Una reflexión sobre el vínculo entre Educación y Filología centra el último programa de la temporada de ‘Campus: Panel de expertos’ de UniRadio Jaén

Un momento de la entrevista a Santiago Fabregat Barrios y Carmen Sánchez Morillas.

En el último programa de ‘Campus: Panel de Expertos’ de esta temporada, el Director de UniRadio Jaén, Julio Ángel Olivares Merino, entrevistó a Santiago Fabregat Barrios y a Carmen Sánchez Morillas, docentes del Área de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Jaén. Durante el encuentro radiofónico, los interlocutores trataron sobre la relación entre la enseñanza y la Filología Hispánica, desde el ámbito de la digitalización, las habilidades comunicativas y la formación del profesorado. Asimismo, describieron los principales proyectos en los que ha trabajado su Grupo de Investigación Innovación en Didáctica de la Lengua y la Literatura de la UJA.

Para empezar la tertulia, Fabregat y Sánchez contextualizaron el sentido de sus investigaciones. Según los invitados, la Filología y la Didáctica se enmarcan en un nuevo campo deontológico que se aproxima a las Humanidades Digitales y conlleva la necesidad de operar con métodos innovadores de compresión en aras de permitir mejoras en el ámbito de la Educación.

En referencia a la composición y el ámbito de trabajo del grupo de investigación del que es responsable –cuyo origen fue la refundación de un grupo previo entre cuyos miembros figuraba el ya fallecido José Luis Buendía–, Fabregat indicó que, en la actualidad, cuentan con una composición heterogénea, a tenor de los diferentes ámbitos de estudio y la procedencia de sus investigadores. Así, el grupo está formado por profesores de Secundaria, expertos en formación permanente de profesorado y docentes de la UJA. El investigador destacó que “el principal objetivo del grupo es el acompañamiento y la interpretación ante un problema educativo a través de profundos análisis de la situación en el aula y, como consecuencia, la propuesta de soluciones factibles”.

Por su parte, Carmen Sánchez subrayó la gran atención que ha recibido la Gramática en la Didáctica de la Lengua, aunque según la investigadora, “ahora se necesita una sistematización y difusión de competencias afines a las habilidades comunicativas, como la escritura u oratoria”. De hecho, estas temáticas junto con la crítica literaria y la edición de textos componen el abanico de líneas de investigación sobre el que trabajan.

De igual modo, ambos investigadores se refirieron a los principales Proyectos de Innovación Docente que se dirigen desde el grupo y destacaron uno centrado en las metodologías activas en la Didáctica de la Lengua y la Literatura en el Grado de Educación Infantil. Este proyecto arroja dos vertientes: una práctica y metodológica, en la que el aprendizaje del alumno se basa en proyectos, y la segunda de carácter investigador, cuyo objetivo es recopilar las percepciones del alumnado. Igualmente, trabajan en un proyecto a corto o medio plazo que incidirá en la formación permanente del profesorado a fin de que los futuros docentes puedan conocer de primera mano las metodologías de carácter innovador e investigador que se aplican en educación preuniversitaria.

Asimismo, los invitados se centraron en otra línea de investigación prioritaria para su grupo: las habilidades comunicativas. Fabregat declaró que “las destrezas comunicativas deben trabajarse de forma integrada y adaptada a los contenidos de cada materia concreta”.

Otros temas tratados durante la entrevista fueron la literatura infantil y juvenil, campo al alza desde los años 80 dentro del siglo XX y cuya investigación debe intensificarse pues se hace eco de los problemas sociales de la actualidad. En este sentido, Sánchez abogó por una mejora en la formación del profesorado vinculado a este ámbito docente. Subrayando la idea, Fabregat recordó que el docente debe ser un mediador de la lectura, ya que “no es lo mismo formar lectores que enseñar literatura”.

En los últimos minutos del programa, los investigadores invitados quisieron recordar el legado del que fuera profesor de la UJA José Luis Buendía, quien escribiera ‘El Romanticismo andaluz en su vertiente popular’; experto, además, en la investigación centrada en los dramas de la literatura popular flamenca y las grandes obras de la literatura universal.

En síntesis, Santiago Fabregat y Carmen Sánchez destacaron las necesidades de la educación del siglo XXI, el reto digital y la obligación de enseñar un marco, tanto teórico como práctico, válido para formar futuros profesores encargados de instruir a los lectores del mañana.

Enlace Ivoox

Enlace Youtube

Autor

Fuente: UniRadio Jaén (M.P. R.).

Un estudio determina que los chicos sufren en mayor medida que las chicas el bullying por su orientación sexual en el ámbito escolar

Foto de archivo de escolares en una actividad.

Las investigadoras Nieves Moyano, del Departamento de Psicología de la Universidad de Jaén y María del Mar Sánchez-Fuentes, del Departamento de Psicología y Sociología de la Universidad de Zaragoza, han publicado un estudio en el que realizan una revisión sistemática sobre el acoso homofóbico en el ámbito escolar. Entre sus conclusiones, señalan como factores de mayor vulnerabilidad para sufrir bullying ser LGBTQ en comparación con ser heterosexual o cisgénero. A su vez, los chicos lo sufren en mayor medida que las chicas.

El estudio, publicado recientemente en la revista Aggression and Violent Behavior, lleva por título ‘Acoso homofóbico en las escuelas: una revisión sistemática de la investigación, prevalencia, predictores relacionados con la escuela y consecuencias’ (Homophobic bullying at schools: A systematic review of research, prevalence, school-related predictors and consequences). “El acoso escolar es un fenómeno prevalente en todo el mundo. La escuela es un entorno relevante para la socialización de niños y adolescentes. En ocasiones, ésta puede ser un lugar hostil para los alumnos que probablemente sufren la pasividad escolar. De los 90 documentos seleccionados para este trabajo, la mayoría de los estudios se centran en estudiar este fenómeno en la adolescencia, período vital en el que aumenta considerablemente la prevalencia de este tipo de conductas”, indican las investigadoras.

En su opinión, en la escuela se pueden detectar ciertos factores de riesgo y de protección. Por ejemplo, aspectos que protegerían a los adolescentes de sufrir bullying son: formar parte del grupo, contar con apoyo social, así como contar con medidas de educación inclusiva, políticas y planes de estudio de apoyo. Por otro lado, se detectan factores importantes que predisponen a agredir, como son: tener actitudes homofóbicas, prejuicios sexuales, legitimar el acoso homofóbico y desvinculación moral.

Respecto a las consecuencias de sufrir bullying homofóbico, las investigadoras apuntan que son numerosas, destacando en concreto e: bajo rendimiento académico, un mayor absentismo escolar, los efectos negativos sobre el sentimiento de pertenencia a la escuela o diversas emociones y sentimientos negativos.

Finalmente, el estudio plantea estrategias o barreras para gestionar el acoso escolar. Desde la perspectiva del profesorado, la toma de conciencia y autoeficacia; desde la perspectiva del alumnado es más probable que intervengan cuando ven que otros intervienen. Entre los obstáculos para abordar el acoso homofóbico se señala la incomodidad percibida por los estudiantes al hablar sobre su sexualidad con los docentes, la incomodidad de éstos al discutir temas (incluida la falta de capacitación asociada), la falta de prioridad dada a estos tipos de acoso y las opiniones de los padres acerca de la homosexualidad. “Los hallazgos de esta revisión sistemática proporcionan información sobre estrategias útiles, así como de las barreras y facilitadores percibidos. Esta revisión puede guiar mejor la prevención en el campo de la educación sexual”, aseguran.

Actualmente, las investigadoras realizan otro estudio sobre el consentimiento sexual y su relación con las conductas de agresión. Para ello, requieren participantes de nacionalidad española que deseen participar que deben rellenar una encuesta.

 

Referencia del estudio: Moyano, N. y Sánchez-Fuentes, M. M. (2020). Homophobic bullying at schools: A systematic review of research, prevalence, school-related predictors and consequences. Aggression and Violent Behavior. doi:10.1016/j.avb.2020.101441

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

Etiquetas

El telescopio LST-1 en La Palma logra detectar el púlsar de la Nebulosa del Cangrejo a muy alta energía, con la participación de la UJA

Aspecto del púlsar del Cangrejo, cuya emisión gamma periódica ha detectado el LST-1, en una imagen óptica tomada desde el Observatorio Astronómico de la UJA.

El prototipo del primer Telescopio de Gran Tamaño (LST-1, por sus siglas en inglés) del futuro observatorio internacional Cherenkov Telescope Array (CTA), del que la Universidad de Jaén forma parte desde 2011, ha detectado la emisión de rayos gamma de muy alta energía procedente del púlsar central de la Nebulosa del Cangrejo a unos 6000 años-luz de la Tierra. Aunque estas emisiones ya eran conocidas, el hecho de haber sido detectadas en un tiempo récord, cuando el LST-1 se encuentra aún en fase de calibración y puesta a punto, es un hecho notable que certifica el buen funcionamiento del telescopio. Este logro ha sido recientemente confirmado y anunciado por el consorcio CTA tras un riguroso análisis.

Los púlsares son una especie de cadáveres estelares densos y compactos con un tamaño del orden de 10 km.  Giran muy rápidamente y poseen intensos campos magnéticos de modo que a cada vuelta vemos un destello de emisión que puede detectarse desde ondas de radio a rayos gamma. Su comportamiento es análogo al de los faros que se usan para la navegación marítima. Aunque muchos púlsares se han detectado en ondas de radio, las pulsaciones de rayos gamma son un fenómeno muy excepcional observado en apenas cuatro púlsares, el del Cangrejo entre ellos. Además, solo unos pocos telescopios Cherenkov en el mundo tienen capacidad para detectar las pulsaciones de luz en un dominio tan energético como son los rayos gamma. Ahora, el LST-1 se ha unido a este selecto club, en lo que se espera sea un preludio de los resultados y descubrimientos astrofísicos que están por venir.

La Universidad de Jaén, como miembro del consorcio CTA y de la colaboración LST-1, participó en los trabajos de calibración del nuevo telescopio durante los meses previos a la detección de las pulsaciones, en datos tomados a principios de 2020. Durante cuatro semanas, entre septiembre y octubre de 2019, los profesores de la Escuela Politécnica Superior de Jaén Josep Martí Ribas y Pedro Luis Luque Escamilla permanecieron como operadores del telescopio LST-1 dentro de los turnos rotatorios de las distintas instituciones internacionales involucradas en su operación. Anteriormente, el equipo jiennense participó en el diseño y construcción de la torre de acceso del LST-1, y actualmente trabaja en la mejora del diseño de las torres de acceso de los telescopios LST-2, LST-3 y LST-4, cuya construcción también está prevista en la isla de La Palma como núcleo central del observatorio CTA Norte. Estos últimos cometidos corren a cargo del ingeniero mecánico egresado de la Universidad de Jaén, Raúl Bautista González.

La labor de la UJA en CTA a lo largo de los últimos años ha sido posible gracias a diversas fuentes de financiación, principalmente el Plan Propio de Apoyo a la Investigación de la Universidad de Jaén y los Proyectos I+D+i del Programa Operativo FEDER Andalucía 2014-2020 de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

Etiquetas

Presentados los primeros AOVEs con el sello de garantía ‘Olivares Vivos’, que los identifica por su contribución a la conservación de la biodiversidad

Presentación de los AOVEs 'Olivares Vivos'.

El Proyecto LIFE ‘Olivares Vivos’ ha arrancado la campaña de promoción de sus AOVEs certificados, presentando las primeras 15 marcas etiquetadas con este sello de garantía que los identifica por su contribución certificada a la conservación de la Biodiversidad. Estos AOVEs han sido producidos en los olivares demostrativos del proyecto LIFE Olivares Vivos y servirán para promocionar esta marca y medir su impacto en el mercado del aceite de oliva.

El acto ha contado con las intervenciones, como representantes de los socios de este proyecto LIFE, del Rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega; el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes; la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz Guijosa, y Francisco Valera Hernández, científico titular de la Estación Experimental de Zonas Áridas del CSIC. Además, ha contado con la asistencia de las olivareras y olivareros de los olivares demostrativos y representantes de la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero y de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, cofinanciadores de Olivares vivos.

El Rector de la Universidad de Jaén inició su intervención agradeciendo a los oleicultores y empresas de AOVE que participan en el proyecto su compromiso con el avance del sector del olivar y de los aceites de oliva. “Este proyecto ha tenido desde sus orígenes una clara vocación de transferencia persiguiendo un doble objetivo: por un lado, establecer y certificar un modelo de olivicultura rentable y compatible con la conservación de la biodiversidad, y por otro lado, posicionar dicho modelo productivo como un valor añadido reconocido y rentable en el mercado de los aceites de oliva. En suma, es una iniciativa que pretende incrementar la rentabilidad del olivar a partir de la recuperación de su biodiversidad”, indicó Juan Gómez. Asimismo, el Rector de la UJA afirmó que “apostamos por este proyecto, en el que participamos como socios con dos grupos de investigación, el Grupo de Ecología, Evolución y Conservación de la Vegetación Mediterránea y el Grupo Marketing UJA, este último responsable de la ejecución de estas acciones de comercialización y promoción”. “Tenemos que ser capaces de hacer llegar el mensaje y que los consumidores entiendan que, con su elección en la cesta de la compra, tienen capacidad para incidir en el tipo de agricultura que tendremos en el futuro”, declaró Juan Gómez Ortega.

El Rector de la UJA enumeró los quince primeros AOVEs ‘Olivares Vivos’, nueve de la provincia de Jaén y seis del resto de Andalucía (Sevilla, Málaga, Cádiz, Granada y Córdoba), que son: Castillo de Canena, Dehesa de la Sabina, Dominus, Finca la Torre, La Casona, Llanos de Vanda, Olivar de la Luna, Omed, Oriole, Piedras Cucas, Pilares Aceites de Autor, Quinta San José, Soler Romero, Oleaí y Huerta los Caños.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Jaén apuntó que “con el objetivo de abordar la doble crisis que afecta al olivar, la económica y la ambiental, nació el proyecto Olivares Vivos, que desde el primer momento promovió y apoyó la Diputación Provincial de Jaén, y que puede suponer una interesante vía para incrementar el valor añadido y la diferenciación de nuestros olivares tradicionales”. Así, remarcó que nueve de las quince marcas de AOVEs etiquetados como ‘Olivares Vivos’ se producen en Jaén y “serán punta de lanza para promover los olivares vivos en nuestra provincia”.

En concreto, sobre la actual crisis de biodiversidad, en la que la mayoría de modelos agrícolas son un problema, siendo la agricultura en gran medida responsable de esta crisis, la directora ejecutiva de SEO/BirdLife considera que bien gestionada, la agricultura es aliada de la biodiversidad y, de hecho, ciertos cultivos bien gestionados son grandes reservorios de diversidad biológica y claves para su conservación. En el caso del olivar, gracias a este proyecto LIFE se ha podido demostrar que, a pesar de su pérdida de biodiversidad en las últimas décadas, aún supone en su conjunto un extraordinario refugio de biodiversidad, y lo que es más importante, tiene una gran capacidad para recuperarla. “Trabajar por una agricultura que conserve la biodiversidad es desde hace tiempo un objetivo prioritario para SEO/BirdLife. Y en este camino tenemos ir de la mano de los agricultores, trabajando en proyectos demostrativos que generen modelos de eficacia probada para después ponerlos a disposición de los agricultores sin que tengan que asumir riesgos. Es lo que hemos conseguido con Olivares Vivos, que además es una oportunidad para que las olivareras y olivareros de nuestra tierra enfrenten el problema más grave para la habitabilidad del planeta. Detener la pérdida de biodiversidad debe ser un objetivo prioritario para humanidad y, en este sentido, esta pandemia debe servirnos como una desgraciada llamada de atención”, declaró Asunción Ruiz.

El proyecto LIFE Olivares Vivos comenzó a finales de 2015 como un proyecto demostrativo que ha ensayado un nuevo modelo de olivicultura para recuperar flora y fauna en 20 olivares demostrativos de Andalucía. Gracias al mismo y después de cuatro años de intensos trabajos de investigación, el proyecto constata que el olivar tiene una extraordinaria capacidad para recuperar biodiversidad a partir de sencillas y económicas medidas de restauración cuya eficacia ha sido demostrada. “Incrementar la biodiversidad en el olivar incrementa la sostenibilidad del cultivo e incorpora a los AOVEs producidos en estos olivares un valor añadido contrastado que contribuye significativamente a la lucha contra el cambio climático y la crisis de biodiversidad. Por tanto, ahora disponemos un modelo de olivicultura para producir aceite de oliva que recupera flora y fauna y que, además, muchos olivicultores están dispuestos a seguir. Ahora les toca a los consumidores apoyarlo, y este ha sido el objetivo de la jornada de hoy”, remarcó Francisco Valera Hernández, científico titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y representante de la Estación Experimental de Zonas Áridas.

Además de los AOVEs ‘Olivares Vivos’, en el acto celebrado en la UJA se ha presentado un vídeo promocional y una página web a la que conducen el código “QR” inserto en los sellos que identifican esta marca de garantía. En dicha web se cuenta de manera pormenorizada lo que se ha hecho a lo largo de estos años y los beneficios que aportan para el medioambiente y para el conjunto de la sociedad los AOVEs Olivares Vivos.

En el Aula Magna de la UJA en el Campus Las Lagunillas se dieron cita olivareras y olivareros de los olivares demostrativos del proyecto, que participaron posteriormente en una reunión de trabajo sobre el desarrollo de esta campaña promocional. “Olivares Vivos nos aporta una serie de ventajas al cultivo y además supone una vía de diferenciación y oportunidad de llegar a nuevos nichos de mercado. Ya hemos visto que el modelo funciona y ahora tenemos más flora y fauna en nuestros olivares. Ahora falta que los consumidores lo conozcan y lo sepan valorar, de ahí la importancia de esta campaña”, añadió Marifé Bruqué, una de las olivareras en cuyo olivar se ha ensayado este nuevo modelo de olivicultura. Esta veintena de agricultores no solo ha puesto sus fincas a disposición de los investigadores y técnicos, sino que han trabajado con entusiasmo desde primera hora para conseguir los objetivos del proyecto y de divulgarlo. En este sentido, Asunción Ruiz adelantó que ya hay alrededor de 450 olivareros interesados en formar parte de ‘Olivares Vivos’.

Este acto ha formado parte de una de las 34 acciones de este proyecto LIFE destinadas a la promoción de la marca de garantía ‘Olivares Vivos’, fundamental para lograr uno de sus objetivos principales: transformar biodiversidad en rentabilidad a partir de una marca de garantía que posicione este modelo productivo como un valor reconocido y rentable en el mercado del aceite. Y para eso es fundamental que los consumidores la conozcan y entiendan qué hay detrás de este sello.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.) y Proyecto 'Olivares Vivos'

Un estudio muestra que una mayor sensibilidad hacia las necesidades de otras personas se asocia a un mayor impacto personal de la crisis económica

Verse afectado por una situación desfavorable no solo se vincula a resultados negativos, sino que también puede relacionarse con respuestas de cariz más constructivo.

Una investigación de la Universidad de Jaén (UJA) junto con la Universidad de Granada (UGR) sugiere que una mayor sensibilidad hacia las necesidades de otras personas representa una respuesta adaptativa ante situaciones de dificultad o amenaza.

El punto de partida de este proyecto se sitúa en la literatura existente que mostraba que verse afectado por un contexto de dificultad o inestabilidad económica conduce fundamentalmente a resultados negativos en términos psicológicos, como un menor nivel de bienestar psicológico o sensación de control de la propia vida.

Sin embargo, el estudio propone que una forma de afrontar las situaciones de amenaza tiene que ver con la utilización de estrategias de orientación prosocial, es decir, a través del acercamiento a los demás y la creación de redes sociales de apoyo. “A partir de esa premisa, analizamos si un mayor impacto personal percibido de la crisis económica española se vinculaba con una mayor tendencia a emitir  respuestas de corte constructivo, basadas en este caso en la expresión de comportamientos de ayuda, al tiempo que también examinamos el posible rol explicativo de la preocupación empática, que se define como la sensibilidad hacia el sufrimiento de otras personas”, explica Ginés Navarro Carrillo, investigador del Departamento de Psicología de la UJA y uno de los participantes en el proyecto.

La investigación en cuestión consta de dos estudios independientes. Los resultados del primero de ellos, en el que participó una muestra de 306 personas, muestran que los participantes que descendieron en la escala social como consecuencia de la desfavorable situación económica de España, en comparación con los que no se vieron adversamente afectados, expresaron haber realizado un mayor número de diferentes tipos de comportamientos de ayuda durante los tres meses anteriores. Además, hallaron que dicha tendencia prosocial se podría ver explicada por la preocupación empática. En particular, el estudio mostró que los individuos que se percibieron más negativamente afectados mostraron también una mayor sensibilidad hacia el sufrimiento de los demás, lo que se asoció a una mayor expresión de comportamientos de ayuda.

Por su parte, el segundo estudio, en el que participaron 588 personas, tuvo como objetivo determinar si dicha inclinación prosocial observada entre las personas más negativamente afectadas por la crisis española presenta un carácter general o, por el contrario, se dirige específicamente hacia aquellos individuos que atraviesan una situación similar. “Para verificar dicha hipótesis creamos dos escenarios ficticios, que fueron aleatoriamente presentados a los participantes y que describían brevemente la situación de una persona que precisa de ayuda. En un escenario, el relativo a la situación económica, se describe el caso de una persona que parece estar pasándolo mal y tiene un cartel que señala que perdió su empleo coincidiendo con la crisis y apenas puede satisfacer sus necesidades; en el otro escenario, se describe el caso de una persona que también parece estar pasándolo mal debido a que ha perdido su cartera”, señala Ginés Navarro Carrillo.

Los resultados del segundo estudio revelaron que los participantes más preocupados por su situación económica personal debido al contexto económico del país mostraron una mayor inclinación a ayudar a las personas descritas en ambos escenarios. “Por lo tanto, no se encontró que dicha tendencia prosocial se circunscribiera al escenario de crisis, lo que sugiere que el hecho de percibirse más amenazado a nivel económico se conecta con una tendencia de orientación prosocial de carácter general”, indica el investigador.

Los hallazgos obtenidos apoyan la idea de que verse afectado por una situación desfavorable, en este caso de tipo económico, no solo se vincula a resultados negativos, toda vez que también puede relacionarse con respuestas de cariz más constructivo. En ese sentido, el investigador de la UJA aclara que “aunque resulta conveniente que estudios futuros profundicen en estos resultados, al tiempo que examinan posibles diferencias a nivel cultural, nuestros hallazgos son consistentes con la noción de que mostrar una mayor sensibilidad hacia las necesidades de otras personas y, por consiguiente, expresar comportamientos de orientación prosocial representa una forma adaptativa de responder a las situaciones de amenaza”.  De esta manera, esta estrategia prosocial podría fomentar la articulación de redes sociales de apoyo y cooperación que faciliten una respuesta más eficaz ante eventos adversos. Así mismo, se muestra que la preocupación empática es un mecanismo psicológico que permite explicar los efectos del impacto personal de la crisis económica con la expresión de comportamientos de ayuda hacia otros individuos en un contexto de dificultades económicas.

El estudio, publicado en la revista PLOS ONE, ha sido realizado por Ginés Navarro Carrillo, investigador del Departamento de Psicología de la UJA, junto a María Alonso Ferres, Marta Garrido Macías, Eva Moreno Bella e Inmaculada Valor Segura, investigadoras del Departamento de Psicología Social de la UGR.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA

Etiquetas

La UJA estudiará la relación entre el estilo de vida de pacientes de riesgo cardiovascular y la posibilidad de contagio por COVID-19

El catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la UJA, Miguel Delgado.

El proyecto de investigación ‘Determinantes de la infección clínica y asintomática por SARS-CoV-2 en la cohorte PREDIMED-PLUS’, en el que participa la Universidad de Jaén, ha recibido el apoyo del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) para ser financiado y desarrollado a nivel nacional. Esta iniciativa tiene como objetivo estudiar la propagación del SARS-CoV-2 en una población general de alto riesgo cardiovascular (los pacientes del estudio PREDIMED-PLUS) y analizar la incidencia de la enfermedad por el coronavirus COVID-19 en dichas personas.

La cohorte del estudio PREDIMED-PLUS, a la que pertenece la Universidad de Jaén, lleva monitorizando pacientes de alto riesgo cardiovascular desde hace más de seis años y ahora ofrece una oportunidad única para estudiar la transmisión de la COVID-19 si, tras el cierre del estado de alarma, se realiza una serología y una encuesta de sintomatología, contagio y gravedad. De esta manera, se contempla el análisis de casi siete mil pruebas de pacientes en toda España, de los que 154 son de Jaén, para comprobar si han pasado o no la infección por la pandemia. 

“Las personas que llevamos estudiando con todo detalle son pacientes de riesgo en los que enfermedades como la hipertensión y la diabetes son frecuentes, es decir, son factores para posibles contagios. Lo que queremos hacer es una extensión del estudio para ver si han pasado o no el virus. De esas personas conocemos toda su historia clínica, la medicación que toman, el deporte que hacen y su dieta. Tenemos una información muy grande sobre ellas. Por eso para la comunidad es importante saber si hay factores que se relacionan con la dieta o la actividad física que condicionan el riesgo de infección por COVID-19”, explicó el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la UJA, Miguel Delgado Rodríguez.

Además de en Jaén, este proyecto se desarrolla en un total de 23 nodos de reclutamiento y seguimiento repartidos por distintos puntos del país, de tal manera que cada grupo de investigación recoge la información de sus respectivos pacientes. “La idea es analizar y ver si hay variables del estilo de vida que influyen en que se presente la infección por COVID-19. Tenemos toda la información, pero nos hace falta ver si han pasado el virus y para ello es preciso realizar análisis de sangre”, señaló Delgado.

La intención de los investigadores es retomar el trabajo presencial con los pacientes a la mayor brevedad para realizar los respectivos controles y pruebas, además de incidir en ellos sobre la importancia de mantener hábitos de vida saludables, tanto físicos como psicológicos, tal y como se viene haciendo desde más de un lustro.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA

Etiquetas

El Programa Universitario de Mayores de la UJA iniciará el curso 2020-2021 en formato virtual

Cartel del curso 2020-2021 del Programa Universitario de Mayores de la UJA.

El Programa Universitario de Mayores (PUM) de la Universidad de Jaén arrancará el curso 2020-2021 en formato virtual. Aunque haya terminado el estado de alarma, la UJA ha decidido que la vuelta a la normalidad sea paulatina, debido a la incertidumbre que genera la situación sanitaria propiciada por la COVID-19 y el hecho de que el alumnado sea grupo de riesgo.

La Directora de Secretariado de Actividades Culturales y Programa Universitario de Mayores del Vicerrectorado de Proyección de la Cultura y Deporte de la UJA, Marta Torres Martínez, indica que “aunque somos conscientes de que el PUM tiene su esencia en la presencialidad, para mantener las relaciones interpersonales y socializar al tiempo que se profundiza en el ámbito del saber, no obstante, entre los objetivos del PUM, según se recoge en la normativa reguladora, también se encuentra facilitar el acceso y la utilización de las tecnologías de la información y de la comunicación, para poder aprovechar con más intensidad el desarrollo científico y tecnológico de nuestro tiempo”. En este sentido, explica que, aunque se desarrollará la docencia virtual en el primer cuatrimestre, será de forma sincrónica, esto es, con clases en directo mediante videoconferencias. Así, además de las clases 'online', el alumnado contará con el apoyo de material didáctico impreso. 

Para dar apoyo al alumnado en relación con las nuevas tecnologías necesarias para poder seguir las clases virtuales, se les facilitará una serie de tutoriales donde se explicará de manera detallada y divulgativa la metodología y herramientas que se emplearán. “Nuestro objetivo se centra en no cesar la actividad académica del PUM, a fin de que el alumnado pueda seguir accediendo al saber a pesar de la crisis sanitaria”, indica Marta Torres. “Además, el alumnado tendrá la posibilidad de completar esta formación académica virtual con actividades culturales complementarias, atendiendo siempre a las indicaciones de aforo y seguridad sanitaria”, especifica.

Dependiendo del desarrollo de la pandemia y de las medidas sociales-sanitarias indicadas, en el segundo cuatrimestre se podría volver a las aulas, en espacios de mayor capacidad y redistribución del alumnado. “También tendremos que pensar en un escenario virtual, por si el posible rebrote se extiende a los primeros meses de 2021. En todo caso, el curso 2020-2021 comenzará con una programación académica especial y no se seguirá el plan de estudios habitual”, puntualiza la Directora de Secretariado de Actividades Culturales y Programa Universitario de Mayores de la UJA. “Creemos en la importancia de la presencia física, que sin duda volverá, pero es necesario adaptar la programación a la nueva realidad sanitaria y social y tenemos por delante un horizonte de nuevas posibilidades y oportunidades a través de la docencia virtual”, declara.

Ante la activación del estado de alarma como consecuencia de los efectos de la pandemia de la COVID-19, la Dirección del Programa Universitario de Mayores de la UJA comunicaba a mediados del pasado mes de marzo la suspensión del curso 2019-2020, debido a la imposibilidad del seguimiento íntegro de la docencia vía online por parte de la mayoría del alumnado. Así, el final de curso 2019-2020 se ha desarrollado con el envío de material audiovisual semanalmente relativo a patrimonio artístico, música, danza, teatro, etc., así como manuales adaptados (Colección Mayores de la Editorial de la UJA: matemáticas, fisioterapia y literatura) y contenidos culturales volcados en las redes sociales de ‘UJA Cultura’.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

Etiquetas

UniRadio Jaén participará en el I Seminario Virtual sobre la Radio Universitaria en España ante la Covid-19

Título I Seminario Virtual ARU sobre 'La Radio Universitaria en España ante la COVID-19'

UniRadio Jaén, la radio de la Universidad de Jaén, participará este próximo jueves 25 de junio en el I Seminario Virtual sobre la Radio Universitaria en España ante la COVID-19, que promueve la Asociación de Radios Universitarias de España y Radio Nacional de España (RNE).

El encuentro virtual, que se celebrará de 10 a 13 horas, versará sobre el papel de las emisoras universitarias durante el estado de emergencia causado por la COVID-19 y contará con la asistencia del Director de UniRadio Jaén, Julio Ángel Olivares Merino, junto a representantes de otras emisoras universitarias españolas entre coordinadores, técnicos y colaboradores.

El objetivo de este encuentro es repasar la realidad de las radios universitarias en la actualidad, según apunta Julio Ángel Olivares Merino. “Es un momento fundamental para hacer justicia al papel y las obligaciones que hemos de asumir en circunstancias límite como la que hemos vivido. La respuesta de la radiodifusión universitaria ha estado a la altura y son muchas las conclusiones positivas y el aprendizaje que de ello se pueden obtener”, indica. Así, UniRadio Jaén aprovechará la ocasión para compartir, con el resto de emisoras universitarias, las reflexiones y los parámetros de actuación que, en palabras del director de la emisora universitaria de Jaén “han articulado nuestra labor de voluntariado, divulgación científica e información durante estos meses tan difíciles, en los que la palabra y las ondas no han sido silencio sino compañía y donde hemos estado por y para la sociedad”.

A través de este encuentro, UniRadio Jaén mostrará su potencial, aportará ideas y volverá a apoyar la sinergia cooperativa que caracteriza la línea de actuación de la Asociación de Radios Universitarias de España. No en vano, según el docente y director de UniRadio Jaén “en este encuentro se trazarán las líneas que marcarán la evolución de las radios universitarias en España”. “El debate que se generará supondrá un punto de inflexión en el desarrollo del espectro radiofónico universitario español y un espaldarazo definitivo de visibilidad y refrenda de nuestra aportación y trabajo abnegado", apunta.

Autor

Fuente: UniRadio Jaén (M.P. R.).

Etiquetas

Investigadores de la UJA desarrollan un método analítico para determinar la presencia de compuestos químicos perjudiciales para la salud en alimentos elaborados con cereales

De izquierda a derecha, los investigadores Evaristo Ballesteros, Laura Palacios y Abdelmonaid Azzouz.

Investigadores del grupo ‘Química Analítica’ de la Universidad de Jaén, en colaboración con investigadores de la Universidad Abdelmalek Essaadi de Marruecos, han desarrollado un método analítico para determinar la presencia de disruptores endocrinos (EDCs) en alimentos elaborados con cereales. Este trabajo surge a partir de una de las líneas de investigación que lleva a cabo este grupo relacionada con el desarrollo de metodologías analíticas para la determinación de contaminantes en alimentos.

Evaristo Ballesteros, catedrático de Química Física de la UJA en la Escuela Politécnica Superior de Linares y principal responsable de la investigación, señala que “los disruptores endocrinos, el objeto de este estudio, son unas sustancias tóxicas que se pueden encontrar frecuentemente en los alimentos debido a distintas fuentes, como por ejemplo procedentes de los recipientes que los contienen, por contaminación ambiental, o por la presencia de residuos de aplicaciones de plaguicidas en los cultivos de cereales y otros productos alimenticios”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a los EDCs como sustancias o mezcla de sustancias que alteran la función o funciones del sistema endocrino y, en consecuencia, causan efectos adversos en la salud de un organismo sano. “Algunos de los efectos más destacados sobre el ser humano son su afección perjudicial al sistema reproductivo, la producción de alteraciones en el desarrollo del sistema neurológico, la generación de tumores en órganos hormono-dependientes, la producción de enfermedades metabólicas o el incremento del riesgo de enfermedades cardiovasculares”, indica el investigador de la UJA.

A partir de ese contexto, el grupo de investigación de la UJA se centró en el desarrollo de un método sensible, selectivo y exacto que ha permitido la determinación simultánea de un total de 24 EDCs de seis familias de grupos químicos (alquifenoles, fenilfenoles, parabenos, bisfenol A, plaguicidas organofosforados y triclosan) en alimentos elaborados a partir de cereales.

El método que han puesto a punto se divide en dos etapas: la preparación de la muestra y la determinación de los disruptores endocrinos. “En la primera se lleva a cabo el tratamiento de la muestra con el objeto de eliminar la matriz compleja de los alimentos derivados de cereales y para preconcentrar los compuestos objeto de estudio. Para ello, utilizamos las técnicas de extracción en fase sólida que se desarrolla en un sistema continuo y la extracción mediante ultrasonidos”, explica Evaristo Ballesteros. Por su parte, en la segunda etapa, los EDCs se determinan mediante una técnica muy sensible como es la cromatografía de gases acoplada a la espectrometría de masas. 

A lo largo de su investigación, han aplicado el método a diferentes tipos de alimentos elaborados con cereales como harina de trigo, arroz, espagueti, tortellini de queso, macarrones, fideos, sésamo, tortillas de trigo, copos de maíz, muesli crujiente de fruta, galletas, y varios tipos de pan. “Los niveles encontrados de estos compuestos químicos están muy por debajo de los límites máximos permitidos por la legislación”, explica el catedrático.

Los resultados obtenidos, publicados recientemente en la revista científica Analytical and Bioanalytical Chemistry, muestran que el método analítico propuesto es el más sensible que se ha desarrollado para la determinación de EDCs en alimentos elaborados con cereales. Además, se caracteriza por su elevada precisión y exactitud y por ser respetuoso con el medio ambiente, ya que se reduce notablemente el uso de disolventes orgánicos. De esta forma, el método, que ya ha sido validado, puede ser utilizado en la industria de producción de alimentos elaborados a partir de cereales para controlar de una manera efectiva la presencia de disruptores endocrinos en estos tipos de productos alimenticios con objeto de asegurar que cuando sean consumidos estén libres de estos compuestos químicos tan perjudiciales para la salud de las personas.

Este proyecto, cofinanciado a través del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO) y con fondos FEDER, ha sido realizado por los investigadores del Departamento de Química Física y Analítica en la Escuela Politécnica Superior de Linares de la UJA, Evaristo Ballesteros, Laura Palacios y Abdelmonaim Azzouz, junto a Lamia Lejji, investigadora del Departamento de Química de la Universidad Abdelmalek Essaadi (Marruecos).

Autor

Gabinete de Comunicación UJA

Etiquetas

La UJA abre el plazo para solicitar alojamiento en el Colegio Mayor Domingo Savio y el Edificio de Apartamentos

Edificio de Apartamentos de la UJA.

La Universidad de Jaén cuenta para el próximo curso académico con 334 plazas en alojamientos universitarios destinadas a estudiantes nacionales e internacionales. Estas plazas se dividen en dos modalidades de alojamiento, el Colegio Mayor Domingo Savio y el Edificio de Apartamentos, ambos centros ubicados en el Campus de Las Lagunillas junto a las instalaciones deportivas de la Universidad.

El Colegio Mayor Domingo Savio es un centro de la UJA que proporciona alojamiento por cursos académicos y estancias cortas a estudiantes, investigadores y profesores vinculados a la Universidad de Jaén. Entre otras instalaciones cuenta con cafetería, comedor, lavandería, salas de informática, reuniones o estudios y salón de actos. Dispone de 24 habitaciones dobles, 96 individuales y 4 habitaciones dobles adaptadas, todas con acceso a red wifi. La solicitud de plaza para el curso 2020/2021 puede hacerse a través de la página web del Colegio.

Solicitud de apartamentos universitarios

En el caso del Edificio de Alojamientos, tanto para la renovación del contrato de alquiler correspondiente al curso 2019/2020, como para nueva adjudicación, el plazo permanece abierto del 22 de junio al 3 de julio, ambos días inclusive. Los solicitantes, sean de renovación o de nueva adjudicación, deberán cumplimentar el formulario de recogida de datos al que se accederá a través de la página web de la UJA.

Asimismo, una vez formalizada la matrícula en la UJA, tendrán que presentar en la administración de la Residencia Universitaria una copia de la misma. Si las solicitudes recibidas superan la disponibilidad, la adjudicación se realizará por sorteo. La lista provisional de solicitudes se hará pública el día 9 de julio.

El Edificio de Apartamentos de la Universidad de Jaén dispone de un total de 145 apartamentos, distribuidos en 37 apartamentos dobles, 103 apartamentos individuales y 5 apartamentos adaptados.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).