lo permita.

Este encuentro, que organiza la Oficina de Proyectos Internacionales (OFIPI) del Vicerrectorado de Investigación con la colaboración del Centro de Estudios Avanzados en Olivar y Aceite de Oliva de la UJA, ofrece la exposición de proyectos internacionales financiados que son coordinados por la Universidad de Jaén o cuentan con su participación, como es el caso de ‘Olivares Vivos’, ‘Sustainolive’, ‘Oliven’ o ‘Compolive’. Además, abre un foro para el intercambio de conocimientos acogiendo la descripción de proyectos financiados en materia oleícola por parte de entidades externas a la Universidad, como el caso del proyecto ‘OLEUM’ o ‘SOLIEVA’, entre otros. Por último, este encuentro online cuenta con representación europea a través de la Asociación Europea para la Innovación para la productividad y sostenibilidad agrícolas (EIP-AGRI) y ofrecerá la oportunidad de establecer encuentros bilaterales con investigadores de la UJA dedicados al sector oleícola para el intercambio de buenas prácticas.

En su intervención, el Rector de la UJA ha indicado que este encuentro cuenta con la participación de más de 200 profesionales inscritos, más de la mitad de fuera de España, con un total de 34 países representados. Además, ha explicado que esta iniciativa se remonta a 2017 con la organización en Bruselas de un primer encuentro, denominado ‘OLEA R&I Project Info & Networking Event’, que tenía como objetivo fomentar la participación conjunta de investigadores, pymes, administraciones públicas, universidades y centros de investigación en propuestas de proyectos de I+D sobre el sector del oleícola. Dicho encuentro contó con la participación de una treintena de investigadores y representantes de España, Francia, Turquía, Italia, Grecia, Chipre y Suecia, así como de la Comisión Europea y en el mismo se analizaron con éxito las posibles sinergias del sector en las áreas de salud, química, ecología, ingeniería de procesos, robótica, economía, etc. El segundo encuentro, celebrado en 2018 en la Universidad de Jaén, llevó por nombre OLEA R&I Project Development Day’ y reunió a más de un centenar de participantes. Este tercer encuentro viene avalado por el Comité Oleícola Internacional, a través del memorando firmado entre ambas instituciones en enero de este año.

Junto al Rector de la Universidad de Jaén, intervinieron en la inauguración de este encuentro la Directora de la Oficina de Proyectos Internacionales de la UJA, Marta Romero Ariza, el Director del Centro de Estudios Avanzados en Olivar y Aceite de Oliva de la UJA, Sebastián Sánchez Villasclaras, y el director adjunto del Consejo Oleícola Internacional (COI), Jaime Lillo. La iniciativa OLEA está coordinada por la técnico de la OFIPI, Nieves Muñoz.

Se puede obtener más información en la página web del evento.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

UniRadio Jaén aborda en ‘Panel de Expertos’ una web asistencial creada por docentes de Enfermería de la UJA con recomendaciones sobre la COVID-19

Sara Moreno Cámara (arriba) y Catalina López Martínez.

Con motivo de los especiales sobre la Covid-19 que Julio Ángel Olivares Merino dirige dentro del espacio ‘Campus: Panel de Expertos’, el Director de la Radio Universitaria entrevistó el pasado lunes a parte del equipo creador, perteneciente al Equipo de Enfermería de la Universidad de Jaén, de una web asistencial que busca trasladar a la sociedad información veraz, sencilla y útil para el cuidado de pacientes y la prevención del contagio de coronavirus, además de evitar la infoxicación que sufre la ciudadanía en la actual crisis sanitaria.

Sara Moreno Cámara y Catalina López Martínez, junto a otros docentes del Departamento de Enfermería de la UJA, han creado un espacio educativo en la red (www.cuidadosenelhogarcovid19.com) para recopilar y actualizar artículos y datos rigurosos y oficiales procedentes de organismos internacionales y administraciones públicas sobre la sintomatología, los cuidados y las medidas de seguridad necesarias para frenar la expansión de la pandemia. Además, los docentes han colaborado con un equipo multidisciplinar de expertos de la comunicación y de la salud.

En los prolegómenos de la entrevista, las expertas describieron la sintomatología propia de la enfermedad, destacando los signos más comunes tales como tos, fiebre o dificultad para respirar. También existen otros síntomas menos frecuentes como mareos, erupciones cutáneas, fallo cardíaco, además de afección hepática o renal. En palabras de Sara Moreno, “a día de hoy no se saben las secuelas y el grado de daño que causa este coronavirus en estos órganos que descuadran con la sintomatología general respiratoria”.

En términos de profilaxis, las expertas hicieron un resumen de aquellas medidas de prevención más eficaces. En primer lugar, destacaron el lavado frecuente de manos ya que, en opinión de Catalina López, “éstas son un importante foco de transmisión al estar en contacto permanente con la cara o las mucosas”. Igualmente, hay que usar guantes al salir a la calle y no tocarse la cara con los mismos. Sin embargo, las dos investigadoras destacaron que lo fundamental es, indudablemente, mantener la distancia de seguridad de 2 metros, ya que el contacto con secreciones de contagiados es la principal vía de infección y las gotículas de saliva al hablar, estornudar o toser pueden ser expulsadas incluso a tal distancia. De igual modo, Cámara y Martínez subrayaron que, cuando no se pueda mantener el distanciamiento social, lo más recomendable es el uso de mascarillas quirúrgicas, tanto en la vía pública, como en espacios cerrados.

Siguiendo en la línea de la transmisión vírica, Sara Moreno explicó un estudio realizado en condiciones de laboratorio para comprobar la durabilidad del virus en superficies inertes, aclarando que el coronavirus puede permanecer activo hasta 4 días en plásticos y metales o apenas 24 horas en cartón. En este sentido, se sabe que el virus tiene un período de incubación de entre 5 y 14 días, y que un paciente puede contagiar a personas sanas incluso 2 días antes de mostrar los primeros síntomas. Este hecho, remarca la docente López, es el principal problema en salud pública ya que las personas presintomáticas y asintomáticas representan un importante porcentaje de los transmisores de la enfermedad.

Por otro lado, las invitadas detallaron los grupos de riesgo de la Covid-19. En concreto, son vulnerables las personas mayores de 60 años, pacientes con patologías previas crónicas como diabetes o enfermedades cardiovasculares, pacientes oncológicos o inmunodepresivos y embarazadas, aunque especial atención merece el colectivo de fumadores y personas con obesidad, pues estos son factores de riesgo en el desarrollo de cuadros clínicos de coronavirus más graves.

Por el momento, no existen fármacos ni vacuna frente a la enfermedad, razón por la cual las expertas inciden en la importancia de la prevención, explicando al detalle cuál es el uso correcto de las mascarillas. De la misma forma, las invitadas revelaron las medidas de seguridad necesarias para los cuidados de pacientes leves de Covid-19 en el domicilio. “El enfermo debe tener una habitación con buena ventilación con baño propio y extremando las medidas de higiene, como en el lavado de ropa a un mínimo de 60 grados”. Si además el paciente es dependiente, el contacto físico es más estrecho, por ello el cuidador, que no pertenecerá a ningún grupo de riesgo, debe llevar bata, mascarilla higiénica y guantes a la hora de entrar en la habitación y priorizar la limpieza con lejía y útiles exclusivos para las estancias del paciente. Asimismo, Catalina López recordó que “el cuidador debe guardar cuarentena domiciliaria al igual que el paciente”. Estas y otras muchas recomendaciones se encuentran disponibles en la citada web.

Enlace a la página web

Enlace al podcast del programa

Enlace a la entrevista en Youtube

Autor

Fuente: UniRadio Jaén (M.P.R.).

Identifican especies de hongos como componentes moduladores de los efectos del cambio climático en los bosques, que está produciendo una migración de los árboles hacia mayor altitud en las montañas

Acción de muestreo en los bosques de pinsapo.

Investigadores del grupo ‘Ecología Forestal y Dinámica del Paisaje’ de la Universidad de Jaén (UJA) han identificado micorrizas, una simbiosis de hongos microscópicos con las raíces de las plantas que favorece su nutrición, resistencia a la sequía y protección contra patógenos, como un componente modulador de los efectos del cambio climático en los bosques debido a su influencia en el funcionamiento de los ecosistemas terrestres.

En concreto, han analizado la biodiversidad de la comunidad de hongos micorrizas (del griego ‘mycos, hongo y ‘rhyza’, raíz) asociados a las raíces de los pinsapos, una especie de árbol relicta, endémica de Andalucía, en peligro de extinción, y presente en la Cordillera Bética. “Analizamos cómo responden los pinsapos a los cambios de las condiciones climáticas, y sus efectos en su fisiología, mortalidad y distribución de especies”, afirma José Antonio Carreira, principal responsable del grupo. “En ese contexto, decidimos observar el importante papel que ocupan las comunidades de micorrizas en el ecosistema, un aspecto que hasta el momento era bastante desconocido”, indica el investigador de la UJA.

Para ello, con la ayuda de investigadores del área de Cartografía y Geodesia de la UJA y dispositivos GPS de alta fiabilidad, han logrado estudiar cambios en la distribución de especies forestales provocados por el cambio climático actual. A su vez, a partir de la técnica de metagenómica, han descubierto casi 300 especies distintas de hongos micorrizas asociados a las raíces del pinsapo. Del total de especies localizadas, en torno a un 20% son desconocidas, ya que sus secuencias de ADN no se encuentran disponibles en las bases de datos mundiales que centralizan todas las secuencias de ADN de las especies de hongos conocidas.

Los resultados obtenidos indican que el cambio climático está produciendo una migración de los árboles hacia mayor altitud en las montañas. “Ahora se produce la germinación de nuevos árboles por encima de lo que se llama el tree-line, la línea que marca el límite más alto de la distribución de los árboles en la cima de montañas a gran altitud”, señala José Antonio Carreira. “Por encima de esa zona, las condiciones climáticas eran tan frías y extremas que los árboles no sobreviven, y sólo hay ya matorrales almohadillados y hierbas. Sin embargo, en la actualidad, las condiciones no son tan frías, de modo que semillas de los árboles que se dispersan hacia zonas de mayor altitud, germinan, y las correspondientes plántulas consiguen sobrevivir y crecer, lo que causa que el bosque está colonizando nuevas zonas a mayor altitud; ese avance altitudinal causado por el cambio climático es lo que se llama ‘front-edge’.  Por otro lado, en las zonas bajas se produce el efecto contrario, los árboles se mueren por sequía y se producen una retracción en el área que ocupan en las zonas bajas, o ‘rear-edge’”, explica.

Los investigadores han observado velocidades de migración altitudinal de entre 7 y 10 metros por década de subida en altitud de las poblaciones de pinsapo en su ecotono superior. “La cuestión es que los hongos micorrizas no son capaces de ‘subir’ (dispersar sus esporas) en altitud a tanta velocidad, de modo que esos árboles que colonizan zonas sin bosque a mayor altitud no consiguen asociarse con sus hongos micorrizas, con efectos perjudiciales para su nutrición, resistencia a la sequía o protección contra patógenos, entre otras. Una serie de ventajas que las micorrizas suministran a los árboles, los cuales a su vez alimentan a las micorrizas con compuestos orgánicos que producen con su fotosíntesis”, argumenta José Antonio Carreira.

En relación a la mortalidad en las zonas bajas, han observado que cuando las comunidades de micorrizas, que están asociadas a esos árboles, son unas comunidades maduras, desarrollan unos filamentos que exploran el suelo, conectan unos árboles con otros y les sirven para comunicarse. “De esta forma, el árbol madre se comunica entre sí con ‘los hijos’, por ejemplo para cederle alimento en periodos de sequía”.

Por último, concluyen que el cambio climático no solo está cambiando el área de distribución de los árboles, sino que también está produciendo un desajuste en las interacciones de ayuda mutua entre especies que se producen en el ecosistema, siendo las micorrizas unos microorganismos fundamentales para su supervivencia ya que  disminuyen la vulnerabilidad del bosque ante el cambio climático.

El grupo de investigación ‘Ecología Forestal y Dinámica del Paisaje’  de la UJA acumula más de una década de estudio en cuestiones relacionadas con la vulnerabilidad de los ecosistemas terrestres ante el cambio climático, en particular de los bosques de coníferas en zonas de montaña. “El motivo es que son ecosistemas relictos, más propios de sitios fríos, que debido al calentamiento global tras la última glaciación, en lugar de migrar al norte migraron en altitud a las montañas. En ese sentido, hemos estudiado la Cordillera Bética, el Rif y el Atlas (Marruecos) o el Taurus (Turquía). En definitiva, montañas de los alrededores de la cuenca mediterránea, ya que son buenos modelos de estudio al ser muy sensibles al cambio climático de origen antropogénico”, explica José Antonio Carreira.

Esta investigación, publicada recientemente en la revista de impacto ‘Soil Biology and Biochemistry’, ha sido llevada a cabo por los investigadores del Departamento de Biología Animal, Biología Vegetal y Ecología de la UJA José Antonio Carreira, Benjamín Viñegla y Lucía Álvarez, en colaboración con los investigadores de la Sidney Western University, Jeff R. Powell y Sara Hartal.

Día Internacional de la Diversidad Biológica

Este viernes 22 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Diversidad Biológica. Para José Antonio Carreira, “su conmemoración es fundamental porque está demostrado que esta estrategia permite que al menos una vez al año se focalice la atención de los medios y del público en general en la biodiversidad, que es un elemento esencial en el funcionamiento de la naturaleza y del medio ambiente”. En ese sentido, el investigador de la UJA insiste en que “cada vez está más demostrada la importancia de la biodiversidad en los ecosistemas para mantener la funcionalidad del planeta”.

A su vez, hace hincapié en que “la actual pandemia, si la miramos con una perspectiva amplia, no puramente clínica y epidemiológica, en última instancia viene provocada porque fragmentamos los bosques tropicales, lo que aumenta el riesgo de que se produzcan fenómenos de zoonosis”. “En cambio, en ecosistemas con gran diversidad y poblaciones abundantes se produce un fenómeno de ‘dilución’ de patógenos, y existe por tanto un riesgo menor de que los éstos se transmitan al ser humano, lo que indica que una elevada biodiversidad contribuye a disminuir los riesgos de padecer este tipo de fenómenos”, afirma el investigador de la UJA.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA

Etiquetas

Una investigación de la UJA revela que los estereotipos de género influyen en las emociones del personal sanitario durante la crisis del Covid-19

La enfermera titulada de la UJA María Pulido López, en una imagen de archivo en el Centro de Salud de Mancha Real, trabaja en la actualidad en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Una investigación realizada por la profesora titular de Psicología Social de la Universidad de Jaén (UJA), Beatriz Montes Berges, en colaboración con una de sus estudiantes, Elena Ortúñez, revela que los estereotipos tradicionalmente asociados a hombres y mujeres influyen en las emociones del personal sanitario, durante la pandemia del coronavirus Covid-19.

En esta investigación, en la que han participado más de 1.150 profesionales sanitarios (enfermeras, auxiliares de enfermería y médicos, especialmente), se ha evidenciado que las emociones del personal sanitario en la actual situación de pandemia covid19, “está muy mediada por los estereotipos tradicionalmente asociados a hombres y mujeres. Así, los profesionales sanitarios se sienten mucho más seguros y fuertes, mientras que las profesionales del mismo ámbito se describen con emociones como preocupadas y con mayor percepción de rechazo social”. Concretamente, el 68 por ciento de los hombres, frente al 54 por ciento de las mujeres se sienten mucho más fuertes, mientras que se sienten más seguros el 28 por ciento de los hombres, frente al 15 por ciento de las mujeres. Asimismo, el porcentaje de las profesionales del mismo ámbito que se sienten preocupadas es del 89 por ciento, versus el 80 por ciento en hombres, mientras que el 23 por ciento de las enfermeras tienen una mayor percepción de rechazo social, frente al 14 por ciento de enfermeros.

Ideología política

Este estudio, también destaca que las emociones están fuertemente influenciadas por la ideología política. En este sentido, la doctora Montes Berges y la enfermera Elena Ortúñez afirman que las personas que se han definido de izquierdas se mostraban más satisfechas, seguras, cuidadas y protegidas de que el resto las orientaciones políticas. “Esto se podría explicar por un alto grado de confluencia de estas personas con el partido al que votan; algunas teorías entienden que la confluencia excesiva es un mecanismo de defensa en el que la persona confluyente pierde contacto consigo misma, incluyendo sus propios sentimientos y pensamientos, para evitar cualquier confrontación con el otro”, explica la investigadora de la UJA.

Del total de profesionales que participaron en el estudio, el 36,7 por ciento se definió de izquierdas; el 22,5 por ciento, de derechas; el 31,4 por ciento, de centro, y el 8,2 por ciento, de ninguna orientación o apolíticos. De las personas que tenían orientación de izquierdas, el 44,41 por ciento se sentían muy satisfechas; el 35,42 por ciento, muy cuidadas; el 21,80 por ciento muy seguras, y el 21 por ciento, muy protegidas. “La percepción que tenían en estos sentimientos las personas con otras orientaciones políticas era muy inferior. Esto viene a destacar que estas personas tienen mayor tendencia a sentir que han contribuido a las decisiones del Gobierno con su voto y, por lo tanto, aceptan mejor las decisiones que toma”, apunta Beatriz Montes.

Otro dato significativo derivado del análisis de los datos del estudio, es que el personal con contratos eventuales, por sustitución tras bajas de enfermedad por Covid-19 o por contratos de refuerzo debido a la situación de emergencia sanitaria por la expansión del coronavirus Covid-19 en España, se siente más importante, útil, héroe y premiado que el personal fijo. “Este dato se puede explicar debido a que el personal eventual contratado en estas fechas, en su mayoría, ha sido destinado a trabajar en primera línea con los pacientes afectados por el Covid19, lo cual ha obtenido mucho reconocimiento social”, argumenta la profesora.

Concretamente, el porcentaje de trabajadores eventuales que se sienten más importantes fue del 62 por ciento; útiles, el 82 por ciento; héroes, el 19 por ciento, y premiados, el 16 por ciento. Mientras, el personal fijo, el 52 por ciento se siente más importante; el 77 por ciento, más útiles; el 12 por ciento, héroe, y el 21 por ciento, premiado.

En contraposición, se muestra que el personal fijo está más preocupación en esta situación de pandemia, comparándolo con el personal eventual. “Este dato también podría derivarse de que, a mayor conocimiento y experiencia, también se tenga más conciencia de los riesgos”, afirma. En este sentido, el 91 por ciento de trabajadores fijos se muestra más preocupado en esta situación de pandemia, comparándolo con el personal eventual, ya que el 82 por ciento se muestra menos preocupado.

Autor

Gabinete de Comunicación y Proyección Institucional de la UJA (C.Q.R.)

Investigadores de la Universidad de Jaén analizan el fenómeno de deambulación mental en pacientes que sufren esquizofrenia

Atención a un paciente. (Foto de archivo).

Investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Jaén (UJA) han analizado los estados de deambulación mental (mind wandering en inglés) en los pacientes que sufren de esquizofrenia.

“Este fenómeno nos ocurre a todas las personas, pero sin embargo en esquizofrenia ocurre con más frecuencia”, indica Marta Prieto, investigadora de la UJA participante en este estudio. “Los pacientes con esquizofrenia a menudo se caracterizan por un tipo de pensamiento dirigido hacia el interior. Sin embargo, sobre este fenómeno no hay ninguna evidencia científica hasta el momento”, señala. “Esto puede explicarse porque la investigación en neurociencia cognitiva generalmente ha abordado la cognición relacionada con el procesamiento de estímulos externos. Sólo recientemente se han realizado estudios centrados en explicar pensamientos, imágenes y sentimientos que no están directamente relacionados con el entorno externo. Este tipo de cognición se denomina mind wandering, un término con difícil traducción al español, que significa algo así como ‘mente que deambula’”, explica.

En su investigación, han explorado la deambulación mental en la esquizofrenia bajo la hipótesis de que su predominio sobre la cognición dirigida externamente sería una disfunción central en este trastorno. El mind wandering se entiende como un estado cognitivo en el que la atención se desconecta de los estímulos externos presentes y se centra en pensamientos o imágenes autogenerados internamente. Esta experiencia ocurre con frecuencia en la población general, ocupando entre un 30-50% del tiempo de vigilia. “Planteamos la hipótesis de que la esquizofrenia se caracterizaría por una desconexión frecuente de la atención de eventos externos que estaría acompañada de un enfoque excesivo en el mundo interior. Según esa idea, las alucinaciones y los delirios estarían estrechamente relacionados con este predominio de la cognición internamente guiada, ya que los pensamientos e imágenes internos pueden reemplazar a los eventos externos, creando un mundo interior delirante. Por tanto, el mundo interior y el exterior serían similares para estos pacientes”, expresa la investigadora de la UJA.

El estudio recoge la frecuencia de estos estados cognitivos en pacientes y en controles sanos; y también los correlatos electrofisiológicos a través de un registro de la actividad de la corteza cerebral (EGG). Además, analiza si el mind wandering está relacionado con las disfunciones cognitivas en personas con esquizofrenia. “Recogimos informe mientras veían segmentos de distintas películas; y posteriormente realizamos una evaluación cognitiva y psicopatológica solo de los pacientes”, desarrolla. “El objetivo fue crear un entorno experimental que simulara situaciones naturales en la vida diaria y, en este caso, les preguntamos por varios segmentos de película al azar para observar si estaban prestando atención a los vídeos o bien, si por el contrario estaban en mind wandering, es decir atendiendo a cualquier otro contenido que tenían en sus mentes”, especifica Marta Prieto.

Los resultados muestran que los estados de deambulación mental fueron más frecuentes en pacientes con esquizofrenia que en controles sanos. Sin embargo, esta mayor frecuencia de deambulación mental no correlacionó con déficits atencionales, de memoria o funciones ejecutivas típicos de estos pacientes. “Además, el mind wandering en los pacientes se caracterizó por un patrón diferente de complejidad del EEG en pacientes y controles, lo que sugiere que este estado en la esquizofrenia es diferente a nivel fisiológico al de controles sanos. En concreto, lo que encontramos fue que los pacientes mostraban una complejidad similar en estados de mind wandering y de atención hacia estímulos externos. Este resultado es interesante porque nos indica que su pensamiento, a nivel fisiológico, tiende a no diferenciarse para estados dirigidos interna o externamente. Su cognición hacia estímulos exteriores no difiere mucho de la dirigida hacia su interior”, argumenta Marta Prieto.

Como línea a seguir en este ámbito, la investigadora de la UJA considera que “estos resultados, totalmente novedosos en un trastorno mental grave como la esquizofrenia, pueden dar lugar a nuevas medidas de detección de individuos en riesgo de padecer esquizofrenia, y al diseño de tratamientos específicamente diseñados para esta alteración”.

El estudio, publicado recientemente en la revista de impacto Scientific Reports, ha sido llevado a cabo con financiación de la Junta de Andalucía por los investigadores del Departamento de Psicología de la UJA Marta Prieto, Sergio Iglesias, Antonio José Ibáñez e Inmaculada Rodríguez, en colaboración con Mª Felipa Soriano y José Ignacio Aznarte, profesionales de la Unidad de Salud Mental del Hospital San Agustín de Linares.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA

Etiquetas

Profesorado de la UJA acerca la defensa de tesis doctorales a estudiantes de centros de Secundaria de la provincia

Un momento de la defensa de la tesis.

Profesorado del Departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Plástica y Corporal de la Universidad de Jaén acercan la defensa tesis doctorales defendidas en la UJA a estudiantes de Secundaria de la provincia mediante la actividad ‘Profe, ¿cómo puedo llegar a ser Doctor?’.

El objetivo de esta actividad es que este alumnado, que en breve será estudiantado universitario, asista a un acto de defensa de una tesis doctoral y conozca de primera mano cómo se desarrolla y cómo se adquiere el grado de Doctor por la Universidad de Jaén.

De esta manera, el pasado miércoles 13 de mayo tuvo lugar la lectura y defensa de la tesis doctoral por la UJA con Mención Doctorado Internacional titulada ‘Análisis de la motivación, estrategias de aprendizaje, estrés académico y necesidades psicológicas básicas en el contexto universitario según factores académicos’, presentada por Ramón Chacón Cuberos, perteneciente al Programa de Doctorado ‘Innovación Didáctica y Formación del Profesorado’ en el Departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Plástica y Corporal, que estuvo dirigida por Amador Jesús Lara Sánchez y Manuel Castro Sánchez.

Al igual que el resto de tesis defendidas en la Universidad de Jaén desde que se decretara el estado de alarma por la pandemia de COVID-19, la tesis fue defendida de forma telemática, pudiéndose seguir en directo a través de internet por alumnado de distintos centros de la provincia invitados al acto.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

Etiquetas

Identifican abejas solitarias en el olivar como bioindicadoras del cultivo intensivo o ecológico

Imagen de olivar con cubierta herbácea.

El Grupo de Ecología, Evolución y Conservación de la Vegetación Mediterránea de la Universidad de Jaén (UJA), ha identificado 13 especies de abejas solitarias que anidan en cavidades sobre el suelo en olivares andaluces y dependen de las cubiertas vegetales para sobrevivir. Se trata de insectos que viven en solitario, no en colmenas, y pueden ser bioindicadores del tipo de cultivo aplicado: ecológico con cubierta herbácea o intensivo sin ella.

La investigación se centra en los polinizadores solitarios que forman parte de la biodiversidad que rodea al cultivo del olivo, ya que este árbol se poliniza por vía aérea, sin insectos. Entre ellos no aparece la abeja de la miel (Apis mellifera), pues su estructura es social y tiene consideración de ganado por su manejo con fines económicos. “Nos hemos centrado en las abejas solitarias que utilizan nidales, detectando en este trabajo 13 especies diferentes”, señala el investigador de la Universidad de Jaén Carlos Martínez-Núñez, co-autor del estudio denominado ‘Plant-solitary bee networks have stable cores but variable peripheries under differing agricultural management Bioindicator nodes unveiled’, publicado en la revista Ecological Indicators.

El objetivo del trabajo era dilucidar la diferencia en las comunidades de abejas solitarias entre olivares intensivos, que carecen de cubierta vegetal, y ecológicos, con ella. Los resultados apuntan la abundancia de biodiversidad en estos ecosistemas. Por una parte, la alta variedad de plantas herbáceas que polinizan estas 13 especies, más de 68 de las alrededor de 300 que crecen. Por otra parte, la gran variedad de esos insectos.

El proceso de trabajo estuvo focalizado en las abejas que utilizan cavidades para anidar, de forma que los expertos ubicaron nidales en 18 olivares de cinco provincias andaluzas, la mitad cultivados en ecológico con cubierta vegetal. Estas estructuras resultan muy fiables para el estudio de redes de interacción (representaciones gráficas que muestran qué especie de abeja poliniza qué especie de planta, y con qué frecuencia), indica el investigador, pues una vez que la abeja ha depositado sus huevos en la cavidad, coloca junto a ellos polen y néctar recolectado en las cercanías para que se alimenten las futuras larvas. La relación entre cada especie de abeja y los pólenes que transporta resulta evidente.

El material se llevó al laboratorio para analizar cada cavidad, identificando tanto la especie de abeja como las especies de polen que comparten habitáculo. Con esta información, los expertos construyeron las conexiones concretas entre insectos y vegetales, comparando las de los olivares intensivos con las de los ecológicos.

Después de dos años de estudio, los científicos constataron la existencia de tres abejas relevantes por su abundancia: Osmia submicansHoplitis adunca y Osmia caerulescens. Dos abejas suponen un buen bioindicador. La presencia de O. Caerulescens evidencia un cultivo ecológico cuando el insecto ocupa la parte central del sistema planta-polinizador, es decir, establece relaciones con numerosas plantas. Por su parte, O. Bicornis también resulta un buen indicador, pues evidencia el manejo no intensivo del olivar, aunque en su caso la presencia se limita a relaciones periféricas, es decir, limitadas, en el sistema. También identificaron las plantas clave para la alimentación de estos insectos. En concreto, la margarita –Calendula arvensis-, un tipo de crisantemo –Glebonis coronaria-, las viboreras –el género Echium-, la achicoria –Leontodon longirostris y Sonchus asper-, y diente de león –Taraxacum officinale-.

El investigador de la UJA resalta el valor de la cubierta herbácea en el olivar, un cultivo que tradicionalmente la ha eliminado, como también se ha ignorado a los polinizadores.

Exceso de abejas de la miel

En cuanto al efecto en estos insectos y en las redes de polinización de los distintos manejos agrícolas, la diferencia entre ecológico e intensivo no resulta fundamental, indica Martínez-Núñez. Las mismas especies de abejas y plantas forman el núcleo de las interacciones en uno u otro tipo de cultivo. No obstante, en la ‘periferia’, en las relaciones no estructurantes de este sistema, sí existe mayor riqueza en los olivares ecológicos.

El Grupo de Ecología, Evolución y Conservación de la Vegetación Mediterránea, de la Universidad de Jaén estudia ahora cómo afecta la restauración ecológica de un olivar a la presencia de abejas solitarias en general, no solamente las que anidan en cavidades.

La investigación ha sido financiada por el Plan Nacional I+D del Ministerio de Ciencia e Innovación, y el proyecto Life de la Unión Europea Olivares Vivos, del que forma parte la Universidad de Jaén.

Autor

Fuente: Fundación Descubre

Etiquetas