La Universidad de Jaén oferta para el curso académico 2020-2021 un total de 2.907 plazas de alumnado de Grado, 1.585 de Máster y 219 de Doctorado

La Universidad de Jaén oferta para el curso académico 2020-2021 un total de 2.907 plazas de alumnado de Grado, 1.585 de Máster y 219 de Doctorado

La Universidad de Jaén (UJA) oferta para el curso académico 2020-2021 un total de 2.907 plazas de alumnado para las titulaciones de Grado, 1.585 de Máster y 219 de Doctorado, con el objetivo de ajustar la oferta y la demanda.

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Jaén aprobó el pasado 14 de mayo la oferta de plazas de alumnado para las titulaciones de Grado, Máster y Doctorado para el curso académico 2020-2021.

En lo que se refiere a las titulaciones de Grado, la primera fase o fase ordinaria, en la que se ofertan todas las plazas disponibles, el plazo de presentación de solicitudes es del 16 de julio al 21 de julio. Y la segunda fase o fase extraordinaria, en la que sólo se ofertarán las plazas que hayan quedado libres tras la primera fase, el plazo de presentación será del 22 al 25 de septiembre.

En cuanto a Postgrados, el plazo de preinscripción se abrió ayer y permanecerá abierto hasta el 16 de julio. En septiembre se abrirá una última preinscripción en aquellos títulos en donde queden plazas libres.

Autor

Gabinete de Comunicación y Proyección Institucional de la UJA (C.Q.R.)

Investigadores de la UJA implementan un sistema de monitorización que contribuya a garantizar la calidad de vida de personas mayores en el hogar durante periodos de confinamiento

Una persona mayor, en su hogar.

Investigadores de la Universidad de Jaén (UJA) desarrollan el proyecto ‘MERCEDES’ para implementar un sistema de monitorización que permite garantizar la calidad de vida de las personas mayores en su hogar, de tal manera que se presenta como una herramienta de evaluación sobre el impacto que el confinamiento por la pandemia del coronavirus tiene en las mismas. La denominación completa de la iniciativa es ‘Entornos multimodales para reconocer y controlar eventos diarios de personas mayores con sensores’ (‘Multimodal Environments for Recognizing and Controlling Elderly Daily Events with Sensors’) durante confinamientos prolongados por COVID-19.

El profesor del Departamento de Informática de la UJA Javier Medina Quero, responsable del proyecto, explica que el nombre del mismo hace referencia a su abuela, quien sufrió un ictus hace diez años cuando estaba sola en casa. “MERCEDES usa dispositivos ambientales, sensores muy pequeños integrados en los objetos cotidianos, y un dispositivo de muñeca muy ligero que posee gran autonomía y mide la actividad del usuario y su frecuencia cardíaca”. El investigador detalla que la principal ventaja del sistema es su baja invasividad y gran autonomía, “que permite su implantación sin interferir en la vida cotidiana de las personas”.

En cuanto a los principales objetivos y resultados del proyecto MERCEDES, los investigadores pretenden evaluar la plataforma en treinta personas mayores de 65 años en un entorno real domiciliario y posteriormente dispensar los datos de actividad cotidiana a los cuidadores y servicios sociosanitarios, con el fin de evaluar indicadores de sus necesidades básicas, así como métricas de supervisión de su estado de salud. También se busca la extrapolación de las medidas de deterioro de actividades por la incidencia del confinamiento como datos de control sobre la duración del mismo y la realización de un proceso de evaluación de mejora continuada, para ofrecer un sistema escalable a gran escala de personas mayores y vulnerables como herramienta de seguimiento ante la enfermedad de la COVID-19 y otras posibles emergencias sanitarias.

La metodología y cronograma para el desarrollo del proyecto se han apremiado para adelantar su implantación el próximo otoño. Las etapas a seguir por los miembros del equipo multidisciplinar de MERCEDES son las siguientes: desarrollo de dos prototipos que permitan su despliegue en noviembre en casas reales de personas mayores, junto con un despliegue y evaluación en una primera ronda de diez casas con personas que vivan solas, así como evaluación y supervisión de las personas y del sistema durante dos meses. Finalmente, se realizará otro despliegue y evaluación en una segunda ronda de diez casas con personas que vivan en pareja. El proyecto se realizará con una metodología de mejora continuada que incluya los requerimientos, punto de vista y modificaciones que determinen los usuarios del sistema: los familiares y servicios socio-sanitarios. El proyecto MERCEDES tiene como objetivo la entrega de un sistema final para su futuro despliegue en escalas de gran población para personas mayores y realizar la difusión de los resultados de la investigación de la ciudad de Jaén sobre COVID-19 y envejecimiento en foros científicos y tecnológicos.

Este proyecto se ha presentado en la convocatoria del Sistema Andaluz del Conocimiento para proyectos de investigación sobre el SARS-COV-2 y la
enfermedad COVID-19, cofinanciados con Fondos FEDER.

En el desarrollo de la iniciativa inciden aspectos como el uso de estos dispositivos inteligentes y el reconocimiento de actividades, los cuales forman parte de la línea de investigación ‘ASIA’ sobre Internet de las Cosas, en la que participa Javier Medina y la también investigadora del Departamento de Informática de la UJA Macarena Espinilla Estévez.

El sistema ha visto la luz gracias al trabajo de Aurora Polo Rodríguez, quien lo ha desarrollado como parte del Proyecto Colaboración con departamentos de universidades junto a dos proyectos de investigación: ‘ACTIVA’, de ámbito nacional en Retos de la Sociedad, y el proyecto europeo ‘PharaOn’. A su vez, cabe destacar la multidisciplinariedad del proyecto en el área socio-sanitaria que aporta la fundación Ageing Lab, quien participa facilitando el conocimiento experto en este y otros proyectos sobre tecnología y envejecimiento con el grupo ASIA.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA

Etiquetas

La catedrática de la UJA Esther López Zafra analizó en UniRadio el confinamiento, la pandemia y la desescalada desde el punto de vista psico-social

Esther López, entrevistada por Julio A. Olivares.

El programa radiofónico ‘Campus: panel de expertos’, dirigido por Julio Ángel Olivares Merino, contó esta semana con la presencia telemática de la investigadora de la Universidad de Jaén Esther López Zafra, catedrática de Psicología Social, quien en términos de análisis quiso desgranar todos los aspectos psicológicos derivados de la situación actual en relación con la COVID-19. Durante la entrevista, se desglosaron conceptos de la nueva realidad como el teletrabajo, la infoxicación, las brechas tanto digital como pisco-social, además de otros aspectos tales como la salud mental, el individualismo, la colectividad y la esperanza en el fin de la pandemia.

En primer lugar, la invitada dio a conocer algunos aspectos del teletrabajo que deben tenerse en cuenta para el futuro. Pasada la improvisación y la urgencia de la adaptación durante las primeras semanas, es ahora cuando las empresas deben marcar pautas de corresponsabilidad eficaces para esta nueva modalidad de trabajo. Esto implica respetar el horario laboral, cuidar el lenguaje escrito, además de la irascibilidad y medir el sobreesfuerzo psicológico de los trabajadores. De lo contrario, avisó López Zafra, “el trabajo online derivará en un ambiente tóxico, estresante y autoritario para el personal, algo que disminuirá su rendimiento debido al ‘burnout’ o desgaste, el cual ya sufren debido a los problemas de incertidumbre, conciliación familiar y brecha tecnológica entre los trabajadores”.

A continuación, la experta contextualizó la percepción del riesgo y miedo derivado de la pandemia. Las conclusiones de sus investigaciones confirman que “a más información, menor incertidumbre y ansiedad”. Por ello, subrayó la investigadora, se debe tratar de dar información directa y concisa, evitando ambigüedades y contradicciones, especialmente desde el Gobierno, cuya transmisión de la información "ha sido poco clara”, en opinión de López Zafra. Sin embargo, el otro extremo es peligroso también, pues la infoxicación revierte en el individuo en forma de rumia y esta cuestión, sumada a factores externos como el empleo o los estudios, llevan a un estado de ansiedad permanente. En términos políticos, Esther López demandó un mayor arrojo y motivación personal para la población, pues la esperanza es necesaria.

Por otro lado, la investigadora afirmó que los países con valores más pro-sociales, femeninos y colectivistas, por ejemplo Corea del Sur o Finlandia, están gestionando mejor la crisis sanitaria que países más individualistas, como Estados Unidos o Brasil, porque según López Zafra, “el egoísmo y particularismo hacen que la percepción del riesgo sea menor, y, por tanto, haya que sancionar socialmente a esa minoría ruidosa que pone en peligro al resto de la sociedad”.

Seguidamente, siempre a preguntas del entrevistador, la experta se refirió a la introspección y la empatía en el confinamiento. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Manchester, los estilos de pensamiento rumiativos, centrados en el análisis obsesivo de un problema, incapacitan al individuo a la hora de tomar decisiones y le provocan estrés o ansiedad. Por suerte, se puede trabajar con la inteligencia emocional a través del ‘mindfulness’, que evita la infoxicación de un problema personal. El exceso de empatía también puede derivar en la rumiación y, por ello, se recomienda no hacer un ejercicio de introspección constante y abrir la mente para prestar atención a los factores sociales, personales y ambientales durante esta situación.

Por último, la docente dejó claro que de cada uno depende el aprendizaje adquirido en este año 2020, ya que la memoria es selectiva y habrá personas que optarán por la evitación o la estigmatización social antes que afrontar, de forma madura y responsable, un problema y salir más fuertes de pandemias como la COVID-19. Gracias a las fases de desescalada y a la consecución de metas a corto plazo, se generan esperanzas que, de forma gradual y valorando el riesgo, permitirán obtener una experiencia resiliente derivada de la incuestionable capacidad de adaptación humana.

Como broche final al encuentro radiofónico, Esther López destacó que “hay que cuidarse física y psico-socialmente”. Según la investigadora, en este tipode experiencias traumáticas, “la salud mental, tan importante como la salud física, es siempre la gran olvidada por parte de las administraciones públicas y la falta de atención en este ámbito constituye, indudablemente, un peligro colectivo ante un futuro rebrote”.

Enlace podcast

 

Enlace Youtube

Autor

Fuente: UniRadio Jaén (M.P. R.).

Un estudio a alumnado de Psicología de la UJA durante el confinamiento revela el incremento y posterior disminución de sus niveles de desánimo y ansiedad-estado, conforme pasaban las semanas

Los profesores Casandra Isabel Montoro Aguilar y Javier Rodríguez Árbol, junto al doctorando Alberto Ruiz Osta.

Estudiantes de la asignatura ‘Evaluación Psicológica Aplicada’ del 2º curso del Grado de Psicología’ realizaron como actividad autoformativa una autoevaluación de su estado de ánimo y bienestar durante las dos primeras semanas de confinamiento, bajo la dirección de los profesores del Departamento de Psicología de la Universidad de Jaén Casandra Isabel Montoro Aguilar y Javier Rodríguez Árbol.

Aunque el objetivo inicial de esta actividad fue realizar una aplicación real de los contenidos de la asignatura en las circunstancias extraordinarias derivadas del estado de alarma, finalmente, con el consentimiento del alumnado, los datos fueron volcados en una base de datos de forma confidencial y anónima para su análisis, trabajo realizado en colaboración con el alumno de doctorado Alberto Ruiz Osta.

Los análisis iniciales realizados evidencian un incremento en el nivel de desánimo y ansiedad-estado tras la primera semana de confinamiento, en comparación con el primer día en el que se recogió el nivel basal de ésta. Tras esta primera semana, la ansiedad-estado comenzó a disminuir hasta alcanzar prácticamente los valores basales. Igual ocurrió con los niveles en depresión o estado de ánimo bajo. Sin embargo, no se observó un decremento a niveles basales como ocurrió con la ansiedad-estado. Esta era menor tras las dos semanas de confinamiento con respecto a la primera semana, pero seguía siendo significativamente mayor que el primer día.

En cuanto a las variables de calidad de vida, solo se observaron diferencias significativas en variables como la vitalidad, salud mental y la función social. Más específicamente, se observó un decremento en vitalidad, salud mental y función social. El primero indicativo de un mayor cansancio y agotamiento, el segundo de una mayor sensación de nerviosismo y depresión y el tercero de una mayor interferencia de los problemas físicos y emocionales a la hora de realizar actividades normales.

Metodología

En concreto, bajo esta actividad, se pidió al alumnado que rellenara una serie de cuestionarios validados para medir diferentes factores psicológicos. Más específicamente, el primer día de confinamiento 160 alumnos rellenaron cuestionarios que sirvieron para obtener una línea base de factores como la ansiedad estado y rasgo, características de personalidad (neuroticismo, psicoticismo y extraversión), estrategias de afrontamiento, tolerancia a la incertidumbre, estilo atribucional a la hora de explicar los acontecimientos tanto positivos como negativos, depresión y calidad de vida.

Además de ello, cada día debían rellenar un autorregistro midiendo el estado de ánimo, el nivel de ansiedad y bienestar diarios y a lo largo de los 4 momentos temporales principales del día (por la mañana, al mediodía, a media tarde y por la noche). También se les pidió, que anotaran observaciones acerca de cómo se sentían y factores que podrían estar afectando a su mejor o peor estado de ánimo, nivel de ansiedad y bienestar. Finalmente, tras cada semana de confinamiento, el alumnado tuvo que rellenar de nuevo los cuestionarios que medían calidad de vida, depresión y ansiedad estado. Los alumnos integraron la información recogida en forma de un informe psicológico de carácter cualitativo, el cual debía contener los aspectos de mayor relevancia al respecto de su propia evolución. 

El profesorado responsable del estudio asegura que, aunque preliminares, “estos resultados nos sirven para comprobar el efecto negativo que ha tenido la situación de pandemia en nuestros estudiantes y para orientar en el desarrollo de estrategias a nivel docente, que no únicamente tengan en cuenta la continuidad en el aprendizaje y evaluación de los contenidos, sino también la salud psicológica del alumnado”. En este sentido, valoran positivamente y destacan el trabajo realizado desde el Gabinete de Psicología de la UJA relativo al apoyo y consejo ofrecido en la etapa de confinamiento a la comunidad universitaria.

Además de este análisis, se realizará otro adicional para comprobar si el incremento o decremento significativo en los factores psicológicos evaluados fue debido al efecto de características estables de personalidad y el uso de estrategias concretas de afrontamiento, así como una mayor tolerancia a la incertidumbre y un estilo atribucional concreto.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

Etiquetas

Un estudio de la UJA muestra que el aceite de oliva virgen extra causa un cambio en la flora bacteriana intestinal relacionado con la prevención del cáncer colorrectal

El investigador José Juan Gaforio, en una imagen de archivo en su laboratorio.

Investigadores del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de Jaén (UJA) y del Centro de Estudios Avanzados en Olivar y Aceite de Oliva de la UJA han demostrado que las dietas altas en grasa de aceite de oliva virgen extra (AOVE) causan un cambio en la flora bacteriana intestinal que se relaciona con la prevención del cáncer colorrectal.

Este proyecto de investigación surge en el actual contexto de expansión de dietas excesivamente ricas en grasa en el mundo occidental. “Depende de las características concretas de cada país, pero aceites como el de girasol o incluso el aceite de coco, están ganando adeptos. Por ello, quisimos comparar esos dos aceites también provenientes de grasas vegetales con el aceite de oliva virgen extra”, señala José Juan Gaforio, catedrático de Inmunología de la UJA y principal responsable de la investigación.

El objetivo del estudio consistió en el análisis comparativo del efecto de tres dietas altas en grasa diferentes, basadas en AOVE, aceite de girasol y aceite de coco, sobre la microbiota intestinal para analizar si crean las condiciones microambientales que promueven o previenen el cáncer colorrectal. “Científicamente hay evidencias de que ciertas bacterias intestinales que conforman la microbiota intestinal, en función de su aumento o disminución, son capaces de prevenir o incentivar el cáncer colorrectal”, indica el catedrático.

Para llevar a cabo la intervención dietética utilizaron un modelo animal y evaluaron la microbiota asociada a la mucosa del colon de ratones alimentados con aceite de coco, aceite de girasol o AOVE como única fuente de grasa. “El cáncer no aparece por un solo evento sino por la influencia de un conjunto de varios eventos. En este estudio en concreto analizamos si en el intestino de los ratones se produce un ambiente antiinflamatorio o proinflamatorio, según aumenten o disminuyen una serie de bacterias”, explica el investigador de la UJA.

Los resultados del estudio muestran que todas las dietas utilizadas produjeron una disbiosis, es decir, un desequilibrio microbiano que reduce la riqueza y diversidad de la microbiota intestinal. En concreto, a partir de la dieta rica en AOVE se produjo un cambio en la flora bacteriana intestinal asociado a un microambiente antiinflamatorio, caracterizado por la disminución de las bacterias  Enterococcus, Staphylococcus, Neisseria y Pseudomonas, el aumento de la relación Firmicutes / Bacteroidetes y el mantenimiento de la población de Akkermansia. En ese sentido, ese efecto supone un factor protector para que no se desarrolle cáncer colorrectal.

En caso contrario, las dietas altas en grasa de aceite de coco y de aceite de girasol generaron un microambiente intestinal proinflamatorio. Por un lado, el aceite de coco conllevó la disminución de Akkermansia y el aumento de Staphylococcus, Prevotella y Bacteroides. Por otro, el aceite de girasol derivó en la reducción de Akkermansia y la Bifidobacterium, junto al incremento de Sphingomonas y Neisseria. Esta relación generó un medio ambiente proinflamatorio, tanto con el aceite de coco como con el aceite de girasol, lo que significa un factor de riesgo para el desarrollo del cáncer colorrectal.

“Esta investigación vuelve a corroborar que el aceite de oliva virgen extra es un aceite saludable. Es importante además porque el AOVE se confirma como más saludable para la flora bacteriana intestinal que los otros dos tipos con los que se ha comparado, el aceite de girasol y el aceite de coco, sobre el que no hay ninguna evidencia científica de su efecto saludable en dietas alimentarias”, argumenta José Juan Gaforio.

Esta investigación ha sido realizada por José Juan Gaforio, junto a los investigadores de la UJA Cristina Sánchez, Carmen Rodríguez e Ignacio Algarra. El estudio ha sido publicado por la prestigiosa revista Nutrients, y ha contado con financiación procedente del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), fondos FEDER a través del ‘Programa CIEN’, así como por el Instituto de Estudios Giennenses y la Compañía Aceites del Sur-Coosur, SA en el marco del proyecto METASIN.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA

Etiquetas

La UJA lanza una iniciativa para recopilar los testimonios y vivencias de la comunidad universitaria durante la pandemia por COVID-19

Imagen de la iniciativa #AGUJArchivaCOVID.

La Universidad de Jaén ha lanzado la iniciativa #AGUJArchivaCOVID, coincidiendo con la conmemoración este martes 9 de junio del Día Internacional de los Archivos, a través de la que pretende recopilar, para su divulgación y posterior conservación, los testimonios y vivencias de la comunidad universitaria durante el periodo de pandemia por COVID-19, con el objetivo de que formen parte de la historia de la UJA.

De esta manera, los miembros de la comunidad universitaria podrán enviar sus documentos, tanto fotografías, grabaciones, documentación gráfica o textual, etc. a través un formulario. También se podrá utilizar, si por tamaño no se puede enviar a través del mismo, el sistema FATFILE enviándolo al correo: archivo@ujaen.es.  

Desde el Archivo General de la UJA se señala que estos documentos constituirán una fuente de inestimable valor para la historia. Una acción encomendada por organismos como la UNESCO, el Consejo Internacional de Archivos y la Conferencia de Archiveros de Universidades Españolas.

Por otro lado, el Archivo General de la Universidad de Jaén ha dado a conocer los resultados y ganadores de la III edición del Quiz Game, actividad también enmarcada en la conmemoración del Día Internacional de los Archivos, que consistía en un juego virtual con diez preguntas relativas a diversos aspectos de la UJA que podían responderse navegando por su página web. En total, el concurso ha contado con 181 participantes, de los que 50 han conseguido hallar las respuestas correctas a las preguntas, con lo que recibirán en sus correos electrónicos el diploma conmemorativo y las indicaciones para recoger su premio.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

Etiquetas

La UJA activa el chat ADA para responder a cuestiones relacionadas con las Pruebas de Acceso y Admisión a la Universidad

La UJA activa el chat ADA para responder a cuestiones relacionadas con las Pruebas de Acceso y Admisión a la Universidad

La Universidad de Jaén (UJA) ha habilitado un chatbot, llamado ADA, para responder a todas las preguntas relacionadas con las Pruebas de Acceso y Admisión a la Universidad (PEvAU), anterior Selectividad, cuya convocatoria de junio tendrá lugar los días 7, 8 y 9 de julio en toda Andalucía.

Éste es un asistente basado en Inteligencia Artificial (IA). ADA es una agente conversacional, que permite resolver todas las dudas acerca de la preinscripción y de la matrícula del primer curso en la Universidad de Jaén. ADA puede resolver cuestiones como: informar sobre notas de corte de las titulaciones; cuándo tienen lugar los exámenes de las pruebas de acceso; si se puede presentar para mejorar nota, cómo conocer el resultado en los exámenes, o si se puede hacer la preinscripción sin tener las notas.

A ADA se puede acceder a través de la página web que la Universidad de Jaén ha creado para mantener informar sobre las Pruebas de Acceso y Admisión a la Universidad para estudiantes de Bachillerato y Ciclos Formativos de Grado Superior: https://www.ujaen.es/estudios/acceso-y-matricula/acceso-grados/pruebas-de-acceso-y-admision-la-universidad-para-estudiantes-de-bachillerato-y-1

Autor

Gabinete de Comunicación y Proyección Institucional de la UJA (C.Q.R.)

Etiquetas

La Universidad de Jaén reanuda las prácticas académicas externas presenciales de su alumnado

Esta reanudación tendrá en cuenta que no impliquen la presencia en los recintos universitarios.

La Universidad de Jaén ha reanudado las prácticas académicas externas presenciales de su alumnado, que quedaron interrumpidas el pasado 13 de marzo ante la situación provocada por la pandemia por COVID-19.

Esta reanudación se realiza atendiendo escrupulosamente a las directrices que se contengan en las distintas fases del plan para la transición hacia una nueva normalidad, respecto a los criterios de movilidad dentro de Andalucía o de otras comunidades autónomas, si las prácticas se realizan en ellas.

En este sentido, durante la transición a una nueva normalidad solo se podrán llevar a cabo estas prácticas en aquellas áreas de actividad autorizadas por el Gobierno Estatal y Autonómico, quedando fuera las previstas en centros sanitarios.

Además, su reanudación no significa que se abandonen las prácticas que se vienen desarrollando de forma telemática, sino que los dos modos se podrán desarrollar simultáneamente o en combinación. De hecho, las prácticas académicas externas deberán desarrollase prioritariamente de forma telemática o adaptarse a una modalidad semipresencial, y como última opción, se desarrollarán de forma presencial. En cualquier caso, para la realización de prácticas externas presenciales deberán estar de acuerdo la entidad colaboradora y el estudiante.

Asimismo, solo se autorizan prácticas académicas externas, presenciales o no presenciales, en empresas que no se encuentren afectadas por un procedimiento de regulación de empleo, excepto si éste está ligado a una parte específica de la empresa, no relacionada con la actividad formativa que desarrollará el estudiantado.

Esta reanudación tendrá en cuenta que las prácticas académicas externas, que se desarrollen en empresas o entidades externas a la Universidad, no impliquen la presencia en los recintos universitarios, sino en entidades tanto públicas como privadas que estén retomando su actividad de forma presencial, respetando siempre las medidas sanitarias que estén establecidas en dichas empresas o entidades, y el informe de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social con motivo de la declaración del estado de alarma. “En el procedimiento de asignación de prácticas académicas externas deberá rubricarse por las partes interesadas, alumnado y empresa o entidad colaboradora, un documento donde debe existir una referencia explícita al compromiso de ésta en lo referente a seguridad y prevención de riesgos laborales, cuya rúbrica será requisito imprescindible en todas las prácticas desarrolladas”, indica que el Vicerrector de Transferencia de Conocimiento, Empleabilidad y Empleo de la UJA, Pedro Pérez.

Por su parte, la Vicerrectora de Coordinación y Calidad de las Enseñanzas, Hikmate Abriouel, añade que las prácticas académicas externas en instalaciones de la Universidad de Jaén podrán desarrollarse únicamente en modalidad no presencial. Asimismo, en el caso de prácticas académicas externas curriculares en títulos que dan acceso a profesiones reguladas, Hikmate Abriouel señala que las mismas estarán sujetas al esquema establecido, en su caso, por las Consejerías de la Junta de Andalucía competentes en la materia, así como a las recomendaciones y acuerdos alcanzados por las conferencias nacionales de Decanos/as, a fin de que las competencias adquiridas por el estudiantado sean similares en todo el territorio nacional.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.).

'​Blockchain en la Universidad', la tecnología disruptiva que revolucionará la certificación académica

Portada de la quinta edición 'TIC 360ºinforme'.

La crisis originada por la pandemia de la COVID-19 ha dado un vuelco al Sistema Universitario Español, que en pocos días se ha visto obligado a trasladar todo su sistema de docencia presencial a otro no presencial. Gracias a que las tecnologías educativas 'online' ya estaban presentes en las universidades españolas, se ha podido garantizar la calidad de la formación ofrecida en una situación tan compleja. En este escenario, Crue Universidades Españolas publica 'Blockchain en la Universidad', quinta edición del informe TIC 360º, dedicado ahora a la tecnología emergente de registros distribuidos o cadena de bloques, conocida como Blockchain.

Las aplicaciones de este sistema que las universidades españolas comenzaron a implementar en 2018 con la creación de la red BLUE (Blockchain Universidades Españolas) pueden revolucionar la forma de entender la gestión y emisión de los títulos, lo que cobra un valor extraordinario en estos tiempos.

Según el coordinador de este trabajo, el presidente de Crue TIC y Rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega, esta tecnología puede ser empleada como una nueva forma de emitir, verificar y validar las credenciales de la formación universitaria de una forma más completa y sustituir al diploma académico tradicional, que ha sido durante generaciones el único mecanismo de acreditación de la educación universitaria para optar al mercado de trabajo.

"El currículum académico que es valorado para acceder al ámbito laboral tiende a ser configurado como una compilación de formación, competencias y habilidades cuyas acreditaciones estarán sujetas a procesos de validación que deben adaptarse a esta nueva estructura curricular", señala el presidente de Crue-TIC en la introducción de este informe. Además, avisa de que, en una sociedad orientada cada vez más a la digitalización, "los mecanismos que permitan garantizar la veracidad de estas credenciales deben incorporar procesos digitales que los doten de la fiabilidad y la flexibilidad que demanda este nuevo escenario".

El trabajo consta de ocho capítulos firmados por nueve autores: Andrés J. Prado (Universidad de Castilla La Mancha), Antonio Tenorio (Decentralized Science), Ricard Martínez (Universidad de Valencia), Diego R. López (Telefónica I+D), Lluís Alfons Ariño (Universitat Rovira i Virgili), Jesús Ruiz (Alastria), José Luis Hernández y Francisco Cruz (ambos de la Universidad Carlos III de Madrid) y Carlos Castro-Iragorri (Universidad del Rosario, Colombia).

El informe se divide en dos partes: por un lado, analiza la situación estratégica de blockchain y su posible adopción en el Sistema Universitario Español y, por otro, expone casos de uso de esta tecnología. En este segundo bloque se encuentra el caso de European Blockchain Services Infraestructure (EBSI), el proyecto de la Comisión Europea para dar servicios públicos transfronterizos, del que forman parte 30 países, entre ellos España, y en el que ya está trabajando Crue-TIC. También destaca en la segunda parte del documento el caso de Alastria, una asociación sin ánimo de lucro que fomenta la economía digital a través del desarrollo de tecnologías blockchain; el caso de la Universidad Carlos III de Madrid, que está utilizando esta tecnología para la certificación y acreditación de competencias en 'cursos cero', y la experiencia de las universidades colombianas.

Autor

Fuente: CRUE Universidades Españolas

Etiquetas

Un estudio concluye que las personas se sienten responsables para adoptar medidas que contribuyan al bien común ante la gravedad del Covid-19

Un estudio concluye que las personas se sienten responsables para adoptar medidas que contribuyan al bien común ante la gravedad del Covid-19

Una investigación realizada por la profesora titular de Psicología Social de la Universidad de Jaén (UJA), Beatriz Montes Berges, con más de 750 participantes, ha puesto de manifiesto que, en general, las personas se sienten responsables, con disposición a adoptar las medidas que se impongan para contribuir al bien común y conscientes de la gravedad de la situación producida por la crisis sanitaria del Covid-19.

Este estudio ha sido realizado por la doctora Montes Berges en colaboración con una de sus estudiantes Isabel Montiel, que está preparando su Trabajo Fin de Grado (TFG) de la titulación de Educación Socia,l sobre el duelo en el confinamiento. “Son muchos los estudios que se han realizado sobre el duelo, que más allá del sentimiento que produce la muerte de un ser querido, se relaciona con una pérdida que puede abarcar las relaciones amorosas o amistades, el empleo, las propias capacidades o habilidades por una enfermedad, o la libertad”, explica la profesora. “Cuando experimentamos un duelo, por ejemplo, por el fallecimiento de algún familiar, entra dentro de la normalidad (que no de lo deseable) que sintamos enfado, culpa, ira, frustración, desesperación o tristeza, y que intentemos pensar que no ha pasado (negación), negociar con algún tipo de fuerza superior (Dios, las leyes éticas o universales) cómo podemos revertir el proceso, hasta que finalmente lo aceptamos y nos ponemos en una actitud de adaptación a la nueva situación y de resolución de lo que podamos mejorar de ella”, expone.

En estos momentos de pandemia, la investigadora de la UJA y su estudiante han realizado un estudio acerca de cómo se estaba viviendo el duelo del confinamiento. “Se trata de analizar cómo se siente la población ante el duelo de la pérdida de libertad, y si este proceso se podía ver influido por distintas variables como el haber vivido otro duelo en menos de un año o la orientación política que tuvieran las personas”, dice.

Los resultados del estudio muestran que las personas que participaron “se sentían responsables, esperanzados y dispuestos hacer cualquier cosa (quedarse en casa, alejarse de sus seres queridos o salir solo para lo imprescindible) para reducir los efectos de la pandemia”, y añade que “las personas están concienciadas de que seguir todas las medidas de seguridad establecidas de manera responsable es la única manera de reducir el número de infectados y fallecidos por Covid-19”. A pesar de que los participantes declaraban sentirse enfadados, frustrados y desesperados en ocasiones por el confinamiento, Montes Berges asegura que también expresaban que llevaban una vida activa, “que sentían que había menos dificultad en las relaciones entre las personas con quienes compartían la reclusión y que les había servido para hacer cosas que les gustaban, lo que nos lleva a pensar que el duelo por el confinamiento se está llevando muy bien por parte de nuestra población”.

Para esta investigadora, es muy gratificante comprobar que estas personas “eran muy conscientes de la gravedad de la situación; que entendían como una oportunidad para que la población sea consciente de las cosas realmente importantes de la vida, y que nos ofrece una reflexión sobre cada persona, sus actos para la sociedad y el medio, pudiendo transformar aquello que no nos gusta”. En este sentido, manifestó que “ojalá no se quede en un efecto de estos momentos y verdaderamente, construyamos, a partir de ahora, una sociedad más responsable y mejor”.

Autor

Gabinete de Comunicación y Proyección Institucional de la UJA

Etiquetas