Aprobadas las Cuentas Anuales del ejercicio 2019 de la UJA, que cumplen con los objetivos de estabilidad presupuestaria y de sostenibilidad financiera

Imagen parcial del Campus Las Lagunillas en Jaén.

El Consejo Social de la Universidad de Jaén aprobó en su última reunión las Cuentas Anuales correspondientes al ejercicio 2019 de la institución académica jiennense, con un balance que arroja una cifra total de 279,18 millones de euros, representativos de la contabilidad patrimonial de la UJA.

Las cuentas anuales 2019 de la UJA han cumplido tanto con el objetivo de estabilidad presupuestaria, como de sostenibilidad financiera. Respecto al primero, arrojan un déficit de 2,1 millones de euros, una cantidad interior al máximo autorizado por la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía, que lo sitúa en 2,79 millones. Respecto al segundo, el periodo medio de pago de la deuda comercial se sitúa ampliamente por debajo del periodo máximo establecido por la normativa sobre morosidad (30 días desde la fecha de conformidad de la factura).

Desde la Gerencia de la Universidad de Jaén se destaca como aspecto positivo que al cierre del ejercicio 2019, la Universidad de Jaén liquida derechos netos por un importe de 109,66 millones de euros, con un elevado porcentaje de recaudación del 88,31%. No obstante, la UJA recuerda que la Junta de Andalucía todavía mantiene una importante deuda con la institución universitaria jiennense, en concreto 26,5 millones de euros a 31 de diciembre de 2019, aunque está previsto que en 2020 salde la mayor parte de esta deuda, transfiriendo a la UJA 16,5 millones de euros.

Por otro lado, al cierre del ejercicio 2019 se reconocen unas obligaciones netas por importe de 110,55 millones de euros, con un porcentaje de pago del 97,13%, lo que supone un incremento del 0,27% respecto al ejercicio 2018, debido principalmente al notable incremento en los gastos de personal, que ascienden a 73,25 millones de euros (66,26% del total), debido fundamentalmente al incremento salarial de los empleados públicos y al cumplimiento de los acuerdos de la Mesa General de Negociación de las Universidades Públicas de Andalucía referidos al año 2019.

En relación a la cuenta financiera, destacan tres aspectos: la tendencia negativa del ahorro bruto en los últimos años, en contraste con el fuerte incremento de los gastos de personal; el Resultado Presupuestario del Ejercicio arroja en 2019 la cifra de -0,88M€; el Remanente Genérico se sitúa en 59,98M€, experimentando un decremento del 18,02% respecto a 2018.

Impacto económico-financiero en 2020

El Gerente de la Universidad de Jaén, Nicolás Ruiz, explicó en la última reunión del Consejo Social en la que se aprobaron las Cuentas Anuales de 2019 de la UJA, que se prevé que en el periodo 2020, como consecuencia del recorte de financiación de 135 millones de euros (decisión unilateral del Gobierno andaluz no negociada con las universidades), la Universidad de Jaén dejará de percibir 15,5M€ de financiación operativa. “Este recorte de la Junta de Andalucía, que evidentemente rechazamos, además es un recorte asimétrico, que penaliza a las Universidades que disponen de mayor remanente genérico. Consideramos que se trata de una medida injusta, porque, en lugar de premiar el ahorro, no reconoce la buena gestión de fondos públicos realizada por nuestra Universidad desde su creación”, apuntó Nicolás Ruiz.

En su opinión, la lectura positiva de las últimas decisiones presupuestarias tomadas por la Junta de Andalucía es la posibilidad de utilizar una parte importante de los remanentes  genéricos, que en el caso de la UJA supone aproximadamente 30 millones de euros, para inversiones, en el marco de un ‘Plan Extraordinario de Inversiones con cargo a RNA’ autorizado por la Consejería de Hacienda, lo que permitirá a la UJA la ejecución de proyectos estratégicos de infraestructuras planificados, como por ejemplo: la construcción del Edificio de I+D+i y TIC; la construcción del Edificio de Laboratorios de Investigación; la rehabilitación de nuevas plantas y el aparcamiento del Edificio de Magisterio y la construcción de un nuevo edificio de Rectorado y Servicios.

Las cuentas anuales de la UJA para 2019 han sido elaboradas por la Gerencia de la Universidad de Jaén y auditadas por la empresa BDO Auditores S.L, que emitió una opinión favorable a las mismas en el informe de auditoría.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

Etiquetas

La UJA estrecha su relación con la UNIA, organizando tres cursos de verano, dentro de la programación de la Sede Antonio Machado

De izquierda a derecha, Juan Gómez, José Ignacio García y Mª Ángeles Peinado

La Universidad de Jaén (UJA) se estrecha su relación con la Universidad Internacional de Andalucía (UNÍA), organizando tres cursos dentro de la programación de la Sede Antonio Machado de Baeza (Jaén).

El Rector de la UJA, Juan Gómez Ortega, asistió esta mañana a la presentación de los Cursos de Verano de la UNIA en Baeza, acompañando al Rector de la misma, José Ignacio García, y a la directora de la sede, Mª Ángeles Peinado.

La Sede Antonio Machado de Baeza de la Universidad Internacional de Andalucía oferta para este verano un total de 12 actividades, de las cuales, 8 son cursos y 4, encuentros, que se realizarán del 17 de agosto al 4 de septiembre. De los 12 cursos programados, 3 se realizan en colaboración con la Universidad de Jaén.

Juan Gómez destacó la colaboración, “dilatada en el tiempo” entre ambas universidades, y elogió las “actividades de gran calidad y de mucha relevancia” que organiza la Sede Antonio Machado de la UNIA y “su seña de identidad es el nivel de sus cursos”. “Es una novedad lo que vamos a hacer ahora y damos un paso más en el acercamiento de ambas instituciones, por lo que agradezco al Rector de la UNIA que nos abra las puertas”, dijo.

El primero de los cursos se celebrará de manera presencial del 17 y 20 de agosto y lleva por título ‘Modelos agrarios sostenibles. Alternativas a la actual crisis agroalimentaria’, que será impartido por Roberto García Ruiz, profesor de la UJA, y Noelia Rodríguez Aranda, responsable de Granja Vegatorralbabio.

Del 19 y 20 de agosto tendrá lugar, también de manera presencial, un Encuentro sobre ‘Fiscalidad y registros’, dirigido por el profesor de la UJA Carlos María López Espadafor.

Por último, del 31 de agosto al 3 de septiembre se celebrará el curso ‘De la prevención al bienestar en el trabajo: nuevos retos para las organizaciones saludables’, dirigido por las profesoras de la UJA María del Pilar Berrios Martos y Isabel Carmona Cobo.

El Rector de la UNIA explicó que “la oferta de este año se ha visto reducida debido a la situación originada por la pandemia de la COVID-19”. En este sentido, subrayó que “la Universidad ha tomado las medidas sanitarias necesarias para garantizar la seguridad de docentes y alumnado durante la celebración de los cursos”.

También asistieron a la presentación, la alcaldesa de Baeza, Lola Marín; la Vicerrectora de Coordinación y Calidad de las Enseñanzas de la UJA, Hikmate Abriouel Hayani, y el director de Secretariado de Enseñanzas de Formación Permanente y Formación Complementaria, José Manuel Castro Jiménez.

Asimismo, estuvieron presentes los directores cursos de verano y encuentros de verano, así como las empresas colaboradoras en el programa: Juan Carlos Abril; Carlos López Espadafor; Ángel Martínez; Blas Ogáyar; Noelia Rodríguez; Francisco de Asís Muñoz; José Luis Martín; Tom Martín Benítez; Iván Palomares y Macarena Espinilla.

Autor

Gabinete de Comunicación y Proyección Institucional de la UJA (C.Q.R.)

Un total de 3.980 estudiantes se han matriculado para realizar la Prueba de Evaluación para el Acceso y Admisión a la Universidad (PEvAU) en la provincia de Jaén

Imagen aérea del Campus Las Lagunillas, donde se han habilitado 5 sedes.

Un total de 3.980 estudiantes se han matriculado en las Pruebas de Evaluación para el Acceso y Admisión a la Universidad (PEvAU), que se celebrarán los días 7, 8 y 9 de julio. De éstos, un total de 3.511 estudiantes realizarán desde mañana la fase de Acceso, distribuidos en las diez sedes habilitadas este año para el desarrollo de las pruebas, cuatro más que el pasado año, en las localidades de Jaén, Úbeda, Linares y Alcalá la Real. El número de matriculaciones ha subido un 15% respecto al año pasado, en el que se matricularon un total de 3.344 estudiantes (3.044 correspondientes a la Fase de Acceso).

La distribución de estudiantes entre estas 4 localidades en las que se llevarán a cabo las pruebas es la siguiente: en Jaén 1.877 estudiantes en la fase de Acceso (2.154 en total), en las 5 sedes habilitadas en el Campus Las Lagunillas; en Úbeda 837 estudiantes en la fase de Acceso (930 en total), en las 2 sedes establecidas en la SAFA; en Linares 594 estudiantes en la fase de acceso (678 en total), en las 2 sedes ubicadas en el Campus Científico-Tecnológico y en Alcalá la Real 203 estudiantes en la fase de Acceso (218 en total), en la sede ubicada en el I.E.S. Alfonso XI.

Así, de los 3.980 estudiantes matriculados en las pruebas, 469 se presentarán solo a la Fase de Admisión, que tendrá lugar los días 8 y 9 de julio. Son estudiantes que ya tenían superada la Fase de Acceso en cursos anteriores y desean subir nota, o bien estudiantes de Ciclos Formativos de Grado Superior que no tienen que presentarse a la Fase de Acceso.

Medidas preventivas y de seguridad

Ante las circunstancias especiales en las que se llevarán a cabo las pruebas este año, debido a la pandemia por COVID-19, se constituyó un comité interno en la UJA con el objetivo de garantizar la implantación de todas las medidas necesarias para la ejecución de las pruebas con las máximas condiciones de seguridad, de acuerdo con las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

En este sentido, desde la Universidad de Jaén se incide en la necesidad de seguir las instrucciones de prevención acordadas y recogidas en la página web de la UJA, en la que se puede consultar cualquier aspecto relativo a la distribución de centros por sede, consulta de aulas y puestos de examen, planos de acceso, medidas de prevención, etc. Así, desde la UJA se recuerda el uso obligatorio de la mascarilla durante todo el desarrollo de las pruebas y se recomienda al alumnado que traiga desde casa agua y comida.

También se recomienda la asistencia a la sede correspondiente con bastante antelación. En este sentido, los accesos a los recintos estarán abiertos desde las 7 horas y los edificios y aulas desde las 7,30 horas. Cada estudiante deberá estar en su puesto de examen a las 8 horas y las pruebas comenzarán a las 8,30, teniendo una duración cada examen de 1,30 horas y dos descansos, cada uno de una hora. Para facilitar al alumnado su acceso al aula y puesto asignado, la Universidad de Jaén ha habilitado una aplicación informática en la que puede consultarlo con antelación introduciendo su nombre y DNI.

Respecto a las materias, en la Fase de Acceso los estudiantes tienen que realizar 4 exámenes: Lengua Castellana y Literatura II, Lengua Extranjera (Inglés, Francés, Alemán, Italiano o Portugués) e Historia de España (que se celebran este martes), y un cuarto examen de una materia troncal general de modalidad (a elegir entre Fundamentos del Arte II, Latín II y Matemáticas II). En la Fase de Admisión, voluntaria, que se desarrolla los días 8 y 9 y que tiene como objetivo subir nota, los estudiantes podrán examinarse de hasta 4 materias adicionales. Hay que recordar que la calificación de la cuarta materia mencionada de la Fase de Acceso también se tiene en cuenta para la Fase de Admisión, siempre que se obtenga al menos un 5. El tercer día por la tarde tendrán lugar los exámenes de incompatibilidades, para aquellos casos de estudiantes que han elegido examinarse de materias que coincidan en el horario.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

Etiquetas

El Ministerio de Agricultura encarga la elaboración de la cadena de valor del aceite de oliva virgen extra a la Universidad de Jaén

Empresa de embotellado.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha encargado la Elaboración de la Cadena de Valor del Aceite de Oliva Virgen Extra a un equipo de investigadores de la Universidad de Jaén, que lidera el catedrático de Análisis e Investigación de Mercados Manuel Parras Rosa.

Con este encargo, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación retoma, a petición del Observatorio de la Cadena Alimentaria, los estudios sobre la cadena de valor interrumpidos desde el 2014. Estos estudios son de gran interés para el sector oleícola porque permiten conocer cómo se forman los precios y cuáles son los márgenes comerciales entre los distintos operadores, desde el cultivo de la aceituna hasta el consumidor final, pasando, en este caso, por los procesos industriales de transformación (almazara y envasado), hasta llegar a los establecimientos de la distribución comercial.

El estudio, que estará finalizado antes de final de año, cuenta con la participación, junto a Manuel Parras Rosa, de los investigadores de la Universidad de Jaén Adoración Mozas Moral, Francisco José Torres Ruiz, Eva María Murgado Armenteros, María Gutiérrez Salcedo, Manuela Vega Zamora y Enrique Bernal Jurado, junto con Antonio Ruz Carmona, gerente de la Cooperativa San Roque de Arjonilla.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

Un estudio alienta al sector oleícola ecológico a mejorar la calidad de sus páginas web como instrumento imprescindible de expansión o diversificación de su negocio

El estudio analiza la calidad de los sitios web de todas las empresas de aceite de oliva ecológico en España.

Un estudio realizado por investigadores de Departamento de Organización de Empresas, Marketing y Sociología de la Universidad de Jaén (UJA), en la que ha colaborado profesorado de la Universidad de Córdoba (UCO), alienta al sector oleícola ecológico a mejorar la calidad de sus páginas web como instrumento imprescindible de expansión o diversificación de su negocio.  En concreto, ha detectado un déficit en la calidad de los sitios web de las empresas españolas de este sector e identifica los factores explicativos de esta carencia, especialmente en las cooperativas.

“Esta investigación surge en el contexto actual de creciente sensibilización de los consumidores hacia el deterioro medioambiental y hacia una alimentación más sana, lo que está produciendo un crecimiento exponencial de la producción ecológica”, explica Adoración Mozas, catedrática de Organización de Empresas de la UJA y una de las investigadoras participantes. “Sin embargo, los países mediterráneos se caracterizan por su especialización en la producción y exportación. España, por ejemplo, es el primer país europeo y el quinto a nivel mundial en extensión de superficie certificada dedicada a la agricultura ecológica, pero el consumo por parte de la sociedad española es muy reducido, aproximadamente 21 euros per cápita/año, lo que representa apenas un 1% en la cesta de la compra del consumidor español. Esa situación hace que más del 70% de la producción ecológica española se destine al mercado exterior, principalmente Alemania, Holanda, Francia y Reino Unido”, argumenta.

Los factores inhibidores del sector se relacionan con el diferencial de precios entre los alimentos ecológicos y los convencionales, su deficiente distribución debido a la escasez de puntos de venta y al desconocimiento del consumidor. Como respuesta, se está produciendo en el sector agroalimentario una intensificación de canales de venta no convencionales como Internet, una iniciativa íntimamente ligada a la calidad del sitio web, ya que una página web con un diseño y contenido valorado positivamente por los usuarios se asocia con una fuente de ventaja competitiva, junto a la utilidad y facilidad de uso.

Bajo esas premisas, el estudio realizado por la UJA se centra concretamente en el sector del aceite de oliva ecológico en España con los objetivos de examinar en qué medida las empresas del sector de la agricultura ecológica están aprovechando el sitio web como canal de venta, identificar los factores que explican la calidad de estas plataformas virtuales y estudiar la relación de dicha calidad sobre los rendimientos empresariales.

El estudio analiza la calidad de los sitios web de todas las empresas de aceite de oliva ecológico en España, la mayoría de ellas cooperativas. “En total, existen 259 empresas de este tipo en nuestro país, pero solo 116 de ellas cuentan con un sitio web propio. El resto o tienen una web en construcción o directamente no tienen”, indica Adoración Mozas. “En nuestro estudio también se descartaron aquellas webs que no presentaban información sobre variables organizativas y datos financieros, lo que redujo el número total de webs analizadas en 99”, comenta.

Para el análisis, utilizaron la técnica QCA en su variante Fuzzy Set junto a otras técnicas estadísticas. En concreto, utilizaron un checkpoint de 52 ítems, clasificados en dos dimensiones: por un lado 35 indicadores sobre la calidad de la información, tanto general como sobre la responsabilidad social corporativa, y por otro, 17 indicadores sobre la calidad del sistema. Mediante estos ítems crearon un Índice de Calidad Global (ICG), que incluye el Índice de Calidad de la Información (ICI) y el Índice de Calidad del Sistema (ICS), relacionado con el nivel de usabilidad, privacidad e interactividad de la website.

Los resultados del estudio revelan la falta de calidad del sitio web de las empresas de producción ecológica oleícola y resaltan la correlación significativa entre el Índice de Calidad Global y la obtención de unos mejores ingresos de explotación. “A nivel de marketing, hemos constatado que los sitios web son un espacio en el que desarrollar gran parte de los procesos de comunicación con el cliente, además de ser un nuevo canal de venta. En ese sentido, contrastamos que existe un déficit respecto a la calidad de los sitios web en este sector, que se agrava en las empresas que actúan bajo la forma jurídica cooperativa y en las de mayor antigüedad y que, sin embargo, mejora entre las empresas de mayor tamaño”, expresa la catedrática. A su vez, el estudio concluye que una mayor información sobre la responsabilidad social corporativa se relaciona de manera más intensa con los resultados empresariales, debido al alto requerimiento de información por parte de consumidores de estos productos por su preocupación por la salud y el deterioro medioambiental, y a la escasa información existente a través de canales de venta tradicional.  

“Las deficiencias encontradas en este trabajo deben de alentar a las empresas del sector, en particular a las cooperativas, a invertir en la calidad de su sitio web, como instrumento imprescindible en el diseño e implementación de estrategias de expansión o diversificación de su negocio”, incide Adoración Mozas. Sobre las líneas de investigación a seguir, considera que “hay que estudiar la existencia de variables estructurales y organizacionales que, junto con los avances en la adopción de las TICs y del comercio electrónico, expliquen la mejora comercial de las empresas del sector de producción ecológica”. Y además, valora como  imprescindible “abordar todo el ámbito de la digitalización en el sector desde el campo, pasando por la almazara y llegando a la comercialización”.

Este estudio, publicado recientemente en CIRIEC-España, Revista de Economía Pública, Social y Cooperativa, ha sido realizado por los investigadores de la Universidad de Jaén Adoración Mozas, Enrique Bernal, Domingo Fernández y Raquel Puentes, en colaboración con el investigador de la Universidad de Córdoba Miguel J. Medina.

4 de julio de 2020 - Día Internacional de las Cooperativas

El primer sábado de julio se conmemora el Día Internacional de las Cooperativas. Para Adoración Mozas, “el cooperativismo es un gran desconocido”. “En Jaén conocemos principalmente las cooperativas oleícolas, pero hay muchos más tipos en todo el mundo. Incluso en Jaén, donde se encuentran en mayor medida las de trabajo asociado”, afirma.

Del cooperativismo como fenómeno destaca el papel protagonista que tiene en España a través del sector agrario con la producción de aceite de oliva, de tabaco o de vino. Y a su vez, su acción como agente de desarrollo rural. “La cooperativa es una empresa ligada incondicionalmente y de forma estable al medio rural, al agricultor y al ganadero, por lo que ejerce el liderazgo en la economía local y en la fijación de la población al territorio, contribuyendo así al equilibrio y ordenación del mismo”.

Por último, justifica la importancia de la celebración de esta fecha conmemorativa en torno a los importantes datos a escala global que ostenta la economía cooperativa: “integra a más de mil millones de miembros y genera empleo para el 10% de la población mundial ocupada; los miembros de las cooperativas representan al menos el 12% de la humanidad y se reparten en tres millones de cooperativas repartidas por todo el mundo, mientras que solo la facturación de las 300 cooperativas más grandes equivale al Producto Bruto Interno de la sexta economía mundial”.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA

Etiquetas

El Consejo de Gobierno de la UJA aprueba los criterios académicos para la adaptación de la docencia durante el curso académico 2020-21

Imagen del Campus Las Lagunillas.

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Jaén aprobó en su última reunión celebrada este jueves los criterios académicos para la adaptación de la docencia durante el próximo curso académico 2020-21 en relación con la pandemia provocada por la COVID-19.

El Rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega, ha explicado que, debido a la evolución de la pandemia, “resulta imprescindible que la UJA desarrolle un plan de adaptación del próximo curso académico”. Dicho plan se plasma en el documento aprobado por el Consejo de Gobierno de la UJA y está basado en el acuerdo firmado por los Rectores y Rectoras de las Universidades públicas andaluzas, el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía y el director de la DEVA el pasado 16 de junio, y también sigue las recomendaciones del Ministerio de Universidades a la comunidad universitaria relativas a la adaptación del curso universitario 2020-21 a una presencialidad adaptada (10 junio).

En este plan de adaptación, la Universidad de Jaén define los dos escenarios posibles que pueden darse en el curso académico 2020-21, además del escenario presencial, que sería el escenario adoptado en condiciones de normalidad por la UJA. Así, por un lado se contempla un escenario multimodal (mixto o híbrido), que combina docencia presencial y docencia no presencial (síncrona y asíncrona), con limitación de aforo en las aulas y laboratorios debido a las exigencias sanitarias que en la actualidad está determinada por la distancia de 1,5 metros. “Este será el escenario de comienzo del curso de 2020-21, si las circunstancias sanitarias no cambian de forma significativa”, ha indicado el Rector de la Universidad de Jaén. El otro escenario estaría basado en la no presencialidad y contempla la docencia en formato online debido a la posibilidad de que se produzca algún rebrote que lleve de nuevo a un estado de confinamiento, como se produjo en el segundo cuatrimestre de este curso.

“En esta guía nos hemos referido solo a los dos escenarios que surgen como adaptación del escenario presencial a la evolución de la pandemia provocada por la COVID-19, teniendo en cuenta que el paso de un escenario a otro es posible en cualquier momento”, ha explicado Juan Gómez, que además ha incidido en que “en ambos escenarios, la adaptación no afectará a los cronogramas ni los horarios de impartición de las asignaturas, salvo casos concretos y tendrá en cuenta al estudiantado internacional y al estudiantado con necesidades educativas especiales”.  

En cuanto a la adaptación a estos dos escenarios, este plan establece el marco académico y los criterios generales para la organización de la docencia para el próximo curso, así como la adaptación de las prácticas y la adaptación de la evaluación. Otros aspectos recogidos en este plan son los relativos a la planificación de los TFG y TFM, las guías docentes, la tramitación y defensa de las tesis doctorales, y el mantenimiento de los sistemas de garantía de la calidad.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

Carta a la comunidad universitaria de la UJA del Rector Juan Gómez Ortega

Escudo de la Universidad de Jaén.

Carta a la comunidad universitaria de la Universidad de Jaén del Rector Juan Gómez Ortega:

Querido compañero, querida compañera: El pasado 18 de mayo, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía adoptó los siguientes acuerdos, que afectan a las Universidades públicas andaluzas:

1. Instar al Consejero de Hacienda, Industria y Energía a iniciar las actuaciones necesarias para la dotación de un Fondo de Emergencia Social y Económica contra la COVID-19 (FESE) por valor de 700 millones de euros. Dicho acuerdo incluyó la decisión de que las Universidades públicas andaluzas aportaran a este Fondo la cantidad de 135 millones de euros, que dejarían así de ser transferidos por la Junta de Andalucía a las Universidades públicas andaluzas como parte de su financiación nominativa recogida en los presupuestos de la Junta de Andalucía aprobados para 2020.

2. Para hacer frente a esta reducción de la financiación nominativa se decidió igualmente autorizar a las universidades a utilizar la misma cantidad de 135 M€ de sus remanentes de tesorería no afectados para afrontar los compromisos de gastos corrientes consignados en los presupuestos de las mismas para este ejercicio económico 2020, de manera que la capacidad de gasto de las universidades no se redujera en este año.

3. Pagar 126 millones de euros de la deuda que la Junta de Andalucía mantiene con algunas universidades, entre ellas la UJA, procedente de obligaciones reconocidas por la Junta de Andalucía correspondientes al ejercicio económico 2015 y no abonadas aún a las universidades. Estas obligaciones, aunque no pagadas, ya forman parte del remanente de tesorería no afectado de las universidades.

4. Autorizar el uso de 125 millones de euros de los remanentes de tesorería no afectados de las universidades para gasto en inversiones, aunque con ciertas restricciones en cuanto al tiempo del que se dispone para ejecutar estos gastos.

Como Rector de la Universidad de Jaén, creo oportuno compartir con vosotros el análisis que hago sobre estos acuerdos, análisis en el que se fundamenta la postura que mantengo ante los mismos. Parte de lo que expongo a continuación está incluido en la carta que los Rectores y Rectoras de las diez Universidades públicas andaluzas enviamos al Consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, con fecha 5 de junio.

En primer lugar, y en relación con los dos primeros acuerdos, quiero señalar que, a falta de su aprobación por el Consejo Andaluz de Universidades, en la propuesta de reparto que hace la Consejería, a la UJA le corresponde aportar aproximadamente 15,5 millones de euros de los 135 millones que las Universidades públicas andaluzas aportan al FESE. Por tanto, esta será la cantidad, consignada en los presupuestos de la Junta de Andalucía para 2020 como financiación nominativa para la UJA que no será transferida a nuestra Universidad, y que, en cambio, nos será autorizada a utilizar de nuestros remanentes de tesorería no afectados para hacer frente a gastos corrientes de nuestro presupuesto para este año 2020.

Por lo tanto, es claro que existe una reducción de la financiación nominativa de la Junta de Andalucía a la UJA por importe de 15,5 M€, y también lo es que la capacidad de ejecución del presupuesto de la UJA para este año 2020 no se va a ver comprometida en modo alguno. Otra cuestión distinta es cuál va a ser la financiación destinada a las Universidades públicas andaluzas en la Ley de presupuestos de la comunidad autónoma para el año 2021 y sucesivos. Esta será una cuestión clave y será de ello, y no de los remanentes de tesorería, de lo que dependa la sostenibilidad financiera de la UJA y del resto de Universidades públicas de Andalucía.

En relación a los remanentes de tesorería no afectados, y para entender adecuadamente esta cuestión, conviene recordar que estos corresponden a cantidades presupuestadas por las universidades en ejercicios económicos anteriores al actual que, por diversos motivos, no pudieron ser ejecutadas (gastadas) en el año correspondiente, por ejemplo, por haber recibido de la propia Junta de Andalucía una cantidad al final del año, siendo imposible gastarla en ese ejercicio económico. De acuerdo con la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, estos remanentes ya no pueden ser gastados en años posteriores sin contar con la autorización de la Consejería con responsabilidades en hacienda. Por tanto, el motivo de no haberlos gastado no es otro que la imposibilidad de hacerlo y no un pretendido ahorro planificado.

De hecho, los Rectores y Rectoras de las Universidades públicas andaluzas hemos estado años solicitando, sin éxito, un plan plurianual de autorización del uso de estos remanentes para llevar a cabo proyectos estratégicos de inversiones, algo que consideramos de especial importancia dada la ausencia desde hace años de un plan plurianual de inversiones por parte de la Junta de Andalucía.

Considero que estos remanentes de tesorería no afectados constituyen una parte importante de la posición financiera de la UJA, en la que deben apoyarse algunos de nuestros planes de desarrollo futuro, y, de manera especial, algunos proyectos de nuevas infraestructuras. Por ello, mi posición no es, ni ha sido nunca, contraria al uso de remanentes de tesorería no afectados, sino que es contraria a su uso para gastos corrientes, que son recurrentes año tras año, y que es para lo que nos autorizan la utilización de estos 15,5 M€, ya que esto supone una clara reducción patrimonial de la UJA de cara a proyectos estratégicos futuros.

Por tanto, y en relación con los dos primeros acuerdos, quiero, como Rector de la Universidad de Jaén, dejar clara mi postura contraria a los mismos. Los acuerdos del 18 de mayo fueron legítimamente adoptados por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, pero no hubo un proceso previo de diálogo y negociación con las Universidades Públicas de Andalucía. Estoy convencido de que, de haberse producido un ejercicio de análisis compartido del problema y búsqueda de soluciones consensuadas, se podría haber encontrado una que no implicara una reducción de la posición financiera del Sistema Universitario Público Andaluz, a la vez que permitiera alimentar el Fondo de Emergencia Social y Económica contra la COVID-19 (FESE) con la cuantía necesaria. Tengo el convencimiento de que hay otras opciones menos lesivas para nuestro sistema público universitario, pieza esencial en el desarrollo socioeconómico y cultural de Andalucía y, por supuesto, de la provincia de Jaén, sobre la que la UJA tiene un impacto fundamental como instrumento vertebrador del territorio y de generación de oportunidades para la población.

En todo caso, y siendo consciente de que la extraordinaria situación actual que estamos sufriendo todos va a exigir, de acuerdo con las previsiones de los responsables políticos, una demanda de financiación igualmente extraordinaria por parte de las administraciones públicas, la UJA no ha dudado en ejercer la parte de responsabilidad social y de solidaridad que le corresponde como institución pública, y, en este sentido, además de colaborar con las autoridades sanitarias en todo aquello que se nos ha requerido, hemos manifestado que no estamos en contra de aportar lo que corresponda al FESE. Quiero dejar claro que no me opongo a que estos remanentes se utilicen para las necesidades urgentes que requiere esta pandemia. Pero, siendo como son los remanentes parte de la capacidad financiera para el desarrollo futuro de nuestra Universidad, también creo que el planteamiento debe incluir un compromiso de restituirlos en la forma y los plazos que mejor se adapten a las circunstancias difíciles que seguro nos va a tocar vivir en los próximos tiempos, de manera que no se produzca una merma en la capacidad de desarrollo de nuestra Universidad. Esta podría haber sido una buena solución. En definitiva, afrontar esta situación de emergencia con el objetivo de resolver la necesidad de recursos financieros extraordinarios que requiere, pero también con una perspectiva de futuro para la universidad.

En segundo lugar, y en relación con los últimos dos acuerdos del Consejo de Gobierno, conviene igualmente aclarar en qué consisten estas dos decisiones. Respecto al pago de 126 millones de euros de la deuda, como ya he mencionado, esta se corresponde fundamentalmente con derechos de pago a las Universidades públicas andaluzas reconocidos en el ejercicio económico 2015 y no abonados aún a estas. De esta cantidad, a la UJA le corresponderían aproximadamente 21,5 millones de euros. Estas cantidades forman parte de nuestros remanentes de tesorería no afectados, de manera que, de nuevo, se requiere la autorización de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía para su uso. Este es el sentido del cuarto de los acuerdos del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, autorizar el uso, en este caso solo para inversiones, de 125 millones de euros de los remanentes de tesorería de las Universidades públicas andaluzas. A esta autorización se debe añadir otra para el uso de otros 40 millones de euros, que ya estaba prevista para el año 2020, lo que supone una autorización total de 165 millones de euros para inversiones. De esta cantidad, estimamos que a la UJA nos puede corresponder una autorización de uso de remanentes para inversiones que se sitúa en torno a los 30 millones de euros.

Sin embargo, y a diferencia de lo que ocurre con la autorización de uso de los 135 millones de euros de remanentes para gastos corrientes, cuya ejecución dentro de este año 2020 está garantizada, en el caso de los 165 millones, al estar autorizado su uso solo para inversiones, que en muchos casos consisten en la ejecución de proyectos de infraestructuras, el periodo para llevar a cabo la ejecución de estas obras es de varios años, por lo que esta autorización de uso de remanentes debería, por tanto, ser plurianual. Ante la información inicial de nuestra Consejería, en las que se nos anunciaba una restricción temporal para la ejecución de estas inversiones muy ajustada en el tiempo, los Rectores y Rectoras le solicitamos a nuestro Consejero una aclaración de cuáles serían las condiciones temporales de esta autorización. En este sentido, se mantuvo una reunión con las Consejerías de Hacienda y de Universidad, en la que se nos trasladó la disposición a ser flexibles con esta cuestión. Teniendo esto en cuenta, la UJA ha presentado a la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad un plan plurianual de inversiones en infraestructuras que alcanza hasta el año 2023, y que está a la espera de que la Consejería de Hacienda determine sobre su autorización.

De lo expuesto en esta segunda parte de este escrito, y en coherencia con la insistente petición antes mencionada que llevamos realizando los Rectores y Rectoras para que se nos autorizase el uso de remanentes no afectados para acometer inversiones, mi posición respecto a esta medida es lógicamente favorable.

Quiero insistir, una vez más, en el hecho de que esta autorización de utilización de remanentes solo permitirá su uso en inversiones, por lo que no pueden utilizarse para gastos estructurales (por ejemplo, los correspondientes al Capítulo I para gasto de personal). Por lo que la probable actividad de obras que podremos ver en un futuro próximo en la UJA no supone un cambio de las prioridades de este equipo de gobierno, que siempre ha considerado (y creo que lo ha demostrado) que las políticas de personal han sido prioritarias. Para finalizar, os traslado que de todo lo anterior he informado detalladamente tanto al Consejo de Gobierno de la UJA como a los Órganos de representación del PDI y del PAS y al Consejo Social.

Termino con la confianza en que este texto sirva para aclarar los acontecimientos relativos a la financiación de la UJA por parte de la Junta de Andalucía que se están sucediendo en estas últimas semanas.

Autor

Juan Gómez Ortega, Rector de la Universidad de Jaén

Etiquetas

La UJA convoca una nueva edición de los premios de pintura ‘Manuel Ángeles Ortiz’, de creación literaria ‘Miguel Hernández’ y de cortometrajes ‘Triminuto’

Convocatoria de los Premios de Creación Artística y Literaria 2020

La Universidad de Jaén (UJA) ha abierto la convocatoria de una nueva edición de los premios de pintura ‘Manuel Ángeles Ortiz’, de creación literaria ‘Miguel Hernández’ y de cortometrajes ‘Triminuto’, englobados en los Premios de Creación Artística y Literaria 2020, con los que reafirma su compromiso con la creación artística y cultural.

Con el V Premio de pintura ‘Manuel Ángeles Ortiz’ se pretende apoyar la carrera de artistas consagrados y de jóvenes jiennenses, que despegan hacia la excelencia. De hecho, con esta finalidad, uno de los premios de este galardón internacional está destinado exclusivamente a premiar a artistas de nuestra tierra menores de 35 años”, afirma el Vicerrector de Proyección de la Cultura y Deporte, Felipe Serrano Estrella. Las obras ganadoras de las tres categorías conformarán la exposición, junto a las demás seleccionadas, que se inaugurará a principios de diciembre y, además, pasarán a formar parte “de la rica colección artística de la Universidad de Jaén, una de las más prestigiosas en el ámbito de la creación actual de la provincia”. EL plazo para presentar trabajos finaliza el 1 de octubre de 2020.

En lo que respecta al V Premio de creación literaria ‘Miguel Hernández’, como novedad en la presente edición, incluye dos nuevas modalidades, además de la de ensayo: la de poesía y la de teatro breve. El plazo para presentar trabajos finaliza el 15 de octubre.

En cuanto al XII Premio de Cortos ‘Triminuto’, en esta convocatoria se crea un premio especial para el alumnado de la Universidad de Jaén, con el fin de incentivar la creación audiovisual en este colectivo. En ambos casos, el objetivo se centra en promover y dinamizar la creación literaria y audiovisual, además de completar las actividades académicas formativas incluidas en el Aula de Literatura (talleres de escritura) y en el Aula de Cine (taller de cortos). El plazo para presentar trabajos finaliza el 15 de octubre.

El Vicerrector manifestó que, pese a las dificultades sobrevenidas por la crisis sanitaria, la Universidad de Jaén ha seguido trabajando en el fomento de la Cultura y de la creación artística y literaria, a través de diversas iniciativas, “y prepara con mucho interés la programación cultural del próximo curso 2020-21, con el deseo de ofrecer una rica oferta cultural que estará dotada de las medidas de seguridad sanitaria pertinentes”. A mediados de julio tendrá lugar un concierto de jazz, que servirá de clausura para este curso y se presentará en él un avance de lo que se podrá disfrutar en septiembre.

Autor

Vicerrectorado de Proyección de la Cultura y Deporte de la UJA

Etiquetas

La Subdelegación, la Junta de Andalucía, la UJA y los ayuntamientos ultiman el dispositivo de seguridad para la Prueba de Acceso a la Universidad

Reunión informativa celebrada en la Subdelegación del Gobierno en Jaén.

La Subdelegación del Gobierno, la Junta de Andalucía, la Universidad de Jaén y los Ayuntamientos de Jaén, Linares, Úbeda y Alcalá la Real han perfilado esta mañana el dispositivo de seguridad previsto para la Prueba de Evaluación para el Acceso a la Universidad (PEvAU) de 2020, que se celebrará los próximos días 7, 8 y 9 de julio. Está previsto que más de 3.500 alumnos realicen los exámenes, un número que supone un 15 por ciento más que en años anteriores. Para preservar su seguridad y la de los miembros del tribunal, la UJA ha aumentado el número de sedes a diez, que están ubicadas en el Campus de Las Lagunillas de Jaén capital, en el Campus Científico Tecnológico de Linares, en el Centro Universitario Sagrada Familia de Úbeda y en el IES Alfonso XI de Alcalá la Real.

Como consecuencia de la situación derivada de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19, la Universidad de Jaén solicitó a las distintas administraciones públicas un protocolo específico de seguridad para cuidar que el movimiento de estudiantes y familiares que se produce alrededor de estas pruebas se desarrolle de la forma más segura posible. En la mañana de este jueves, la Subdelegación del Gobierno de España en Jaén ha acogido una reunión de coordinación en la que han participado la subdelegada, Catalina Madueño; la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, Maribel Lozano; el Rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega, así como representantes de los cuatro ayuntamientos, entre los que ha estado el alcalde de la capital, Julio Millán. También han participado el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Francisco José Lozano; el comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía, José Miguel Amaya; el jefe de la Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía, Alfonso Ortega; y los jefes de las respectivas policías locales de Jaén, Linares, Úbeda y Alcalá la Real.

La subdelegada ha destacado la importancia de que todas las administraciones colaboren unidas para preservar que la PEvAU (antigua Selectividad) se desarrolle con la mayor normalidad, a pesar de las limitaciones que conlleva la crisis sanitaria originada por la pandemia. El Rector de la UJA, Juan Gómez Ortega, ha agradecido el trabajo realizado hasta ahora. “Nuestra obligación es que no se produzcan las aglomeraciones de años anteriores. Por experiencia previa, sabemos que los estudiantes suelen ponerse muy nerviosos. Debemos estar preparados para atender cualquier incidencia que pueda producirse durante esos días”, ha señalado el Rector. Por su parte, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Maribel Lozano, ha destacado la rápida y coordinada respuesta dada a la Universidad para que estas pruebas se desarrollen con normalidad.

La seguridad en el interior de las diez sedes en las que se realizan los exámenes corresponde a la Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Junta, si bien recibirán el apoyo del Cuerpo Nacional de Policía en Jaén y de la Guardia Civil. Del mismo modo, las policías locales de las respectivas ciudades establecerán dispositivos de tráfico para que no se produzcan dificultades en los accesos. De igual modo, también se habilitarán determinadas zonas de aparcamientos en aquellos municipios en los que sea necesario. Igualmente, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil aumentará la presencia en las principales vías de comunicación de la provincia, ya que los alumnos se desplazan a las cuatro sedes desde diferentes municipios.

La Universidad de Jaén remitirá al alumnado una comunicación en la que se resume toda la información con las normas de seguridad, los accesos, las posibles incidencias y las recomendaciones necesarias para la realización de los exámenes.

Autor

Fuente: Subdelegación del Gobierno en Jaén.

La UJA proporciona formación y apoyo técnico agrícola con recursos sostenibles y localmente disponibles al grupo étnico ‘batwa’ en Ngozi (Burundi)

Trabajos agrícolas realizados por la población del grupo étnico ‘batwa’, en Ngozi (Burundi).

La Universidad de Jaén (UJA) ha culminado con éxito una iniciativa que ha permitido proporcionar formación y apoyo técnico agrícola con recursos sostenibles al grupo étnico ‘batwa’, en Ngozi (Burundi), a través de distintas experiencias demostrativas in situ, con el fin último de contribuir a la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición de esta población. Se trata del proyecto de cooperación internacional de la UJA denominado ‘Asesoramiento y promoción de medidas correctoras de las deficiencias en la calidad de los suelos y conservación de semillas a través de la utilización de recursos locales de la zona de Ngozi (Burundi)’, que ha sido desarrollado por un equipo de investigación liderado por el catedrático de Ecología Roberto García Ruiz, que ha contado con el apoyo de la ONG ‘Se Puede Hacer’ (SPH).

 “Fuimos a enseñarles a utilizar fuentes de nutrientes locales, materia orgánica, para poder suplir la demanda de nutrientes para los cultivos. También les enseñamos cómo cultivar maíz, cuándo sembrar, cómo conservar las semillas, la forma de recolectar y, sobre todo, cómo pueden hacer uso de los fertilizantes orgánicos que están localmente disponibles. Y es que los ‘batwa’, originariamente, son cazadores-recolectores, con escasa cultura y conocimientos para cultivar y producir alimento, de ahí el objetivo del proyecto”, explica Roberto García Ruiz.

 Según detalla el investigador de la UJA, todos los procesos para el cultivo se ensayaron en el poblado, de tal manera que se parcelaron y vallaron varias unidades experimentales para proceder a la plantación de semillas y añadir las fuentes de materia orgánica. Así, los investigadores transmitieron a los ‘batwa’ conocimientos precisos para que ellos mismos pudieran hacer el seguimiento de las plantaciones de maíz y recolectar la cosecha. “También procedimos a medir la cantidad de biomasa y de grano que se había producido en cada tratamiento. Pero la idea es que todo esto lo aprendiesen a hacer ellos”, indica el catedrático de Ecología de la UJA.

Los resultados del proyecto desarrollado en Burundi han sido “espectaculares”, según el investigador de la UJA, que explica que “se llegó a producir con ‘bokashi’ una cantidad anual de grano similar a la que produce en una hectárea en Estados Unidos, pero sin necesidad de usar herbicidas, insecticidas o cualquier otro tipo de producto químico, sino mediante recursos locales”.

Además de los objetivos generales anteriormente indicados, el proyecto perseguía otros fines como: mejorar la productividad del suelo sin dependencia del exterior; testar distintos sistemas de conservación de semillas locales de distintos cultivos; fomentar el empoderamiento de un grupo ‘batwa’; seleccionar y propagar plantas arbóreas y arbustivas de interés para la formación de setos seminaturales intercalados en los cultivos que aumenten la biodiversidad y permitan el alojamiento de especies que control de plagas; y formar e implicar a estudiantes de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Ngozi en las tareas formativas y de comunicación de la etnia batwa. En el desarrollo del proyecto ha sido “clave” la participación de la ONG SPH, “sin la que no hubiera sido posible la ejecución del mismo”, concluye García Ruiz. 

Autor

Gabinete de Comunicación UJA

Etiquetas